Angela Merkel felicita calurosamente a Grecia pero dice que debe continuar la austeridad

Merkel que felicitaba calurosamente y con mayor fogosidad las calles se encendían con miles de personas protestando en Atenas.

La ciudad blindada para garantizar la seguridad de la dama y las fuerzas represivas repartiendo palos, gases lacrimógenos y deteniendo personas que se manifestaban. Samaras afirmó que no está pidiendo favores ni más dinero, sino la oportunidad de permitir que Grecia se ponga de pie. En realidad fue más gráfico y pidió «oxígeno». Un oxígeno que él personalmente ha impedido que llegue al persistir en recortes y ajustes que solo traen hambre, miseria  y desesperación.

Esta es la información distribuida por las agencias internacionales, que son -en efecto- una burla sin precedentes a un pueblo que ya no puede más. Claro, eso a ella (y a sus secuaces de Bruselas) la tiene muy sin cuidado.

La Noticia:

La canciller federal alemana Angela Merkel pidió hoy a los griegos tener paciencia y les pidió mayores esfuerzos para hacer frente a la crisis que afecta a ese país, durante su visita a Grecia, marcada por protestas, que concluyeron en enfrentamientos.

La jefa del gobierno alemán llegó esta mañana a Atenas para una visita oficial de un día, la primera desde 2007, en medio de un intenso dispositivos de seguridad por la presencia de miles de personas que salieron a las calles para expresarle su rehazo.

En una rueda de prensa junto al primer ministro griego, Andonis Samarás, Merkel destacó los esfuerzos que ha llevado acabo el gobierno heleno para resolver la crisis, aunque consideró que es necesario hacer mucho más para regresar a la economía al crecimiento.

La canciller reconoció que es muy dura la situación que enfrentan el gobierno y pueblo griego, pero consideró las medidas de austeridad son necesarias para evitar una recesión más profunda, reducir la deuda y restaurar la competitividad de Grecia.

«Si no resolvemos los problemas ahora, volverán a aparecer más adelante de forma más dramática, indicó, tras afirmar que el duro camino que está siguiendo Grecia dará resultados, «van a tener su recompensa», afirmó, según un reporte de la agencia de noticias AMNA.

Merkel consideró que Grecia va por buen camino y aunque parece que está en medio de un túnel sin fondo, siempre hay una luz al final y que las reformas aplicadas lograran superar todas las dificultades y regresar la estabilidad al país.

La mandataria alemana consideró que es necesario mucha paciencia para ver resultados y superar los desafíos, «los logros no se verán de la noche a la mañana… a otros países que han tenido problemas les ha llevado ‘décadas’ levantarse», subrayó.

La canciller dejó claro que no acudido a Grecia como profesora para hacer un examen a las reformas aplicadas por el gobierno de Samaras, sino como socia y amiga para expresar su apoyo a un país que está atravesando un camino difícil.

Merkel instó al gobierno heleno a seguir con sus esfuerzos para sacar al país de la crisis, mientras que Samaras aseguró que «Grecia está decidida a llevar a cabo las reformas necesarias para acabar con la crisis».

Pese al apoyo y solidaridad expresado por la mandataria alemana para los problemas que afronta Grecia, la población se manifestó en contra de su visita, le expresó que no era bienvenida y que está harta de las acciones anti crisis de las autoridades.

Desde las primeras horas de este martes, miles de griegos salieron a las calles para participar en una de las mayores protestas en meses para marchar hasta el Parlamento, desafiando la prohibición impuesta por las autoridades de participar en protestas este martes.

Para resguardar la seguridad, la policía antidisturbios desplegó más de siete mil hombre en los alrededores de la Plaza la Plaza Syntagma, ubicada frente al Parlamento, donde el primer ministro se reunió con la canciller federal alemana.

Un grupo de manifestantes intentó derribar la muralla de acero colocada en las calles de acceso al Parlamento, provocando un duro enfrentamiento entre las partes, que llevó a la policía a reprimir la manifestación.

La Policía de Grecia lanzó granadas de estruendo y gas pimienta para dispersar a los manifestantes, quien repelieron a las fuerzas de seguridad lanzándoles piedras de mármol, bombas molotov y otros objetos.

En un comunicado la Policía informó que los enfrentamiento desatados en los alrededores del Parlamento dejaron decenas de heridos de ambos bandos y entre 60 y 90 detenidos, aunque reportes de medios internacionales estimas en más de 200 los manifestantes arrestados.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS