Publicado en: 18 marzo, 2019

Andropobsceno

Por Iñaki Urdanibia

Un muy interesante libro que abre muchas pistas para la reflexión, para la emancipación…

Por Iñaki Urdanibia

« Creo que hoy, teniendo en cuenta que el sistema y su organización planetaria se han vuelto aprisionadores y carcelarios y que estamos en una crisis que se va a extender a todos los países, la aspiración aun mundo diferente se impone cada día más […]. Hoy…la falta no es el exceso de consumo. Así que hemos experimentado la sobreabundancia y la escasez y ahora la cuestión es ¿cuál es la continuación de la historia? Alain Fournier decía: “ No sabemos a dónde vamos, pero vamos”»

                                                    ( Pierre Rabhi )

Comienzo con ua cita inicial aclaración inicial, ya que juzgo   que es necesaria ya que aclara un concepto que es el el quid de la cuestión y sobre el que giran ls reflexiones y propuestas del libro:  Antropoceno. «Un término propuesto por el químico neerlandés Paul J. Crutzen en 2000 para definir la nueva era geológica en la que se encuentra la Tierra. Según éste concepto, la actividad del ser humano ( “antropo”) está detrás de los principales cambios geológicos mundiales y han alcanzado en la actualidad un nivel de tal impacto que su huella puede ya, o podrá en el futuro, detectar en los estratos del planeta…»; aun no habiendo sido validado por la ciencia. El término ha cobrado presencia y popularidad en distintas disciplinas que van de la climatología, la biología o la geografía extendiéndose su uso más allá de la ciencias al periodismo, la filosofía, la sociología, la historia sin obviar la esfera artística. El tema que centra la atención de quienes manejan dicho concepto es hallar la fecha de su inicio ( del momento en el que la huella de la actividad humana se ha convertido en una fuerza geológica transformadora )tras haber dejado atrás el Holoceno ( para algunos la fecha de irrpción serían las pruebas nucleraes, otro se retrotraen al nacimiento de la industria, habiendo otros, todavía, que hayan la fecha en el surgimiento de la agricultura…).

Borja D. Kiza ( San Sebastián , 1975) nos ofrece una aproximación al asunto y a otros asuntos ligados con él en su « Antropoceno obsceno. Sobrevivir a la nueva (i)lógica planetaria», editado por Icaria.

Tomando como eje la dilucidación de la pertinencia, o no, de dicho concepto, el libro se convierte en una verdadera caja de herramientas para desvelar nuestro hoy en una amplia apertura a diferentes ópticas y miradas disciplinarias ( sociología, filosofía, arquitectura, economía, periodismo e historia). El mecanismo planteado, más bien ejecutado, por el autor consiste en armarse de argumentos para rebatir, y si es casos, convencer a su amigo J. ; su posición ante las miserias del mundo: él muestra su descontento y juzga que se ha de trabajar el actual estado de cosas, injusto a todas luces, mientras que su amigo aún admitiendo que las cosas optar por conformarse con lo que hay y limitarse a vivir la vida, sin mayores preocupaciones. Con el fin de recabar información , el autor se nutre de diferentes lecturas, de las que nos transmite algunas ideas clave( Zymunt Baumann, Gilles Deleuze…), al tiempo que realiza una serie de sabrosas entrevistas ( algunas quedan en meros intentos, pues quienes deberían ser entrevistados se hacen los longuis, o se niegan abiertamente a colaborar) con una serie de especialistas ( Edgar Morin,Bernard Stiegler, Pierre Rahbi, Yayo Herrero, Gilles Cément, Valérie Chansigaud, Santiago Cirugeda, Thierry Paquot, y otros) que ofrecen su opinión con respecto al mentado Antropoceno, y ya de paso se extienden en los aspectos esenciales que caracterizan nuestro presente, señalando sus limitaciones y proponiendo posibles salidas al menos en algunos sectores y actividades de la sociedad.

Las distintas visiones nos sitúan en unos tiempos de interregno-usando la expresión de Gramsci- en los que se entrecruzan diferentes aspectos esenciales propios del quehacer de los humanos: la educación y su papel clave en estos tiempos de telecracia, la economía que en su pretendida velocidad , habría de someterse a un proceso de (des)economía, a modo de freno ante la carrera desembocada. El objetivo de sobrevivir con decencia conduce a ciertas experiencias. Que nos son mostradas, en las que el ejemplo de lo pequeño ( small is beautiful), de la auto-organización, y la política inspirada en el colibrí, y la búsqueda de un equilibrio armonioso entre la vida, el amor y la evitación del miedo paralizante…Pedagogía, arquitectura, agricultura, antropología son algunos de los territorios transitados, siempre con el horizonte de alcanzar una vida más plenamente humano en el que los valores no sean los del consumo y la producción…sino aquellos que logran que no sintamos vergüenza ante « las playas abarrotadas de rascacielos, afluencias turísticas que arrasan con el entorno natural por el modelo de negocio desarrollado…- en propuesta de Cirugeda- siendo una herramienta para desactivar los miedos de la administración – de los técnicos y los políticos- y proponer mejoras para trabajar, desde la seguridad legal, en auto-construcción de una manera comunitaria y participativa».

No es cosa de destacar, estableciendo una especie de discriminador y comparativo hit-parade, más no puede dejar de señalar las certeras apreciaciones de Yayo Herrero sobre el poder del patriarcado y sus reflexione acerca de los sujetos patriarcales más allá de las divisiones binarias…como tampoco las citas elegidas de Gilles Deleuze -de su abecedario elaborado con su alumna y entrevistadora Claire Parnet- en las que propone completar una potencia, que provoca alegría, frente a la tristeza que supone la separación con respecto a dicha potencia…y mientras huye coge un arma que prescribía el pensador francés…y el libro que presento reúne unas cuantas de calibre, para enfrentarse a nuestra cotidianeidad.

COLABORA CON KAOS