Amnistía internacional confirma la sospecha de la matanza por parte de la OTAN, el lunes pasado, de 85 civiles

11

Ningún periódico, ninguno, ha ido tan lejos como Amnistía Internacional, solo por atreverse o tener el descaro de sospechar (como sería la obligación de cualquier periodismo serio) que la denuncia del gobierno libio, de un matanza escabrosa, el día lunes pasado, podría ser cierta y hay muchos testimonios e investigaciones que lo corroboran.&nbsp Los medios dominantes, y varios que se dicen alternativos, se han escudado, como es su costumbre, en "la falta de confirmación de fuentes independientes", para negarse a investigar y negar la evidencia de que la Otan está cometiendo asesinatos masivos de civiles en Libia.
Este es un fragmento del comunicado de Amnistía Internacional

tomado de la web de Amnistía Internacional
10 de agosto 2011
La OTAN debe tomar todas las precauciones necesarias para evitar las bajas civiles durante las operaciones militares, ha manifestado Amnistía Internacional hoy, después de las denuncias por parte de funcionarios leales al coronel libio Muamar al Gadafi, de que 85 personas murieron durante un ataque aéreo en la noche del lunes.
La organización ha pedido a la OTAN investigar a fondo las denuncias de las muertes de civiles desarmados durante el ataque aéreo en la zona de Majar, al sur de la ciudad Zlitan.
Los periodistas independientes llevados a la escena informaron que se ha demostrado hasta 30 bolsas para cadáveres, de los cuales los cuerpos de dos mujeres y dos niños fueron descubiertos
El martes, el portavoz militar de la OTAN al coronel Roland Lavoie dijo que el "objetivo legítimo" de eran varios edificios de una granja tomada por las fuerzas de al-Gaddafi y dijo que no tenía "ninguna evidencia de bajas civiles".
"La OTAN debe tomar todas las precauciones posibles para evitar víctimas civiles, incluso en aquellos casos en que las fuerzas de al-Gaddafi están utilizando instalaciones civiles para fines militares", dijo Hassiba Hadj Sahraoui de Amnistía Internacional.
"La OTAN sigue haciendo hincapié en su compromiso de proteger a los civiles. A tal efecto, se debe investigar a fondo éste y todos los otros incidentes recientes en los que civiles murieron en el oeste de Libia, como resultado de ataques aéreos."
El 2 de agosto, Amnistía Internacional escribió al Secretario General de OTAN, Anders Fogh Rasmussen, pidiendo una aclaración sobre los incidentes en junio en la que civiles desarmados fueron asesinados y heridos en Surman y Trípoli.
El 19 de junio, varios civiles resultaron muertos, entre ellos dos niños y una mujer, cuando un proyectil golpeó su hogar en Trípoli.
Un portavoz de la OTAN dijo más tarde que durante el ataque aéreo contra un emplazamiento de misiles ", se produjo posiblemente un fallo del sistema de bombardeo y esto hizo que la bomba no alcanzara el objetivo previsto, y al parecer, dio lugar a un número de víctimas civiles."
El 20 de junio, los ataques de la OTAN en Surman en contra de lo que parecía ser casas de civiles en un compuesto que pertenecía a uno de los asociados al coronel Gadafi, Khweildy al-Hamedi, mataron a varios civiles, entre ellos dos niños y su madre.
&nbsp La OTAN dijo que la instalación era un objetivo militar legítimo y aseguró que se tomaron precauciones antes de realizar el "bombardeo que redujo al mínimo cualquier riesgo potencial de causar muertes innecesarias".

Desde marzo de 2011, Amnistía Internacional ha solicitado reiteradamente el acceso a los territorios bajo el control del coronel Muamar al Gadafi, con el fin de investigar las denuncias de violaciónes de derechos humanos y las violaciones de derecho internacional humanitario. Estos incluyen los sitios de bombardeos de la OTAN, donde las bajas civiles han sido reportadas. La organización no ha recibido ninguna respuesta.

&nbsp