Amenazados vecinos de la Parte Vieja donostiarra por colgar banderolas del balcón en favor de la repatriación de los presos vascos

Varios vecinos de la Parte Vieja donostiarra han recibido cartas anónimas amenazadoras y han sufrido sabotajes en la cerraduras y pintadas fascistas por colgar de sus balcones banderolas que reclaman la repatriación de los presos políticos vascos, según dieron a conocer públicamente ayer un grupo de vecinos y allegados.

Los portales afectados son los número 12 y 14 de la calle 31 de agosto, aunque las amenazas, que se han registrado durante los últimos meses, también las han sufrido los comerciantes cercanos, así como el resto de vecinos, tuvieran o no colgados de sus balcones las banderolas. Este extremo, precisamente, puede provocar que los afectados que no tengan las banderolas ejerzan presión sobre el resto para que las retiren con el fin de que cesen las amenazas. Eso es lo que temen los comparecientes, que esperan no suceda.

Los afectados presentaron las denuncias correspondientes en la Ertzaintza aunque, según declararon ayer, a juzgar por el tipo de letra y su contenido, creen que las misivas las ha escrito la misma persona.

«Lo vais a pagar muy caro», «tenemos planeado lanzaros piedras y molotov a las ventanas por la noche» y «ya podéis estar preparados porque no sabéis lo que os espera» son algunas de las frases que se pueden leer en las diversas cartas. No obstante, y «de manera muy miserable» los autores han utilizado un hecho trágico para presionar a los vecinos. Tal y como recordaron, el pasado mes de mayo una mujer, que tenía colgada en el balcón una banderola por el acercamiento de los presos vascos, murió de un ataque al corazón. Acto seguido, el inmueble fue pasto de las llamas en el incendió que se registró en el salón, con su inquilina dentro.

«En una de esas cartas se han utilizado expresiones como `la próxima vez el fuego va a empezar por el portal, porque voy a echar gasolina con un bidón por la noche y le voy a prender fuego’, aumentando el dolor de la familia», dijeron.

Tras calificar los hechos de «inaceptables», reclamaron que «cuando pedimos derechos para todos, los pedimos para todos», y advirtieron que no aceptarán que conviertan en delito exigir la repatriación de los presos, dispersados en las cárceles de los Estados español y francés.

Asimismo, realizaron un llamamiento a participar en la manifestación que, el próximo 8 de setiembre, partirá desde la plaza de la Constitución a las 19.30 bajo el lema «Eraso faxistarik ez! Euskal presoak etxera!».

Amenazas a Eder Ariz

Los mensajes amenazantes se suceden en Euskal Herria, ya que durante la madrugada del sábado aparecieron en Zizur Nagusia varias pintadas fascistas en la vivienda familiar de Eder Ariz, ex preso y vecino de la localidad navarra. En la fachada de su vivienda desconocidos escribieron «Eder muérete», mientras que en otro edificio cercano aparecieron una cruz gamada y otros símbolos fascistas. El año pasado ocurrieron hechos similares a los pocos meses de que Ariz recobrara la libertad. Al igual que en aquella ocasión, el afectado lo ha denunciado.

Asimismo, tanto en la entrada de Zizur Nagusia como en la fachada del instituto, han aparecido lemas como «Arriba España» con simbología nazi.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS