Amazon: la chinche más choncha

¿Cómo se hicieron millonarios?

Publicidad

Jeff Bezos es un ejemplo de la historia que nos vende día con día el capitalismo para convencernos de que, si seguimos trabajando, algún día seremos millonarios. Sin embargo, detrás de este cuento idílico, la empresa de Bezos, Amazon, esconde secretos escalofriantes en relación a cómo se convertido en una de las empresas más valiosas del mundo (valuada en 810 mil millones de dólares).


AMAZON, la empresa más valiosa del mundo valuada en 810 mil millones de dólares, brinda distintos servicios, ventas por internet, entretenimiento, servicio de almacenamiento y procesamiento de datos (Amazon web Services), y hasta tiendas donde no hay cajas ni un tendero, sino sólo sensores que checan qué te llevas (Amazon go). El dueño de tan fructífero negocio es Jeff Bezos, dueño del periódico The Washington Post y una compañía de exploración espacial llamada Blue Origin.

La historia de Jeff Bezos es para muchos impresionante: un hombre “pobre” que se convierte en el segundo hombre más rico del mundo en tan sólo 25 años, quien, con esfuerzo y trabajo duro, amasó una fortuna de 115 600 millones de dólares. Es la historia que nos vende día con día el capitalismo para convencernos que, si seguimos trabajando, algún día seremos millonarios; sin embargo, detrás de los reflectores, esta compañía que emplea alrededor de 650 mil personas en el mundo guarda secretos escalofriantes.

Durante estos 25 años los amazonians (como se les llama a los trabajadores de Amazon) son objeto de condiciones laborales aterradoras: deben trabajar 80 horas semanales como mínimo, caminan aproximadamente 20 km diarios, pueden hacer hasta dos mil sentadillas, deben mover 600 artículos por hora. Pero eso no es lo único, los trabajadores han denunciado que no van al baño para mantener el ritmo de trabajo, porque están vigilados por un sistema automatizado que rastrea tu productividad: si pierdes tiempo haciendo del baño, puedes ser despedido. Pero eso no es todo…

Amazon tiene la cultura antisindicatos, prueba de ello son las medidas que toma para que sus trabajadores no se organicen: desde un video de 45 minutos donde te explican por qué no es bueno un sindicato y las señales para identificar trabajadores que se quieren sindicalizar, hasta la implementación de un ambiente laboral no sano, pues fomentan el odio entre trabajadores utilizando una aplicación llamada Anytime Feedback Tool, donde tu compañero te evalúa positiva o negativamente, lo cual, repercute en tu productividad y es determinante para que te vuelvan a contratar. Así, entre los trabajadores se alían para dar calificaciones malas a ciertos compañeros, con la consigna: “mejor que corran a otra antes que a ti”.

Similares condiciones poseen los conductores, quienes tienen que entregar a tiempo los paquetes, por lo que “perder tiempo” no es una opción y con frecuencia orinan en botellas. Todo esto ha salido a la luz porque, en varios almacenes de todo el mundo, los trabajadores han tomado la bandera de la huelga para exigir mejores condiciones laborales, salario digno, seguridad social, ocho horas de trabajo, etc. Varias de estas huelgas han tenido buenos resultados, pero muchas de ellas han sido saboteadas por la política que se comentaba más arriba, pues muchos trabajadores temen ser despedidos y prefieren seguir aguantando las malas condiciones laborales.

Ante esto, Jeff Bezos ha declarado en numerosas ocasiones que Amazon no es la empresa que se dice en las huelgas, que todos los amazonians son felices, es más, que si tienen alguna queja pueden decirle de manera directa a través de su correo electrónico personal, que no pasa nada y sólo son adversarios los que hablan para impedir su crecimiento; por ello, Amazon no para y sigue su ataque voraz por todo el mundo, pese a todos los testimonios de malos tratos a sus empleados.

Amazon ha llegado a México, y lo ha hecho a lo grande, pues en pocos años ha logrado tener tres centros logísticos, todos ubicados en el Estado de México: dos en Cuautitlán Izcalli y el último en Tepotzotlán, el más grande de Latinoamérica con 100 mil metros cuadrados (equivalente a 18 campos de futbol), esto para dar servicio a más de 50 millones de usuarios. Para echar a andar este último centro, Amazon contrató a 300 mil empleados, quienes no dudamos que tendrán las mismas condiciones que ya mencionamos, pues lamentablemente en México son el pan de cada día del trabajador mexicano: trabajar 2 246 horas al año, sin seguridad social ni derechos laborales y subcontratados.

Pero Amazon no sólo es cruel con sus trabajadores, también lo es con el medio ambiente: en 2019 produjo, junto a tv Azteca, la serie Hernán, que grabaron en el ejido de San Gregorio Atlapulco, en Xochimilco, declarado Área Natural Protegida en 1992, con categoría de Zona Sujeta a Conservación Ecológica. La compañía Dopamine, de Grupo Salinas, perteneciente al tercer hombre más rico de México: Ricardo Salinas Pliego, instaló un set para grabar la dichosa serie, pero el equipo ocasionó daños ambientales por los que la Secretaría del Medio Ambiente de la CDMX multó en un inicio a la empresa con 14 millones de pesos, pero la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial de la CDMX recalculó los daños y dio un monto total de 74 millones 153 mil 751 pesos, monto que, por cierto, no ha sido pagado.

Con todo lo anterior, podemos constatar que no sólo el “trabajo duro” hizo a Jeff Bezos el segundo hombre más rico del mundo, sino que esa fortuna fue lograda y es mantenida por toda una masa de trabajadores que tienen que sufrir en la miseria para que estos hombres, los burgueses, sigan siendo millonarios. No bastará con que trabajemos duro o tengamos una buena idea que lograremos una vida digna, sino sólo con la implantación de un sistema de producción diferente que vele por los derechos de los trabajadores. Por ello, como OLEP te invitamos a que conozcas nuestro Programa Mínimo de Lucha, una herramienta que tenemos los trabajadores para luchar contra estos parásitos.

NOTA: Este artículo fue publicado como parte de la sección de Análisis del No. 50 de FRAGUA, órgano de prensa de la Organización de Lucha por la Emancipación Popular (OLEP), Febrero, 2020.

Contacto:

[email protected]

[email protected]

Facebook: olep.fragua

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More