Almunia y el presidente del BCE también reclaman una contrarreforma laboral

CRISIS ECONÓMICA

Trichet aboga por una nueva reforma laboral y la moderación salarial

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, ha defendido una nueva reforma del mercado laboral en el Estado español y la moderación salarial.

Contener los salarios y modicar las condiciones laborales son los ejes sobre los que el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, ha articulado su discurso en el encuentro organizado por el Foro de Nueva Economía.

Considera que el coste del sistema de protección laboral en el Estado español es "excesivamente oneroso" para los empresarios y defiende que para lograr un mercado de trabajo más dinámico, sería bueno eliminar "rigideces".

Está "totalmente" de acuerdo con las tesis del Banco de España encaminadas a una reforma laboral, con menos rigidez que la legislación actual.

Por ello, Trichet subraya que es "sumamente importante" no ser "demasiado" rígidos y defiende que es mejor que se lleven a cabo negociaciones en las propias empresas y no a nivel general, "porque así se pueden adaptar a la situación y ayudar a conservar los empleos y aumentarlos cuando sea posible".

Durante su intervención, ha indicado que esta crisis está demostrando ser "la más profunda" que se ha producido desde la II Guerra Mundial, y que aunque se están viendo síntomas de recuperación, hay que estar alerta porque puede haber riesgos de que vuelva a surgir una crisis financiera.

En este sentido, señala que hay que restaurar la confianza y sentar bases para conseguir, tras la recesión económica, una "prosperidad sostenible, mediante propuestas atrevidas y seguras al mismo tiempo".

"El BCE hará todo lo necesario para seguir como ancla estable y sólida en estos momentos tan difíciles", ha manifestado.


&nbsp
A FAVOR DE UNA REFORMA LABORAL
&nbsp

Almunia dice al Gobierno que tome decisiones al margen del diálogo social

El comisario europeo para Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, ha lanzado al Gobierno una advertencia sobre la urgencia de adoptar medidas en el mercado laboral: "Todos estamos de acuerdo en que el diálogo social es muy importante, pero también es verdad que los gobiernos tienen que asumir la responsabilidad de poner las iniciativas encima de la mesa y, en última instancia, tomar las decisiones que parecen necesarias".

En este contexto, el comisario europeo se ha mostrado a favor de una reforma laboral siempre que sirva para mejorar el funcionamiento de la negociación colectiva, ligando mejor sus resultados a la evolución de la productividad, para reducir la temporalidad o para mejorar la formación de los trabajadores desempleados.

En declaraciones a Antena 3TV, Almunia ha desado que "se llegue pronto a acuerdos" en el seno del diálogo social, dada la "rapidísima" escalada del paro en España durante el último año, superior a la del resto de los países europeos.

El comisario ha asegurado que hay señales que muestran "claramente" que "ha pasado lo peor en lo financiero", pero que aún hay un "camino largo y duro" hasta la vuelta al crecimiento económico, la creación de empleo y la reducción del paro.

"Poco a poco nos vamos acercando a la salida (de la crisis), pero las cifras de paro van a seguir subiendo todavía durante los próximos meses porque tienen que recibir un impulso positivo una vez que la economía se haya recuperado", ha explicado.

Por otra parte, Almunia ha considerado "lógico" el plan que elabora el Gobierno para ofrecer cobertura a los parados a los que se les ha acabado la prestación por desempleo, si bien ha dico que este tipo de ayuda "debe ir siempre ligada a la formación, para aumentar las expectativas de encontrar un nuevo empleo". "El subsidio por el subsidio no les va a sacar del paro", ha sentenciado.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS