Almodóvar, al borde del ataque de nervios por el fraude de Madoff

El derrumbe de la gigantesca pirámide del ex presidente del Nasdaq, Bernard Madoff, ha arrastrado a inmobiliarias. También se ha llevado buena parte de la fortuna acumulada por algunos de los más ricos de España, como Alicia Koplovich. Pero no sólo. El timo de Wall Street no ha perdonado ni a un artista de «la ceja», comprometido desde la izquierda contra la avaricia capitalista. La gran estafa casi se lleva por delante la productora de uno de los cineastas españoles que más ha triunfado fuera de nuestras fronteras: Pedro Almodóvar.

Concretamente, la sicav Oyster Inversiones, cuyo máximo accionista es la productora El Deseo y que preside el hermano del director de cine, Agustín Almodóvar, invertía cerca de 200.000 euros, casi el 5% de su patrimonio, en Lux Invest, uno de los fondos contaminados por el efecto Madoff, según publica El Economista.

Peores noticias son a las que tendrán que hacer frente otras 40 sicavs, que han visto cómo Madoff se ha tragado más del 5% de su patrimonio en cuestión de horas. Una situación que empeora para seis de estas sociedades, que podrían haber perdido más del 10% de sus activos bajo gestión.

La más afectada porcentualmente es Nikobri, cuyo presidente es Antonio del Cano Barbón y que ha perdido el 14,5% de su patrimonio.

Sin embargo, la que más dinero se ha dejado respecto al total de su patrimonio es Silobar, una sociedad controlada por la familia Hernández Barrera, el primer accionista del grupo Ebro Puleva, con más del 15% del capital. Su sicav tenía invertidos en fondos de Madoff el 11,09%, lo que equivale a 2,39 millones de euros.

Pero hay una familia que se ha llevado la peor parte. Se trata de los hermanos Serratosa, la rama que no está vinculada ni a Air Nostrum ni a Uralita, y que es propietaria de empresas inmobiliarias como Herseca, Urbanite o Inmobiliaria Electra.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS