Algunas palabras de Marcel Marceau

Publicidad

Por José Luis Merino

Los temidos y odiados miembros de la Gestapo apresaron al padre del mimo francés Marcel Marceau (1923-2007) y lo llevaron a los campos de exterminio, donde murió. En ese tiempo, el joven Marcel ocupó su vida en llevar a Suiza clandestinamente un gran número de niños judíos. Su alma y sus manos pudieron hacerlo. Honor, amorosidad y agradecimiento por ello.

Muchísimos años después entrevisté al mimo francés en el escenario del teatro londinense, donde diez horas después iba a actuar. Ejerció de traductora mi hija Teresa, entonces con once años de edad. Hablaba el mimo que no utilizaba en escena palabra alguna. Su lenguaje llevaba dentro un caudal de lenta y dilatada poesía. Las palabras parecían moverse como fuegos artificiales en el aire. Al preguntarle si el movimiento del cuerpo es música que suena sin que la oigamos, contestó que para él la llamada música interior es la suma de espiritualidad y de un halo poético, añadiendo: “es el cuerpo el que forma ese clima, para crear una resonancia nueva en el espacio”.

Mientras hablaba, sus manos parecían aleteos de palomas grises y blancas ensimismadas.

En referencia al amor como principio que hace posible la magia, su respuesta fue contundente: “Sin el amor, el ser humano no puede sentir la necesidad de crear. La base de la creación parte del amor, de la necesidad de amar, de compartir, de comunicar, y es por el amor que hemos creado el teatro. Nada es concebible en el mundo sin el amor, que es verdaderamente el comienzo de la razón”.

Dejó dos ideas para finalizar nuestro encuentro: “En el gesto hay la misma intensidad poética y simbólica que en el poema. La percepción del gesto puede dar un lirismo parecido a la música o parecido a la resonancia del verso” / “El camino más corto que separa el sueño de la realidad es el arte”.

Al salir del teatro un músico callejero entonaba una melodía que, según nos confesó, odiaba de tanto repetirla.

[Solo los poetas oyen lo que dicen las estatuas. Y los mimos]

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More