Alguna otra forma de autoorganización

Otoño caliente, huelga general, nueva constitución… ¿qué vamos a hacer después de la orgía? Uno se cansa de pensar en lo mal que está todo, sobre quién tiene la culpa… buscamos salidas y lo que se nos propone nos asusta, porque no se trata sólo de librarnos de esto, se trata de hacerlo de otra manera, de la competencia por los recursos con las otras naciones, de la igualdad que no llega y de la libertad que se va… y por ahí entra el terror. No se trata sólo de que “manden” otros, de gastar menos energía o de asumir la deuda sin que se nos esclavice, se trata de cómo hacer las cosas después, de cómo vivir en el mundo de mañana, mañana. Disfrutemos de la crisis, cuando no quede ni crisis será terrible. 

 No dimos con el marcapasos del moho del fango, con lo que hacía que se comportara como una unidad. Hemos dado con los terpenos del bosque, con las ferormonas del hormiguero, pero seguimos sin saber cómo se pasa de la intercomunicación a los comportamientos como unidades de escala superior. Seguimos soñando en nuevas regularidades de conducta ascendente o bottom-up, pero no basta comunicarse más. No sabemos cómo hacer para que la mano invisible de Adam Smith pueda ser sucedida por alguna otra forma de autoorganización ahora que ya no podemos seguir ni creciendo ni multiplicándonos más. Y que no sea peor que la que tenemos.

  Hay sistemas complejos de adaptación que despliegan comportamientos emergentes. En estos sistemas, los agentes que residen en una escala comienzan a producir comportamientos que yacen en una escala superior a la suya: las hormigas crean colonias, los habitantes de una ciudad crean barrios, un  software de reconocimiento de patrones aprende a recomendar libros. La evolución de reglas de simples a complejas es otro de los nombres de “emergencia”.

  ¿Se puede hablar de la colonia de hormigas como de un individuo porque no sólo nace, se reproduce y muere, sino porque muestra conductas más complejas, más “finas”, inteligentes que la hormiga en particular? Buscar totalidades ¿es una proyección similar a suponer directores, marcapasos, reinas? ¿Lo hacemos porque pensamos que comunican individuos o porque conforman totalidades? Cuando el todo es superior a la suma de las partes, hablamos de propiedades emergentes.

  Un millón de hormigas pesa lo mismo que un ser humano, y todas las hormigas pesan más o menos lo mismo que todos los seres humanos. En cuanto a la facilidad para integrarse en superorganismos, ellas van por delante. Un hormiguero se comporta mucho más como una unidad que la mejor de nuestras ciudades. Las propiedades emergentes de las organizaciones fórmicas dejan las nuestras en entredicho.

  ¿El incremento de intercambio de información local ayuda a la conformación de una identidad y comportamiento global más sabio? ¿Cuál es la escala temporal y espacial adecuada? ¿Adecuada para comprender? ¿Para hacer predicciones fiables? ¿Qué significa control sobre el entorno? ¿Qué relaciones emergen por lo ascendente de la complejidad con el intorno y en el contorno?

  Partimos del supuesto que la emergencia ha sido siempre una cuestión de abandonar el control, de dejar que el sistema se gobierne a sí mismo tanto como sea posible, de permitir el aprendizaje a partir de rastros. ¿Hay nuevas escalas que conquistar, nuevas revoluciones que, comparadas con las revoluciones descendentes de la era industrial, hagan que estas últimas parezcan acontecimientos menores?

  Nos encontramos en una situación parecida a la del siglo XIX con el florecimiento de las utopías por los emergentes socialismos. Cualquier intento de predecir cómo serán las sociedades post fosilistas y post financieras está condenado a ser desmentido por los hechos. El sistema que más podría contribuir a la autoorganización social se halla en manos de los más interesados en el juego del poder y del dinero, que es uno de los principales factores sociales opuestos a al autoorganización. Mientras eso siga así las nuevas comunas, las nuevas formas de autogestión de lo común, de autoorganización en el seno de la multitud, de emergencia estructuras sociales nuevas… tendrán que esperar.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS