Algo por la navidad

Hoy existe una gran encrucijada para los buscadores de “la verdad” esta es cuando se busca eso, la verdad, por ello pienso, el espíritu encarnado ha creado, inventado, imaginado miles de respuestas, algunas románticas, otras con mucha imaginación, recurrentes y muchas absolutamente planas, incluso hay quien dice que nada es cierto, que solo estamos en este mundo por accidente.

Y escribo esto porque, no sé si sea contagioso o de verdad el espíritu por estas fechas se anancha y da espacio para que el alma se deje ver, lo cierto es que dentro de la cabeza se dejan sentir emociones que, si no se da uno cuenta, se escapan por las cuencas de los ojos convertidas en cascadas milimétricas nombradas simplemente “lagrimas”; cuando la verdad pueden ser vestidas con el sustantivo de “agua del alma”

Más, hablaré de lo que para mí es esta época; Navidad quiere decir, nacimiento, la llegada de algo nuevo.

 Dándole otro vuelta al tornillo que quiere sujetar esta idea, Navidad es esperanza, y entonces, con esa idea en la cabeza, camina uno por todo el mes de diciembre, lleno de eso, de esperanza.

..Que si en esta época la tierra está más lejos del sol y por ello las almas se acercan más a la luna, que si en estos días el frío vence al calor y eso hace que las almas se busquen más, mire usted, eso es lo de menos, el asunto es que tenemos que aprender a surfear sobre las grandes olas de la amorosidad.

Quise escribir esto, en el espacio que amablemente este periódico me da para que ellas, las mujeres que me acompañaron el año que se va estén sabidas que las amo; Sofía, te amo, eres la mujer más importante de mi vida, y lo que le quede a este viejo espíritu encarnado será para dedicártelo a ti…nieta hermosa; Susana, AMIGO de mi vida, si, amigo, porque tu apoyo y afecto me levantaron del pavimento de la mediocridad y me convencieron que también el éxito es para mí y Silvia, la única mujer que me ha dado el sí frente al juez de paz, aunque después me lleno de no’s, pero ese “SI” fue el mejor si de mi vida.

Y a los hombre que en el año me estuvieron escoltando también va un reconocimiento y saludo, a Hugo, el que me enseñó primero a armar culebrinas y a llamarle hijo, a Pepe llamo, amigo que me dio permiso de llamarle para entrar al túnel del tiempo, y con él, siempre ser joven y, a mi padre, el hombre que, luego de ser forjado en el Yunque llena de energía mis actos civiles y me hereda su axiología….Feliz Navidad.

Ultimo patrullaje.- lo único que puede salvar a México, son sus mexicanos.

Balazo al aire.- ¡no! Está ves no habrá balazo,  ¿podrá usted hacer lo mismo?.

Greguería.- y como Sofía ya sabe leer, por favor, su abuela hermosa envíele esto…

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS