Alerta Caribe ante elecciones generales en Dominica

OEA y EE.UU. buscan repetir trágica experiencia de Bolivia...

Publicidad

La Mancomunidad de Dominica, pequeña isla del Caribe, celebra este viernes elecciones generales para escoger su dirección política, en medio de la tensión creada por una oposición violenta que intenta repetir el reciente golpismo en Bolivia con el apoyo de la desprestigiada Organización de Estados Americanos (OEA).

 

Este día los dominiqués elegirán a los 21 integrantes del Poder Legislativo, quienes escogerán al presidente y este a su vez al primer ministro. La Asamblea unicameral cuenta con 21 miembros seleccionados en circunscripciones de un solo miembro. El parlamento decide nueve miembros adicionales (cinco por el consejo del primer ministro y cuatro por el consejo del líder de la oposición).

En los últimos días, grupos violentos de la oposición intentaron impedir los comicios, con métodos que identifican a Estados Unidos (EE.UU.) y la OEA, su brazo político en América Latina y El Caribe.

“Todo empezó con la quema y bloqueos de carreteras (…) Es claro que la oposición está desesperada”, indicó el primer ministro Roosvelt Skerrit en declaraciones desde Roseau, la capital del país, independizado del Reino Unido en 1978.

El jefe de gobierno precisó que esas prácticas violentas golpearon la economía de la isla, en especial a los trabajadores. “Tal actuación está dañando la imagen de Dominica; la población está sintiendo las repercusiones (…) los cruceros no han podido ingresar, afectando a los vendedores, artistas, turistas y restaurantes”, aseguró.

Skerrit precisó que Dominica “ha trabajado mucho para tener una reputación internacional fuerte y la quieren destruir (…) es mi deber informar que nuestros peores temores se están realizando. Todas la visitas de cruceros están canceladas y continuarán después del período electoral, cuando esperamos que esta locura termine”.

Los comicios se celebran en medio de maniobras injerencistas del secretario general de la OEA, Luis Almagro, según denunció Skerrit.

Almagro, cuyo rol en el golpe de Estado contra el presidente Evo Morales en Bolivia quedó demostrado cuando se comprobaron sus mentiras sobre los verdaderos resultados de las elecciones del pasado 20 de octubre, trató de “parar las elecciones” en la Mancomunidad y mandar allí una delegación supervisora para determinar el momento oportuno para realizarlas.

Skerrit denunció que la OEA le está haciendo el juego al candidato del opositor Partido Trabajadores Unidos (UWP, por sus siglas en inglés), Lennox Linton, impulsor de la agitación desestabilizadora en la nación de 74 893 habitantes (de ellos 31 993 mujeres) y 70 541 eventuales votantes.

Uno de los voceros de UWP aseguró que “el partido no aceptará los resultados de los comicios y en caso de que triunfe Skerrit lo expulsaremos del poder de la misma manera que hicieron con Evo Morales en Bolivia”.

El portavoz precisó que “el UWP con mucho gusto recibiría la ayuda de la OEA para lograr su objetivo”.

Almagro, cumplidor de las órdenes de EE.UU. para tratar de castigar y derrocar a gobiernos progresistas e instaurar en su lugar a lacayos de derecha, se enfocó ahora en penetrar y destruir las organizaciones integracionistas, como la Comunidad de Estados del Caribe (Caricom), a la que pertenece Dominica.

Skerrit, quien ejerce el cargo desde enero de 2004, afirmó en las últimas horas que las elecciones se realizarán en paz y democracia, y que no permitirá “injerencia extranjera alguna”, en alusión a Washington y la OEA.

Desde su fundación en 1947 la OEA responde a los intereses imperialistas norteamericanos, y desde hace varios años centra sus planes, siguiendo el objetivo mayor de derechizar la región latinoamericana y caribeña —todos frustrados— contra el gobierno del presidente venezolano Nicolás Maduro. Venezuela decidió abandonar la institución ante las amenazas y continuos ataques en su contra, incluida la puesta en práctica del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), acuerdo netamente defensivo.

En los comicios dominiqueses participan el Laborista liderado por Skerrit, con 15 escaños ganados en las últimas votaciones, el UWP de Linton, con seis bancas, y Libertad Dominica (DFP), de Michael Astaphan, sin asambleístas.

La Caricom envió a Dominica una Misión de Observación Electoral para garantizar las tradiciones democráticas existentes en los Estados miembros de ese organismo regional que siempre apoyó a Venezuela en el seno de la OEA y a Cuba en su lucha contra el bloqueo económico, financiero y comercial impuesto por EE.UU. desde hace seis décadas.

Un comunicado oficial de esa entidad indicó que la jefa del equipo supervisor es Josephine Tamai, quien en agosto de 2019, recordó, actuó como miembro de la Misión Conjunta de Reforma Electoral ante la Mancomunidad.

También estarán en la comitiva expertos en Administración Electoral de Belice, Las Bahamas, Barbados, Antigua y Barbuda, Santa Lucía, Jamaica, Surinam y San Vicente y las Granadinas.

El equipo observará todos los pasos, desde la apertura, votación, cierre de la consulta en urnas y recuento de las boletas. Su permanencia en la isla está prevista hasta el próximo día 9.

También sostendrá conversaciones con funcionarios electorales, líderes partidistas y otras instituciones interesadas en el acto comicial.

Cuando concluya su estancia, la misión emitirá una Declaración Preliminar sobre sus conclusiones, y preparará un informe al secretario general del Caricom.

En apoyo al llamado de Skerrit de garantizar una votación en paz, dirigentes de la Red Antiimperialista del Caribe de Dominica reiteró este miércoles la posible repercusión de la actitud de Linton..

El UVW “representa un grave peligro para la paz en Dominica y para la seguridad de sus ciudadanos. Si se permite continuar por ese camino a quienes pretenden sacar por la fuerza a Skerrit, existe un grave peligro de derramamiento de sangre y pérdida de vidas en Dominica. Este es un resultado contra el cual el Caribe debe alzar su voz. No hay justificación para derramar sangre en Dominica por una elección”, indicó la Red Anti-imperialista.

Los dirigentes de la Red Anti-imperialista respaldaron el llamado de Skerrit de garantizar la estabilidad y la paz en medio de los comicios, “hoy, los tiempos exigen que todos levantemos nuestras voces en unidad para exigir que las elecciones en ese país se celebren pacíficamente y que aquellos que están empujando la situación hacia el derramamiento de sangre se alejen de ese peligroso curso de acción”.

De acuerdo con la multinacional Telesur, las acciones violentas de los últimos días incidieron en la actividad del turismo, una de las principales fuentes generadora de empleos y de activos financieros.

Azotada por poderosos huracanes, como el María, de categoría 5, que destruyó la infraestructura de la isla, con graves consecuencias económicas, Dominica también es afectada por la postura de EE.UU. que cerró el acceso de venta de plátanos a sus mercados, con la consiguiente afectación monetaria. .

El banano es el principal cultivo de la isla. Su producción ocupa directa o indirectamente a más de un tercio de la fuerza de trabajo local. Es un sector muy vulnerable a las condiciones climatológicas, por lo que el gobierno comenzó la diversificación de sus productos exportables.

.

http://www.cubahora.cu/del-mundo/alerta-caribe-ante-elecciones-generales-en-dominica

 

Publicidad

También podría gustarte

Publicidad

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More