Alemania: solidaridad contra el racismo

Publicidad

Este centro debería albergar a 40 refugiados. La techumbre fue completamente destruida por las llamas. Dos personas, que habitaban todavía el edifico, pudieron salir milagrosamente indemnes. Este incendio ocurre tras varias manifestaciones organizadas por el partido neonazi NPD, que solo obtuvo el 5% de los votos en las últimas elecciones pero que juega con los sentimientos xenófobos contra los solicitantes de asilo. En Dresde, a un centenar de kilómetros, el movimiento xenófobo Pediga ha reunido a varios miles de personas en varias ocasiones para protestar contra la “islamización de Occidente”

En este marco de movilizaciones, el alcalde de esta pequeña ciudad de 2.700 habitantes se había declarado favorable de la acogida de demandantes de asilo, y esto, incluso después de haber recibido amenazas de muerte. Pero una manifestación de neonazis, autorizada por el Estado federal, justo delante de su domicilio la llevó finalmente a dimitir a principios de marzo. Él se había quejado entonces, con razón, del silencio atronador de los poderes públicos. No obstante la junta del distrito de la ciudad no ha renunciado al proyecto. Y muchos alemanes han manifestado su solidaridad con el alcalde, abandonado por el Estado.

Este incendio es un nuevo golpe para los que juzgan normal acoger a los solicitantes de asilo. El ex alcalde ha llamado a los habitantes de la ciudad a no ceder y acogerles provisionalmente en sus casas. Será el mejor medio de confrontar el veneno xenófobo destilado por los neonazis ante la indiferencia de las autoridades.

Aline URBAIN

Lutte Ouvrière

Voz Obrera

Traducción de Francisco Ponzán

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More