Alemania reivindica su “derecho a defenderse” del terrorismo sionista en Varsovia

El portavoz del gobierno alemán, Joseph Goebbels, afirmó en rueda de prensa que Alemania no puede permitir que el terrorismo sionista en Varsovia continúe amedrentando al pueblo alemán. Se refería a los constantes ataques por parte de las milicias terroristas judías contra posiciones alemanas.

Goebbels criticó la “demagogia y la actitud antifascista” de algunos medios de comunicación y de los manifestantes radicales europeos que critican la intervención alemana en Polonia; “Alemania tiene derecho de defenderse”, dijo. Según fuentes alemanas durante los últimos días se han producido 23 ataques con piedras, bombas caseras y fusiles sobre territorio alemán “y nadie ha dicho nada”.

El canciller alemán, Adolf Hitler, advirtió por su parte de que la intervención alemana en Varsovia será “larga y difícil” y que las tropas alemanas desplegadas en misión de paz están dispuestas a dar una “solución final” al problema del terrorismo judío.

Alemania llamó a la comunidad internacional a apoyar la “guerra contra el terror”. Países como Italia, Japón y España han manifestado su apoyo al gobierno nazi. En palabras del presidente español, Francisco Franco, “el terrorismo sionista supone la mayor amenaza para el mundo y para los valores de libertad y humanidad occidentales”.

El gobierno alemán ha denunciado el apoyo y la connivencia de algunos Estados del llamado “eje del mal” como la Unión Soviética al terrorismo sionista. Según Hitler, “ninguna causa puede justificar el terrorismo”, el lanzamiento de piedras y cócteles molotov sobre los soldados alemanes por parte de los judíos de Varsovia suponen “un ataque frontal a los más intrincados valores de la cultura occidental”.

En referencia a la I Guerra Mundial, Hitler afirmó que “el sufrimiento del pueblo alemán sólo acabará cuando cesen los ataques terroristas” y reivindicó el derecho histórico del pueblo alemán sobre “la tierra prometida de Polonia”. Por último alabó “el valor de nuestros soldados y la fuerza moral de nuestras más profundas convicciones fascistas”.

Por su parte, los terroristas judíos calificaron de “gueto” la situación en Varsovia y justificaron los ataques indiscriminados contra los soldados alemanes desplegados en la zona.

La propaganda sionista llegó a calificar exageradamente de “genocidio” y “holocausto” la situación de los judíos y llamó “campos de concentración” a las prisiones alemanas donde están encarcelados los principales líderes del terrorismo sionista.

Los principales líderes de la comunidad internacional culparon a los judíos de Varsovia de haber provocado esta situación obligando a Alemania a intervenir y exigieron el alto el fuego por parte de las milicias judías y el reconocimiento de la superioridad de la raza aria como muestra de su voluntad para llegar a un final negociado del conflicto.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS