Alcalá de Guadaíra se declara «ciudad contra los desahucios» con el voto en contra del PSOE

Así, en el pleno del pasado viernes 19 fue aprobada esta moción con el consenso de todos los grupos de la oposición y el voto determinante de la edil no adscrita, pese a la postura contraria que tenía el equipo de gobierno del ayuntamiento que ejerce sus labores en minoría desde hace dos meses.Para Alberto Miranda, portavoz de Izquierda Unida, «Si para algo tienen que servir los ayuntamientos es para resolver los problemas de los trabajadores, y en la actualidad, los desahucios son una de las mayores lacras derivadas del capitalismo que tenemos que afrontar», argumenta. En este sentido, considera que ésta moción es una propuesta «realista y sensata», consensuada con muchos movimientos sociales y que tiene que servir para frenar «la sangría inhumana de los desahucios».Para Izquierda Unida, con esta votación se demuestra una vez más la deriva ideológica del grupo socialista de Alcalá de Guadaíra, que ha adoptado una política de derechas en su forma de gestionar el gobierno local. Son muchas las ciudades y pueblos de España donde el PSOE no sólo ha apoyado este tipo de medidas, si no que las ha presentado, como el caso de Badajoz, Ciudad Real, Getafe, etc. en provincias enteras como Jaén, o a niveles autonómicos como en la Junta de Andalucía.

Sin embargo, en Alcalá de Guadaíra el grupo socialista se ha postulado siempre contra las propuestas de izquierdas que se hacían desde Izquierda Unida, así, a diferencia de muchos municipios del resto del país, el PSOE ha votado a lo largo de estos dos últimos años en contra del bonobús solidario para desempleados, contra la eliminación de la plusvalía en casos de desahucios, contra la reparación de los problemas de la barriada Pelay Correa donde malviven 40 familias sin luz ni agua en c
ondiciones infrahumanas, se postularon en contra de apoyar a la Asociación de Amistad con el Pueblo Saharaui para que pudiesen traer a los niños del programa Vacaciones en Paz, contra diferentes propuestas enfocadas a la participación ciudadana, etc.Andalucía está legislando en beneficio de los trabajadores gracias a la entrada en el Gobierno de Izquierda Unida, mientras que el Gobierno de Gutiérrez Limones sólo actúa pensando en intereses personales, privatizando todo lo privatizable y desmarcándose sin pudor de las políticas federales que les marca su propio partido.
Esperamos desde Izquierda Unida que las próximas elecciones municipales marquen un antes y un después en la política alcalareña, ya es hora de que el Ayuntamiento de Alcalá gestione pensando en los ciudadanos de este pueblo.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS