Albert Rivera, “Riverita de Barcelona”

Publicidad

Albert Rivera Díaz, “Riverita de Barcelona” (Barcelona, 15 de noviembre de 1979) es un torero catalán al mismo tiempo “ciudadano” y de “derechas”, que se inició como novillero en una tienda de electrodomésticos de la Barceloneta y en la escuela “taurina” del ESADE (Opus).

Dio sus primeros muletazos en la plaza preferida de la secta, la monumental de La Caixa, en la que adquirió notoriedad de la mano de un “espada”, Arcadi, actualmente en el ruedo del fascio militante.

Debutó con picadores en la corrida benéfica al Parlament de Catalunya de octubre de 2006, lidiando en los carteles con un original traje de luces… sin luces… y sin nada. Algo que no debió gustar a sus mentores taurinas de “la Obra” que descubrieron que había militado en las “juventudes” de la escuela taurina de Don Manuel Fraga durante tres años y que incluso había llegado a ser apoderado de algún festejo electo-popular.

A partir de ese momento “Riverita”, halagado en su toreo nacionalista hispano y al desnudo, se convirtió en la “mosca cojenera” del catalanismo, abundando en los pases con la derecha, al gusto de los aficionados de sombra, rojigualdas, con corbata y cuenta corriente, al estilo Freixenet y Lara Bosch.

El 9 de marzo de 2008, a “Riverita” le dieron los tres avisos en su intento de triunfar en la lidia del toro “Parlamento Nacional”, saliendo achuchado y sin acta, teniendo que coger el olivo de vuelta a La Barceloneta.

En la propaganda de su festejo autonómico de 2010 apareció vestido, pero con toda su cuadrilla en el fondo difuso con el “traje de Adan”, torero primitivo de la escuela bíblica.

“Riverita” además de lidiador es un apasionado aficionado de la fiesta  y  fue uno de los “diestros” contrarios a la prohibición de las corridas de toros en Cataluña.  Con motivo de este posicionamiento,  junto al diputado del PP, Rafael Luna, y el torero Serafín Marín, salió a hombros de la plaza de toros Monumental de Barcelona la tarde del 26 de septiembre de 2010.

«No aspiro a ser un “torero” (político) profesional, sino a ser un profesional dedicado temporalmente al toreo (política) ». Esto dicen que dijo “Riverita” emulando a Rafael “El Gallo”, que está dispuesto a abaratar el precio de las entradas de sol del ruedo pepero nacional, con un toreo de salón que guste a los descontentos y que equivalga –con la mano derecha- al toreo “populista” de Pablo Iglesias “El Coletas”, más del gusto de los aficionados desahuciados y de la solanera.

Mariano Rajoy, “El Calambres”, está temblando porqué los críticos taurinos que cobran el sobre mediático están creando artificialmente un  modelo de torero conservador enlatado,  que puede acabar con su escuela taurina, acomodada a los toros afeitados como “Financiación Ilícita”, “Donaciones” y “Sobresueldos”.

“Riverita” está crecido ya que comprueba como los toros “populares” se caen continuamente y ya no aguantan los tres puyazos reglamentarios y recientemente han puesto banderillas de fuego a su espada andaluz, Juan Manuel Moreno, “El Bienpeinao”.

Parece que la afición está interesada en nuevas figuras y Riverita tiene sobre todo eso, “figura”.

https://lucasleonsimon.wordpress.com/2015/04/07/albert-rivera-riverita-de-barcelona/

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More