Alarma por gases tóxicos en Euskadi: Podríamos estar hablando de Alcalá de Guadaira

Publicidad

La Plataforma contra la Incineración de Residuos en Los Alcores quiere denunciar la toxicidad de los gases expulsados al medio ambiente en el vertedero de Zaldíbar (Bizkaia), los mismos que emitiría la Cementera de Portland-Valderrivas de Alcalá si permitimos que incinere residuos.

 

El pasado jueves 6 de febrero se produjo un repentino deslizamiento de tierra y residuos en el vertedero de la localidad vizcaína de Zaldíbar, junto a otros municipios como Ermua y Eibar. 

Trescientos metros de ladera terminaron derrumbándose sobre la autopista AP-8 y sepultaron trágicamente a dos trabajadores, que a día de hoy aún siguen desparecidos. Por si fuera poco, la combustión de metano en la parte alta del vertedero provocó varios fuegos, los cuales se está intentando extinguir siendo tapados con tierra. 

En un primer momento, ninguna autoridad advirtió del posible peligro del humo que salía de la escombrera. Tras un análisis de laboratorio solicitado por el Gobierno Vasco, y al cabo de más de una semana, se ha detectado la presencia en dicho humo de dioxinas y furanos. Esto se explica porque Zaldíbar es clave para el tratamiento de residuos industriales de papeleras (lodos, desechos de pasta de papel), empresas de construcción y siderurgias. En este sentido, es gravísimo que se gestionaran materiales de construcción con amianto y que también estos se encuentren ahora mismo en llamas. Se trata de una alarma sanitaria grave, tanto que el nivel de dioxinas encontrado ha llevado a las autoridades a recomendar el cierre de ventanas y no hacer deporte al aire libre en la zona. Incluso el derby que debía tener lugar entre Eibar y Real Sociedad ha sido suspendido debido a la mala calidad del aire.

 

Explican los expertos que el riesgo para la salud de respirar dioxinas solo se produciría por una exposición a largo plazo, efectivamente eso es lo que ocurriría cuando todos los días las respiráramos o entraran en nuestros cuerpos por la alimentación, las dioxinas se van acumulando en el cuerpo y al cabo de un tiempo aparecen las enfermedades que causan, como cáncer, alteraciones del sistema endocrino y alteraciones del sistema inmunitario. Una gran parte de los materiales que pretende quemar la cementera, como plásticos agrícolas y otros, emiten grandes cantidades de dioxinas en su combustión, además de otros muchos compuestos igual de peligrosos. 

Desde la Plataforma contra la Incineración de Residuos en Los Alcores tenemos muy claro que no queremos esto para Alcalá de Guadaíra y nuestra comarca. Si la Cementera de Portland Valderrivas incinerara residuos, nos encontraríamos expuestos a diario y de forma constante al riesgo de toxinas como dioxinas y furanos, con los graves riesgos que  esto conlleva para nuestra salud y el deterioro medioambiental, sin olvidar las cantidades de residuos que se descargarían y almacenarían en sus instalaciones, ni en qué condiciones de almacenamiento estarían.

La respuesta está bien clara: seguiremos luchando para evitar la quema de residuos con todas las fuerzas y apoyos que podamos lograr.

 

 ¡Únete a nuestra lucha por un futuro lleno de aire limpio!

 

 Alcalá de Guadaíra 20 de febrero de 2020

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More