“Al Viña rock se lo ha comido el capitalismo salvaje”

Por jon

Sobre las JORNADAS DE TRABAJO larguísimas /interminables por salarios irrisorios, se van haciendo públicos casos de 15 hasta 23 o mas horas seguidas trabajando, cuando vinieron para hacer turnos de 10 horas, a 4 EUROS la hora y las extras sin pagar…. En condiciones precarias tales como..

Desde CGT Villarrobledo denunciamos la situación de los trabajadores y trabajadoras en el Viña Rock. Hablamos aquí de los casos que vamos conociendo: limpieza, barras y tickets, controles de acceso… no tenemos información de las de músicos y montadores por ejemplo, o del personal sanitario que se ha quejado de las condiciones infringidas por una subcontrata.

Denunciamos igualmente la permisividad del ayuntamiento que se lava las manos “externalizando” absolútamente todo lo referido al festival -lo rentable- quedándose con la seguridad y acondicionamiento/recogida de basuras, que cuestan dinero extra al consistorio que se atreve a declarar pérdidas, en bolos donde se genera un impacto de más de 22 MILLONES de euros -según organización y alcaldía- para gloria, suponemos, de un grupo de empresarios principalmente de Paterna, Valencia.
Cabe recordar que éste festival se montó y gestionó por gentes de Villarrobledo aficionadas a la música, pero que tras unas ediciones que iba en crescendo, se vió la oportunidad de negocio y fué privatizando y cambiando de empresa hasta salir totalmente la gestión -y lo que conlleva, por ejemplo EMPLEO DIGNO, además de lo económico que no es poco- del pueblo.

Sobre las JORNADAS DE TRABAJO larguísimas /interminables por salarios irrisorios, se van haciendo públicos casos de 15 hasta 23 o mas horas seguidas trabajando, cuando vinieron para hacer turnos de 10 horas, a 4 EUROS la hora y las extras sin pagar…. En condiciones precarias tales como controladores sentados en piedras si estaban en un camino, o bordillos en la calle, en condiciones climáticas adversas: calor durante el día, frío nocturno e incluso lluvias la primera noche. Han sido muchos los agradecimientos a gente del pueblo o acampada, que les han ofrecido agua, crema solar o un paraguas, a falta de mayor atención que un paseo en moto de un supervisor cada mucho tiempo, en el que incluso se los amenazaba ante sus demandas (testimonios públicos, pero que no reproducimos ni linkamos), camareros/as que se caen -literalmente- tras extenuantes jornadas atendiendo a muchos miles de personas… El lugar de descanso para las y los trabajadores de fuera de Villarrobledo era la pista de un pabellón polideportivo dentro del recinto del festival, compartido por más de 300 compañeros y compañeras. Cuando se marchan habrán de esperar un par de meses para cobrar (segun ediciones pasadas).

Es insostenible física y ecológicamente, también en términos de seguridad y salubridad, un festival al que según los datos de éste año asistieron 240.000 personas -éste pueblo tiene 26.000 habitantes- a un recinto de unas pocas decenas de hectáreas, con falta manifiesta de servicios a las personas asistentes. Al Viña rock se lo ha comido el capitalismo salvaje.

Mención aparte a las FCSE, que traen a varias centenas de efectivos de los GAR (Grupos de Acción Rápida) de la Guardia Civil, realizando controles antiterroristas en las entradas al pueblo (buscando qué? Persiguiendo al consumidor que trae lo suyo?) así como en el centro del pueblo, donde se pueden ver boinas negras, ametralladoras y agentes a caballo, que en cualquier momento y de mala manera, te dicen que desmontes el coche, que desmontes la tienda de campaña (dentro del recinto!), o que te “despelotes” ante el resto de personas que pasan mirando.
El pasado año supimos que se hizo una caja de más de 1 MILLON 300.000 euros en multas, en éste hemos conocido que se avisó a la benemérita diciendo que frenaran, que los juzgados de Villarrobledo no podían asimilar tal número de denuncias.
Militarización por 4 o cinco dias, de un espacio de gente que viene a divertirse y que encima, demuestra mucha más capacidad de autogestión de la seguridad, higiene y servicios -además de la buena sintonía-, en una aglomeración puntual de un cuarto de millón de personas en espacio tan reducido.

Huelga decir que no odiamos éste tipo de eventos y la diversión, pero que ésto no es el festival que fué, que no tragamos con lo que representa hoy: un ocio sin mas sentido que la ganancia de ingentes cantidades de dinero a costa de quienes lo hacen posible, y de quienes nos podemos dejar engañar pensando en dar cuartelillo a artistas y currelas del espectáculo, mientras la gozamos con gente interesante de muchos lugares.

Animamos a las personas que han sido engañadas en sus contratos o condiciones de trabajo, a denunciar ante la inspección de trabajo. LAS DENUNCIAS SON ANÓNIMAS, GRATUITAS Y EFECTIVAS, o a ponerse en contacto con éste u otro de los sindicatos combativos de la zona.

.- Villarrobledo, a 7 de mayo del 2019.

 

de https://www.facebook.com/cgthgvillarrobledo/posts/1082925028558464

COLABORA CON KAOS