Al pueblo ecuatoriano

La invasión militar de la madruga del sábado 1 de marzo de 2008 a territorio ecuatoriano, hecho sin precedentes en la historia del país, expresa una posición desesperada y militarista de Bush y Uribe, para implantar a sangre y fuego el Plan Colombia y forzar a Ecuador a ser parte del mismo. Además pretende torpedear la campaña humanitaria liderada por el Presidente Hugo Chávez y por el propio mando de las FARC, de liberar a varios prisioneros y pacificar a Colombia.

Esta agresión a la soberanía y el crimen cometido, lejos de legitimar y fortalecer el plan de guerra de Uribe, lo que hace es empujar una gran alianza social continental en contra del Proyecto dirigido desde Washington, para controlar la región y apropiarse de los grandes recursos naturales y económicos.

La CCB, reconoce y saluda la posición digna del Presidente Rafael Correa, y exige de los gobiernos y pueblos de América Latina, un alineamiento, en defensa de la soberanía. En este sentido, condena la triste y deleznable pretensión del gobierno de Uribe, vinculado al narcotráfico, como lo demuestra la revista Newsweek, de intentar vincular a funcionarios de los gobiernos de Ecuador y Venezuela, con las FARC. ¿Por qué no argumentaron eso para invadir Ecuador?

Ya comenzamos a ver en plena actuación a un gobierno al servicio absoluto de Washington (el que más ayuda militar recibe de USA, después de Israel y Egipto), el cual solamente busca reeditar en nuestro continente, bajo sus auspicios y rectoría, el papel de agresor persistente que cumple Israel con sus vecinos palestinos y libaneses en el medio oriente.

La posición guerrerista e inhumana de losvoceros de la Casa Blanca, de respaldar la invasión, así como versiones ciertas de que el ataque estuvo preparado desde hace semanas y que habría contado con información especializada proporcionada por las Bases de Manta y Tres Cruces de Colombia, no dejan dudas de que fue el imperio quien dirigió el brutal ataque. En estas condiciones, ¿qué hacemos manteniendo la base de Manta en poder de nuestros agresores? El gobierno del Presidente Correa debe adelantar la suspensión de la vigencia del Convenio de la Base de Manta, al tiempo de denunciar y desconocer todos los tratados públicos y secretos que los anteriores gobiernos han implementado para permitir el uso de nuestro territorio con fines militares y conspirativos de los gringos contra nuestro propio pueblo.

No hay que llamarse a engaño. No se trata ahora de una acción para derrocar a Chávez o crear problemas a Correa, sino de una conspiración de largo aliento, orquestada por Estados Unidos destinada a apoderarse del petróleo de Venezuela y Ecuador, el gas de Bolivia y la biodiversidad de la Amazonia. Teniendo a Uribe como el mercenario que hace el trabajo sucio, Estados Unidos puede hacer estallar una guerra en la que probablemente no tenga ni siquiera necesidad de intervenir directamente.

La CCB, solicita al Gobierno del Presidente Correa, garantice la vida e integridad de las guerrilleras de las FARC, que sobrevivieron a los ataques militares, y se les conceda asilo político, como muestra de su posición a favor del acuerdo humanitario. El no hacerlo y entregarlas a Colombia, sería como dictarles su sentencia de muerte.

Por último, nos sumamos a la convocatoria a participar activamente en las marchas por la defensa de la soberanía nacional, la paz y el rechazo al paramilitarismo y el terrorismo de Estado impulsados por el Plan Colombia.

Todos el 6 de marzo a las 11 a.m. en la plaza Foch y a las 6 p.m en la Av. De los Shyris.

Coordinadora Continental Bolivariana Capítulo Ecuador


NOTICIAS ANTICAPITALISTAS