Al borde del desahucio una madre grancanaria soltera y estafada

El desalojo está previsto para este viernes 10 de enero, en el barrio de Jinámar

Publicidad

 María Cruz es una grancanaria, madre de una niña de 11 años, que se enfrenta a un desahucio forzoso requerido por la promotora- inmobiliaria COIDIUR,el próximo 10 de enero, en el barrio de Jinámar del municipio de Telde.

 Así lo ha denunciado, en un comunicado remitido a la redacción de Canarias-semanal, el Sindicato de Inquilinas de Gran Canaria, que advierte que «María Cruz está viviendo una situación desesperada».

  «Hace aproximadamente 3 años -explican – distintos empleados y responsables de la empresa COIDIUR, de la que María Cruz era inquilina, le comunicaron que la empresa iba a ser embargada y no era necesario que siguiera pagando su alquiler».

  «Ella -continúan exponiendo – contactó con “abogado” (hoy sabemos que no lo era) que también le recomendó dejar de pagar el alquiler y esperar a que contactara con ella la nueva propiedad».

  «Nada le dijo éste de la posibilidad de consignar los pagos en juzgados ni de la deuda que podría ir acumulando».

 «Cuando COIDIUR denunció a María Cruz por impago – apuntan desde el Sindicato de Inquilinas – su “abogado” le aseguró que no había posibilidad de que la desahuciaran, la informó falsamente de que las vistas y juicios se habían aplazado y la dejó en una situación de absoluta indefensión».

 «Cuando María Cruz recibió la primera notificación de lanzamiento (para septiembre de 2019) ya no pudo interponer recurso alguno. María Cruz, y otra inquilina afectada por el mismo “abogado” y circunstancias, lo denunciaron inmediatamente por un delito de estafa (550 euros le entregó María Cruz y 1300 su vecina). Actualmente la denuncia está provisionalmente archivada, mientras se siguen recabando pruebas».

 Es entonces cuando María Cruz se puso en contacto con el Sindicato de Inquilinas de Gran Canaria.

 El Sindicato redactó un escrito para el juzgado, exponiendo la situación de la joven y el juzgado, siguiendo el protocolo que deberían seguir todos los juzgados de la isla, concedió un aplazamiento a María Cruz, le otorgó la posibilidad de solicitar abogado de oficio y puso el caso en conocimiento de la administración pública.

  «Sin embargo – sostienen desde el Sindicato de Inquilinas en estos meses las instituciones no le han dado ninguna solución digna a María Cruz, COIDIUR se niega a llegar a ningún acuerdo y se ha fijado fecha definitiva de lanzamiento para el próximo 10 de enero de 2020″.

 «Lo único que nos queda desde el SIGC – dicen – es recurrir a los medios de comunicación para denunciar este desahucio inminente. María Cruz no tiene ingresos regulares (mantiene a su familia monoparental con trabajos esporádicos como limpiadora y con la manutención de su hija), ni red familiar, ni alternativa habitacional alguna. Si no hacemos algo en menos de 20 días se verá en la calle».

   «No lo permitiremos -concluyen- aunque tengamos que recurrir a un piquete antidesahucios para evitarlo».

Fuente: Canarias Semanal

Publicidad

También podría gustarte

Publicidad

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More