Al 80% de la ciudadanía española le preocupa el aumento del racismo y la xenofobia

 

La organización pide al nuevo gobierno que, cumpliendo con sus compromisos, promueva una respuesta a nivel europeo en la próxima cumbre de la UE.

Al 80% de la ciudadanía española le preocupa el crecimiento del racismo y la xenofobia en nuestro país, según una encuesta de Oxfam Intermón realizada antes del caso del barco Aquarius. La cifra aumenta hasta el 87% entre las personas que critican la pasividad de los gobiernos europeos, a los que reclaman más medidas para ayudar a las personas migrantes y refugiadas que llegan a Europa. Un porcentaje similar (86%) hace autocrítica y considera que ellos mismos podrían hacer más para ayudar. “El mensaje clave que deja este estudio es que la ciudadanía española es solidaria. Esto legitimaría una respuesta política más valiente por parte de los gobiernos”, ha asegurado Eva Garzón, responsable de Desplazamiento Global de Oxfam Intermón, durante la presentación del informe.

Además, dos de cada tres personas encuestadas creen que es necesario un cambio de legislación y del sistema de acogida para evitar muertes en el Mediterráneo. Y crece hasta el 70% quienes abogan por ayudar urgentemente a las personas refugiadas porque se encuentran en peligro extremo. “Ha aumentado la atención y el interés de la ciudadanía por encontrar alternativas para estas personas”, aseguran desde la ONG. Según el documento, el 64% apuesta por trabajar con medidas dirigidas a que puedan volver a sus países de origen.

Mitos y desconocimiento

El aumento de la llegada de refugiados y migrantes en general ha sido utilizado por los sectores xenófobos y anti-inmigrantes para difundir mitos y bulos que criminalizan a estas personas. Ello ha provocado, según la organización, que hasta un 55% de las personas encuestadas hayan expresado su temor a la llegada de terroristas infiltrados, y que un 54% considere que no debemos acoger a más refugiados de los que se han acogido hasta la fecha. Una de cada cinco personas encuestadas llegan a afirmar que las personas refugiadas nos están invadiendo. El mito del “efecto llamada” cala en un 47%. “No obstante, la sociedad reconoce en las personas que migran valores y admira los esfuerzos por integrarse a las sociedades de acogida”, señalan desde la ONG.”Son recurrentes los miedos relacionados con la escasez de recursos. Es muy difícil de erradicar porque están muy asentados en el imaginario de las personas“, afirma Garzón.

Existe también un desconocimiento generalizado entre la ciudadanía española respecto al concepto de “refugiado”. La mayoría sabe que las personas refugiadas son aquellas que vienen huyendo de conflictos, pero no considera que los afectados por la pobreza o el cambio climático puedan considerarse como personas refugiadas. Entre las conclusiones del estudio, se hace hincapié en la necesidad de romper con diversos mitos y prejuicios para poder llevar a cabo políticas de calidad sobre las personas que migran.

Balance de Rajoy y peticiones a Sánchez

Al mismo tiempo, la organización ha publicado otro informe en el que analiza las políticas del Partido Popular durante los dos últimos años. Denuncian que la respuesta del ejecutivo de Rajoy “ha sido de mínimos” y ha basado su acción política en el cierre de fronteras. Aseguran que el presupuesto para ayuda humanitaria ha sido “ínfimo” y no ha permitido poder ayudar a las personas desplazadas por conflictos o desastres.

La ONG presentó en 2017 una demanda contra el gobierno por incumplir la política de cuotas firmada con la Unión Europea. “Si bien el gobierno de Rajoy cumplió al 99% con la cuota vinculante de reasentamiento establecida en julio de 2015 (1.433 de 1.449 personas, aunque un año tarde), solo llegó al 14% de la cuota vinculante de reubicación establecida en la misma fecha (1.359 de 9.323 personas)”, aseguran desde Oxfam Intermón. Finalmente, la demanda no fue admitida, pero consiguió que la Comisión Europea reconociese la ineficiencia del sistema.

“Frente a estas políticas fallidas a nivel español y europeo, y ante la evidencia de que la ciudadanía española es mayoritariamente partidaria de un giro hacia una política más humana, Oxfam Intermón pide al nuevo gobierno que ponga los derechos de las personas que migran en el centro de su política migratoria”. Así se dirigen al nuevo Gobierno liderado por el socialista Pedro Sánchez, al que reclaman que en el próximo Consejo Europeo se movilice al resto de Estados miembros para compartir la responsabilidad de proteger los derechos humanos de las personas migrantes que llegan a Europa. José María Vera, director general de Oxfam Intermón, ha valorado de forma positiva algunas de las medidas anunciadas por el nuevo ejecutivo, como la restitución de la sanidad universal y la posibilidad de retirar las concertinas de la frontera sur: “Son medidas positivas y esperamos que se lleven a cabo de una forma inminente. Está en su mano hacerlo porque no depende de otros organismos y nos preocuparía que se quedasen en un mero gesto político. Por ello somos cautelosos”. Sin embargo, considera que lo más importante será “lo que venga después”: la lucha contra la pobreza en origen, la creación de oportunidades, cooperación al desarrollo…

Al 80% de la ciudadanía española le preocupa el aumento del racismo y la xenofobia

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS