Ahora le toca a Portugal: el gobierno portugués lanza fuerte plan de austeridad económica para enfrentar crisis

8

Entre las medidas de ajustes se contemplan en aumento del IVA del 20 al 21 por ciento, el inicio del cobro de 1 por ciento para los salarios hasta dos mil 375 euros mensuales y del 1,5 por ciento para quienes excedan este monto. De igual forma los sueldos de los funcionarios públicos se reducirán en un 5 por ciento. Este sería el primer ajuste económico que se realiza en un país europeo, luego de la crisis griega, con la aprobación de Gobierno y del bloque opositor.

El Gobierno de Portugal&nbsp oficializó este jueves un incremento en los impuestos y una reducción drástica del gasto público para ahorrar este mismo año al menos dos mil 100 millones de euros (2,6 mil millones de dólares) y bajar el déficit&nbsp de&nbsp 9,4 por ciento a 7 por ciento.

El plan portugués ha sido acordado durante una reunión del Consejo de Ministros realizada la tarde de este jueves. Sócrates y el líder opositor Pedro Passos Coelho se reunieron por más de tres horas para discutir las medidas en el palacio de Sáo Bento, sin realizar ningún tipo de declaraciones a los periodistas.

De acuerdo con datos oficiales, el Gobierno portugués aprobó, entre otras cosas, aumentar el Impuesto de Valor Agregado (IVA) en 1 por ciento (del 20 al 21 por ciento), además, el nuevo impuesto del rendimiento de las personas físicas (IRS) se incrementará en 1 por ciento para los salarios hasta dos mil 375 euros mensuales (tres mil 16 dólares) y del 1,5 por ciento para quienes superen este monto.

El primer ministro destacó que se trata de cargas fiscales moderadas y en el marco de las medidas que están adoptando otros países europeos, de los que puso como ejemplo a España y su reducción del salario de los funcionarios en un 5 por ciento por primera vez en la historia.

Se trata de «un esfuerzo justo, colectivo y bien distribuido» indicó Sócrates, quien subrayó que en Europa «no se entendería» que Portugal no refuerce su programa de austeridad.

Recaerá sobre las empresas una tributación autónoma del 2,5 por ciento para las más grandes, sobretodo las instituciones financieras, llamada «impuesto de crisis».

Al término del Consejo de Ministros, Sócrates resaltó que estas medidas son «inevitables» y «extraordinarias» como las amenazas que sufre Europa, la economía portuguesa y sus necesidades financieras.

Las personas que cobren el salario mínimo de 475 euros al mes, quedarán exentos de las cargas fiscales adicionales. Asimismo, los sueldos de políticos y administradores de empresas públicas se reducirán en un 5 por ciento.

Partidos medianos y pequeños en la oposición, tanto de derecha como de izquierda, criticaron las medidas planeadas en duros términos.

«El aumento del IVA empeora la recesión», protestó el líder del «Bloque de Izquierda» (BE), Francisco Loua.

De igual forma el líder de la bancada conservadora del Centro Democrático Social-Partido Popular (CDS-PP), Paulo Portas, criticó que «en lugar de mantener una disciplina de gasto se debilita a la economía».

Las medidas fueron aprobadas en la «Assembleia da Republica», por el Partido Socialista, la mayor fuerza opositora, el Partido Socialdemócrata, que forman una clara mayoría de 178 de un total de 230 puestos. «Las medidas son inevitables debido a la grave crisis», confirmó el ministro de Exteriores, Luis Amado.

El denominado «Programa para la Estabilización y Crecimiento» (PEC) además persigue una mayor carga de impuestos para los ingresos superiores a los 15 mil euros anuales (18 mil 818 dólares)y también de beneficios bursátiles, así como las tasas de autopistas.

Mediante la privatización de empresas estatales se pretende además obtener ingresos adicionales por seis mil millones de euros (7,5 mil millones de dólares).

Finalmente, el primer ministro se mostró optimista por las perspectivas de la economía portuguesa y recordó que fue de las primeras en salir de la recesión, además que en el primer trimestre de este año ha registrado un crecimiento del uno por ciento, el más alto de la zona euro.