Ahora en Común ¿Podemos.dos? ¿A quién beneficia? Alternativa real

Desagradaré a muchos/as porque echo abajo las ilusiones en ese proyecto, pero tampoco apoyo a PODEMOS. Más vale, desengañados y despiertos ahora, que frustrados, desmoralizados y derrotados dentro de poco. Si tienes el valor de leer este artículo hasta el final, seguramente saldrás recompensado.

He leído los pocos documentos de la plataforma Ahora en Común, y no me han gustado. Me parece el producto de la confluencia de gente de clase media con una política tan blandengue y claudicante como la de Podemos e Izquierda Unida, si no más. Sin duda así se puede conseguir aglutinar a un sector de la población para que gente de clase media acceda a puestos de poder, pero sería para llevar una política que no representaría los intereses de la clase trabajadora y los más amplios sectores populares, debilitando la estrategia capitalista española-europea. Y no hablo guiándome por prejuicios izquierdistas. Como siempre, a los datos y pruebas me remito. Podéis acceder a los documentos de Ahora en Común (Ac.) en http://ahoraencomun.org/

[COPIA este artículo para leerlo con la calma que se merece e ir accediendo a los textos y enlaces recomendados] [Para leer bien el cartel de la imagen, clic sobre ella, ratón derecho, mejor opción]

I.- Un LLAMAMIENTO “light” de CLASE MEDIA más asustada que “indignada” y deseosa de medrar en el aparato de Estado capitalista

Lo que enseguida destaca del llamamiento es que se dirige a los ciudadanos en general, a la “gente común”, como esos mitineros que en el Hyde Park de Londres lanzan discursos a los paseantes indiferenciados, porque al parecer, los trabajadores/as (no digamos la clase trabajadora) hemos desaparecido como receptores destacados y sujeto político.

Y aquí nos encontramos con la gran paradoja de nuestra época:

Cuanto más parados hay, cuanto más precarizados están los trabajadores/as, cuando sectores de la clase media (pequeña burguesía) asalariada se ven arrojados a condiciones de salarización peores que los trabajadores/as de hace sólo una década, y más clase media de autónomos se convierte en asalariada, o falso autónomos ¡menos se habla de clase trabajadora, y no digamos de proletariado, ni de proletarización! Cuando más descarado y descarnado es el dominio del capital por la desigualdad social, el enriquecimiento y corruptelas de unos, el miedo y sometimiento de los trabajadores/as en las empresas, el paro y su desprotección social, los desahucios de las viviendas ¡menos se habla de clase capitalista y de sistema capitalista!

La clase media, asustada de que ella y su descendencia probablemente tengan un futuro peor, y reticente siempre a enfrentarse a los capitalistas y su Estado, se aferra a todo tipo de ilusiones y genera un discurso medio ciego a la realidad de la sociedad de clases, de falsa esperanza, dulzón, lleno de sonrisas forzadas por el “pensamiento positivo”, al que pretende arrastrar a la clase trabajadora y sectores populares que se encuentran en una situación pésima, sin ofrecerles realmente alternativas, más que las de votar a programas tan endebles que sólo acabarán produciendo frustración, y nos debilitarán todavía más de lo que estamos.

El estilo de los (pocos de momento) documentos de Ahora en Común recuerda a los textos y discursos más moderados y tontorrones de PODEMOS, esos que buscan ganarse a la clase media del centro, amante de la “estabilidad” (el orden) y que por ello se turna sin mayores quebraderos de cabeza entre PSOE y PP, ahora Ciudadanos, pero no porque se la radicalice hacia la izquierda, sino a costa de dejar en la estacada a la clase trabajadora de izquierdas. Precisamente el sábado 11 de julio, en el “Foro por el Cambio”, celebrado en el barrio madrileño de Vallecas, Podemos, por boca de su número dos, el estratega Iñigo Errejón, con su típica palabrería (“ni de izquierdas ni de derechas” “tender la mano a los que un día votaron a unos u otros”, “a la gente decente”, etc.), insiste en esa orientación para ganar a gente vacilante del “centro” que unas veces ha votado también a la derecha, aunque eso suponga rebajar todavía más su perfil de “izquierdas”, y bajar otro escalón en la claudicación. Ha revisado su “giro a la izquierda” de las pasadas elecciones, que careció de todo contenido político serio y que no consistió más en un lenguaje más bronco y faltón hacia otros políticos, lo que a algunos gusta, pero a ese sector más conservador de la clase media a la que aspiran a ganar, desagrada o asusta. Así que ahora opta por sonreír y rebajarse más según las encuestas se vuelven más complicadas para ellos porque el voto se queda en el PSOE o votantes “socialistas” van a parar a Ciudadanos.

Para PODEMOS, ganar es sumar votos para el partido (aunque su política ceda más y más ante el capital), no sumar fuerza política en la clase trabajadora y el pueblo, por conocimiento (ignorancia sobre la loepsf-tscg) conciencia, movilización, confianza en sí misma, empoderamiento en la lucha contra todo eso. ¿De qué sirve ganar las elecciones si es para una política que a la hora de la verdad y ante la “responsabilidad de gobernar” se diferenciaría bastante poco de la del PSOE?.

La radicalización hacia la izquierda (por utilizar un término en el que más o menos nos entendemos) de importantes sectores de la clase media, es muy difícil si no ve en la clase trabajadora una clase fuerte y líder, capaz de enfrentarse al capital y por ello, de hacer que la clase media venza sus miedos y vacilaciones en ese enfrentamiento. Pero ese empoderamiento de la clase trabajadora, en ningún momento es para Podemos una tarea, porque por su propia composición de clase e intereses ni siquiera puede proponérselo. Ellos van a las elecciones a conseguir una mayoría “para el cambio” pero rebajarán el cambio todo lo que haga falta con tal de conseguir la mayoría. Sin embargo, incluso ahora, con la actual correlación social de fuerzas, inclusive en términos electorales, la mejor forma de ganar a los votantes del PSOE y vencer al centro, sería una política claramente de izquierdas, aunque sin pretender una revolución por bastante tiempo imposible [leed mi artículo “Íñigo Errejón no lee a su padre y PODEMOS perderá las elecciones. Plan de batalla ganador (7/4/2015) enlace al final]

No es que yo haga un fetiche de los términos, de los conceptos. La presencia de términos como “trabajadores/as”, “clase trabajadora”, etc., no garantiza para nada que se vaya a defender nuestros intereses, pero su total ausencia da qué pensar y muy mala espina sobre los intereses sociales y políticos que realmente se defienden. Y generalmente acaba confirmándose porque los objetivos y medios que se proponen tampoco van en la línea que nos conviene.

Podéis dejaros los ojos o bloquear el buscador del ordenador, si queréis encontrar los términos “trabajador”, “clase trabajadora”, “clase capitalista”, en el llamamiento de Ahora en Común (Ac.) En su lugar hallaréis los términos propios de la más tontorrona ideología ciudadanista, como “gente”, “ciudadanía”, “gente común”, etc. ¡Hasta el término “pueblo” parece ya demasiado plebeyo, radical, subversivo y asusta!. ¡A qué nivel de renuncia, rendición y degradación política hemos llegado en el lenguaje!

En vez de intereses de clase opuestos, de explotadores y explotados, de opresores y oprimidos, del beneficio del capital contra el trabajo, nos encontramos con un discurso sobre el “sentido común” (como si hubiese un sentido común que la burguesía -a poco sensata que fuese- podría compartir con nosotros, y el sentido no fuese siempre de clase), los “derechos humanos” (como si no estuviesen totalmente condicionados por los intereses de clase, por el capitalismo) y el “Gobierno de las personas y para las personas” (como si no lo fuese a su manera el gobierno al servicio de los capitalistas, y nosotros no tuviésemos una pertenencia de clase opuesta).

Así, la conclusión acaba siendo que el Estado debiera ser “para la gente”, que debemos “recuperarlo” para la “democracia”, como si el Estado, en su propia génesis, función, estructura, jerarquía y cuerpos (alta burocracia, militares, policías, servicios secretos), no tuviese un carácter de clase capitalista y esencialmente antidemocrático (si por esto se entiende el poder efectivo, real, desde debajo de la clase trabajadora y demás clases populares no explotadoras), irrecuperable para la clase trabajadora (en realidad, nunca lo perdimos, porque nunca pudo ser nuestro), por muchos servicios sociales que preste (salario indirecto y diferido, esencialmente), y por mucho que se “democratice”, etc. De ahí, que se presenten las elecciones, y no el fortalecimiento de nuestra clase en las empresas y “en la calle”, como la tabla de salvación y la solución a todos nuestros problemas.

La función principal del Estado es la de poner orden (por las “buenas” y/o por las malas) en la confrontación de intereses de clase antagónicos (capitalistas y trabajadores) u opuestos (entre fracciones del capital, y entre el capital y la pequeña burguesía o clase media), de modo que la sociedad capitalista pueda seguir su marcha, esto es, que funcione lo mejor posible la máquina de extraer beneficio para el capital exprimiendo el trabajo humano.

Todo ese discurso iluso sobre la “recuperación de la “democracia” que puede hacer que Gobierno y el Estado nos sirva de verdad, se pretende avalar con el “éxito” de las “candidaturas populares” y Podemos, en las municipales y autonómicas, obviando que incluso a un nivel de lo más superficial, esas victorias están totalmente hipotecadas por dos leyes que estrangularán las competencias (por tanto democratización) de esas instituciones y/o cierran el grifo a sus posibilidades de gasto (por tanto, servicios públicos). Me refiero a la LRSAL (traspasando competencias municipales a la Diputación y Comunidad Autónoma) y la LOEPSF (objetivos de déficit y deuda pública, priorizando su pago).

Teniendo en cuenta la naturaleza burguesa del Estado, y más en concreto leyes como la LRSAL y la LOEPSF, más que “recuperar” nosotros las instituciones, puede que lo que acabe ocurriendo es que la burguesía, gracias a esa “democracia participativa”, nos haya recuperado a nosotros, es decir, integrado, digerido, asimilado, desactivado, domesticado, vuelto al redil, convertido en inofensiva nuestra indignación y protesta, sacándola de los peligros subversivos y antisistema de “la calle” y la autoorganización independiente del Estado, encauzándola en el laberinto burocrático de las instituciones y sus legalismos serviles al capital, para que no nos sirva para nada. [No os perdáis mis artículos con enlace al final: “Ayuntamientos inútiles para nosotros por la LOEPSF. ¡Hasta en el PSOE lo reconocen ya!” (24-6-2015) —- “24 mayo. Victoria electoral municipal. Trampa política y austericida. Derrota estratégica” (18-6-2015)].

Ahora en Común nos quiere hacer creer que realmente se ha cambiado algo, cuando incluso siguen plenamente vigentes esas leyes, para colmo no han tenido todo su recorrido y ¡muchas candidaturas ni siquiera se plantean su derogación!. Y nos viene a decir que, de la misma forma que supuestamente habríamos cambiado los ayuntamientos, podremos cambiar el conjunto de las instituciones estatales a partir de las elecciones generales. Precisamente cuanto más te elevas, más difícil y peligrosa se hace la ascensión y más dura será la caída, de la frustración, la decepción y el “castigo” por atreverte a desafiar a “los dioses y sus leyes” (el capitalismo, la burguesía y sus servidores políticos y militares); salvo que te vuelvas “responsable” y gestiones las instituciones al servicio de quienes realmente han sido diseñadas: la burguesía y su capitalismo.

Todo este discurso sea por borrar la percepción de la sociedad de clases, de la oposición y antagonismo de intereses en ella, y de que la política, la institución del Estado burgués (capitalista), y las concepciones ideológicas (el “sentido común” particular de cada clase) responden siempre a esos intereses de clase. Y en esto no hay “consenso” posible.

Este discurso en realidad refleja la visión individualista y a la vez gregaria (para compensar su soledad y aislamiento) de los miembros de la clase media (pequeña burguesía). Por eso prefieren referirse a la masa sin identidad clara clasista, a “la gente”, “la ciudadanía” en la que se podrían incluir también los capitalistas y los tecnócratas de la Troika si fuesen más “sensatos”.

Por “no asustar” a la clase media más individualista, miedosa, proclive a subordinarse a los capitalistas y a votar indistintamente al PSOE o al PP o Ciudadanos u otros de derechas específicos de Comunidades Autónomas, pretenden que nos dejemos imponer el discurso “políticamente correcto” de origen burgués (el mito de la ciudadanía que nos haría a todos iguales), que no supone ningún peligro para los capitalistas, a quienes no les asusta “la gente común” que sólo tiene conciencia “ciudadana”, sino los trabajadores/as conscientes de su clase social y de sus intereses de clase. Así nos perdemos nosotros, nos debilitamos y tampoco podemos liderar y ganar a nuestros objetivos anticapitalistas a esa clase media.

II.- Los PROMOTORES DEJAN MUCHO QUE DESEAR políticamente y se subordinan a la decisión de PODEMOS

En coherencia con el discurso, por la relación de las primeras firmas, queda clara la composición de clase media de los impulsores de esta plataforma; y en cuanto a su afiliación política, tenemos a gente y responsables de EQUO, PODEMOS, Izquierda Unida, de las plataformas de las elecciones municipales y autonómicas e incluso exmilitantes del PSOE.

Según los impulsores de Ahora en Común, en declaraciones recogidas en El País (sábado 11 julio), no pretenden levantar una lista electoral al margen, en competencia y menos opuesta a Podemos, sino que el partido de Pablo Iglesias y compañía se una a otros muchos en Ac.. Si esto no puede ser, Ahora en Común no tendría sentido. Es decir, que el destino de esta plataforma está en manos de Podemos, y si estos terminasen aceptando (por ahora el “no” es rotundo, reiterado el sábado 11 de julio en el “Foro por el Cambio” celebrado en Vallecas), el programa de Ahora en Común sin duda vendría marcado por el de Podemos y no sería políticamente más avanzado, lo que ya nos da una pista de la insulsez que puede salir de ahí.

Quienes hayáis leído algunos de mis artículos en Kaos en la red, sabéis de mi distancia abismal con respecto a Podemos, Izquierda Unida, y mis críticas a las plataformas ciudadanas para las pasadas elecciones.

Con este personal político, ya me temo que, de seguir adelante la plataforma Ac. (con o sin Podemos), el resultado será una versión común denominador y a la baja de todas esas fuerzas políticas. Esto es, algo muy diferente a lo que necesitamos en esta situación de emergencia social y política.

III.- ¿Qué PROGRAMA CABRÍA ESPERAR que saliese de aquí?

Con motivo de muchas actuaciones y programas de Izquierda Unida, he ido expresando mis críticas a sus políticas, en particular desde 2012; y en cuanto a PODEMOS, desde su fundación en 2014 y primer documento titulado “Mover ficha”.

Si la clase trabajadora y sectores populares siguiésemos esas políticas, la derrota estaría asegurada, aunque por un tiempo se pudiese disfrazar con el espejismo de victorias electorales que ni siquiera cuestionarán los pilares fundamentales de la estrategia capitalista, tanto en el terreno laboral (“reformas” laborales) como de los gastos sociales del Estado (la loepsf-tscg) y su recentralización (la LRSAL, la Ley de Seguridad Nacional en tramitación). Y no planteo, como los izquierdistas, que hoy se deban poner en primer plano objetivos propios de socialismo ni de la revolución, sino otros infinitamente más modestos pero que nos permitan detener la marcha pendiente abajo y a la derrota total, avanzar de verdad, debilitarles a ellos en serio.

En mi artículo publicado en Kaos en la red y titulado “24 mayo. Victoria electoral municipal. Trampa política y austericida. Derrota estratégica” (18-6-2015), celebraba que:

Ahora Madrid, en su “Programa Ahora Madrid” dice: “2.2.2. Refuerzo de la autonomía financiera municipal. […] e) Apoyar las iniciativas de carácter supramunicipal que promuevan la derogación de la Ley Orgánica 2/2012 de 27 de abril de Estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera [la LOEPSF] y la Ley 27/2013, de Racionalización y sostenibilidad de la Administración local [la LRSAL].”. Ahora Madrid es, en los términos del programa, la candidatura más clara y rotunda en este sentido, por la derogación de la LOEPSF y la LRSAL.”

Pero también expresaba mis serias dudas (por decirlo suavemente) de que fuesen consecuentes con eso, dada la composición política de los miembros del consistorio por esa plataforma.

Porque ni PODEMOS ni IZQUIERDA UNIDA han demostrado en ningún momento interés (Podemos) y voluntad (Izquierda Unida) en llevar de verdad adelante esa lucha, ni cabe esperar ya que lo hagan porque han dejado pasar una tras otra todas las oportunidades.

En un programa (sea o no electoral) deben reunirse los objetivos para multitud de cuestiones, pero no se trata de hacer una “carta a los reyes magos”. Todos convendremos en que, en los objetivos, existe una jerarquía en relevancia social y política, también una lógica en cuanto a su consecución (unas medidas dependen de otras, y de una caen otras en cascada), y que lo urgente (políticas de rescate a los sectores más empobrecidos y castigados) no debe hacernos olvidar ni relegar lo más importante (atacar los pilares de la estrategia capitalista: reforma laboral, LOEPSF-tscg, recentralización del Estado –ley LRSAL- recorte de libertades –ley “mordaza”, etc.-).

Por ejemplo, sería un timo prometer “el oro y el moro” en servicios sociales si no se plantea la lucha a muerte contra el fraude y elusión fiscal del capital y la burguesía, y una reforma tributaria progresista. Otro tanto si ni se cuestiona, ni se lucha, contra los objetivos de déficit y deuda pública orientados y fijados por la LOEPSF, y el Tratado de Estabilidad (TSCG) de la Unión Europea, que ya en septiembre de 2012 fue denunciado por partidos, sindicatos y trabajadores/as y pueblo francés como el Tratado de la Austeridad a Perpetuidad, y cuya viabilidad ya ha sido puesta en entredicho incluso en un estudio del FMI, como he demostrado en un artículo.

Para mí, como ya he argumentado, una TAREA INMEDIATA es la denuncia y ridiculización de la LOEPSF, empezando por la pretensión de su plazo de 2020 para bajar la deuda pública al 60% del PIB (estamos en casi el 100%, una diferencia de unos 400.000 millones), sus objetivos de déficit y su arsenal coactivo contra los ayuntamientos y CCAA. Sólo los vendidos a la estrategia del capital o los izquierdistas más inútiles, pueden ignorar la importancia y potencial de esta denuncia, tanto para nosotros como para el conjunto de la eurozona (incluidos los griegos), como he demostrado y argumentado insistentemente.

Quien a estas alturas ni siquiera es capaz de denunciar y ridiculizar que la LOEPSF nació en 2012 con la pretensión austericida de dejar la deuda pública en el 60% del PIB antes de 2020 (en lugar del 2033-40 que permite el TSCG), que el PP continua sin modificar ese plazo, y desenmascarar al PSOE por su silencio cómplice, carece de credibilidad para acometer cuestiones mayores, cuando hasta la AIReF (Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal) trata ya abiertamente la cuestión, aunque con muchísima discreción, como os he demostrado en varios artículos.

Que la insistencia en la LOEPSF no es ninguna manía mía, lo demuestra las muy recientes insistencias y amenazas veladas del ministro Montoro en que se cumpla la ley, tanto en los Ayuntamientos como en las Comunidades Autónomas, como sabemos por los medios de comunicación y he comentado extensamente en mis últimos artículos.

El FMI prevé para 2016 una desaceleración del crecimiento en España, con un 2%, más cerca de lo que sería el PIB potencial de un crecimiento anual del 1,5% (o sea, “normal y sano”, sin circunstancias ajenas excepcionales favorables, ni inicio de burbujas, etc.). Por tanto, para cumplir con los objetivos de déficit habrá que aumentar la recaudación subiendo impuestos y/o rebajar gastos. El Consejo de Ministros del viernes 10 de julio, teniendo en cuenta los objetivos de reducción del déficit, para 2016 ha disminuido en un 4,4% el techo de gasto de la Administración del Estado (Estado central), pese a que un porcentaje muy alto de parados no cuentan con prestación alguna, lo que determinará los Presupuestos Generales que el PP quiere aprobar antes de las elecciones generales, en previsión de volver a gobernar con el apoyo de Ciudadanos y otros. ¡No nos conviene vender la piel del oso (PP) antes de cazarlo, pues ya hemos visto como están bajando también las previsiones de voto a PODEMOS, muy lejos de la mayoría que inicialmente soñaba conseguir, por su desinterés en golpear al PP, Ciudadanos y otros, donde más les dolería y desenmascarar mucho más la complicidad del PSOE con la derecha!

Por eso, la exigencia de derogación de la LOEPSF y cuestionamiento del TSCG, colocada en un lugar prioritario, determinante, del programa y de toda la pre y campaña electoral (no una línea perdida entre 50 páginas de programa, y que sólo sirve para cubrir el expediente), es una PRUEBA del ALGODÓN para decidir si ese programa tiene al menos algo verdaderamente positivo e importante para la clase trabajadora y el pueblo, o es una colección de promesas que se incumplirán (“la LOEPSF y el TSCG nos obligan”, dirán), faroles y brindis al sol, y de reparto de las migajas con el miserabilismo, meros planes de emergencia social, que para nada cuestionan la estrategia capitalista, y que serían “pan para hoy, hambre para mañana”, pero que permitirán desactivar nuestra lucha, y que un sector de la clase media politizada e “indignada” medre en las instituciones del Estado capitalista.

Persistiendo en políticas como las de PODEMOS e Izquierda Unida, tras las elecciones generales está garantizada la permanencia de la estrategia capitalista, incluso de la mano de sus principales agentes, a los que ni siquiera se conseguirá desplazar de las instituciones: el PP-Ciudadanos-PSOE y otros.

Podemos alega que sólo ellos pueden acabar con el bipartidismo. De hecho el bipartidismo ya está acabado. Pero lo importante no es entre cuántos partidos se reparten o turnan en el poder, sino si hay realmente políticas substancialmente diferentes, y alguna de verdad a nuestro favor. Y en ese sentido, PODEMOS e Izquierda Unida comparten, con PP, PSOE, Ciudadanos y otros, el silencio cómplice sobre la LOEPSF-tscg; así que en este aspecto tan importante, todos forman parte del mismo partido, el del respeto a la estrategia del capital, por mucho que hablen de auditorías y reestructuraciones de la deuda que he denunciado como tramposas.

Para la clase trabajadora, la solución de nuestros problemas, no vendrá de la mano ni del PSOE, ni de Podemos, ni de Izquierda Unida; al contrario, de ellos, la perpetuación de garrotes como la loepsf-tscg.

Llegará un momento en el que ya claramente tendremos que hablar de la “neo-casta” del PP-Ciudadanos-PSOE-Podemos-Izquierda Unida. La negativa de Podemos a cuestionar, denunciar y luchar contra la loepsf-tscg es todo un indicio de su orientación no como verdadera alternativa, sino como relevo-sostén del PSOE (así como lo es Ciudadanos con respecto al PP), por mucho que quieran presentar una imagen muy diferente, como supuestos herederos de aquel “¡PP y PSOE, la misma mierda es!” del 15M de 2011.

La clase trabajadora no puede contar ni con Podemos, ni Izquierda Unida, ni Ahora en Común. Sólo cuenta consigo misma, con asumir toda la responsabilidad por su presente y futuro. Sí, es muy duro. Pero lo único seguro es empezar a creer en nosotros mismos, no en quienes no merecen nuestra confianza.

IV.- UNIDAD POR ABAJO, pero DE LA CLASE TRABAJADORA y el PUEBLO

El verdadero problema, desde los intereses de la clase trabajadora, no es el de la falta de unidad electoral para llevar adelante una política que representa ante todo las aspiraciones de la pequeña burguesía “indignada” que en los hechos (y en la teoría) se subordina a la estrategia del capital y su Estado, sino de la falta de unidad en nuestra propia clase, conciencia de nuestros verdaderos intereses, de una política de la clase trabajadora, y de la autoorganización para llevarla adelante. Y eso no se construye a partir de proyectos electorales.

Lo que ahora necesitamos los trabajadores/as es saber afrontar las condiciones de desestructuración de nuestra propia clase que se han visto agudizadas con la crisis y las reformas laborales y avanzar en nuestra autoorganización independiente del Estado, sus instituciones representativas (ayuntamientos…), y también de los sindicatos. Por eso debemos aprender de experiencias como las de las contratas de Movistar para superar la división en el precariado y el sabotaje sindical [interesante este texto “LOS ESCLAVOS DE TELEFÓNICA SE REBELAN. Balance de la huelga de contratas en Movistar” http://www.vientosur.info/spip.php?article10250 ]

Y en el terreno de los recortes sociales de las prestaciones y servicios públicos, levantar la Reivindicación Común a la lucha contra todos los recortes, sean cuales sean y vengan del Estado central, Comunidad Autónoma o ayuntamientos: “Derogación de la LOEPSF, madre y motor de todos los recortes sociales y privatizaciones por priorizar el pago de la deuda. No al plazo de 2020 para bajar la deuda pública al 60% del PIB. No al plazo irreal de 2033-40 del TSCG de la U.E. No a la arbitrariedad de bajar al 60% cuando debemos afrontar la transición energética y el cambio climático con inversiones públicas.”

Es esto lo que puede dar el liderazgo a la clase trabajadora y llevar tras sí a sectores amplísimos de la clase media, sin necesidad de girar hacia “el centro”. Depender de las propuestas electorales como Podemos, Izquierda Unida o Ahora en Común, supone para la clase trabajadora subordinarse a la dirección de la pequeña burguesía (clase media) que sólo puede llevarnos a la derrota, a un sometimiento creciente al capital. La clase media, tan erudita ella, está demostrando que es incapaz ni de afrontar una lucha tan elemental como la denuncia del plazo 2020-60%, porque no quiere que “salte la liebre”, arriesgarse a empezar por ahí para acabar poniendo en la picota también el del TSCG (2033-40, ya cuestionado en el FMI), y debilitar de verdad al PSOE y los social-liberales de toda la eurozona, que nos agreden a todos, y ahora muy en especial a los griegos.

Profundizar en esta orientación es lo que de verdad nos empoderará a los trabajadores/as, no plataformas electorales de clase media que claudican ante la estrategia del capital sin cuestionarla siquiera.

No me repito. Quien esté despierto/a y tenga intereses más allá de los de la clase media “indignada” pero capituladora y acomodaticia con el capitalismo, su explotación y Estado, procurará leer algunos de mis artículos para comprender mucho mejor lo que estoy denunciando y proponiendo, y también porque mis críticas a las políticas de PODEMOS y de Izquierda Unida creo que serán perfectamente aplicables a Ahora en Común si sigue adelante pese al rechazo de Podemos.

Contra la desorientación y la derrota, PASA este ARTÍCULO y hazte agitador y propagandista contra la LOEPSF-LEP y el TSCG de la U.E.

PARA PROFUNDIZAR: algunos de mis artículos más relacionados con éste. CÓPIALO para ir accediendo con tiempo a los enlaces.

Grecia cede ante la Troika. Montoro amenaza con la LOEPSF. Y renunciamos a luchar” (10-7-2015) —– https://kaosenlared.net/grecia-cede-ante-la-troika-montoro-amenaza-con-la-loepsf-y-renunciamos-a-luchar/

Aprovechar el NO de Grecia ¡No en España a la deuda al 60% PIB para 2020 (ley LOEPSF)!” (6-7-2015)—– https://kaosenlared.net/aprovechar-el-no-de-grecia-no-en-espana-a-la-deuda-al-60-pib-para-2020-ley-loepsf/

Por los griegos y nosotros ¡No a bajar la deuda al 60% del PIB! ¡No al plazo de 2020!” (2-7-2015) —– https://kaosenlared.net/por-los-griegos-y-nosotros-no-a-bajar-la-deuda-al-60-del-pib-no-al-plazo-de-2020/

Ayuntamientos inútiles para nosotros por la LOEPSF. ¡Hasta en el PSOE lo reconocen ya!” (24-6-2015) —- https://kaosenlared.net/ayuntamientos-inutiles-para-nosotros-por-la-loepsf-hasta-en-el-psoe-lo-reconocen-ya/

Grecia nos pasará factura política por claudicación. PODEMOS no lo evitará” (22-6-2015) — https://kaosenlared.net/grecia-nos-pasara-factura-politica-por-claudicacion-podemos-no-lo-evitara/

24 mayo. Victoria electoral municipal. Trampa política y austericida. Derrota estratégica” (18-6-2015) —– https://kaosenlared.net/24-mayo-victoria-electoral-municipal-trampa-politica-y-austericida-derrota-estrategica/

El FMI adelanta por la izquierda a PODEMOS, I.U., sindicatos y revolucionarios” (1-6-2015) —– https://kaosenlared.net/el-fmi-adelanta-por-la-izquierda-a-podemos-i-u-sindicatos-y-revolucionarios/

44-13-3: las medidas ideales para el austericidio público. La alternativa” (21-5-2015) con versión PDFhttps://kaosenlared.net/44-13-3-las-medidas-ideales-para-el-austericidio-publico-la-alternativa/

¿Pedir el voto para PODEMOS o Izquierda Unida? Prueba del algodón. Manual” (12-5-2015) con versión PDF —- https://kaosenlared.net/pedir-el-voto-para-podemos-o-izquierda-unida-prueba-del-algodon-manual/

PODEMOS ¿reestructurar la deuda pública sin derogar la LOEPSF? Un engaño” (23/4/2015) —– https://kaosenlared.net/podemos-reestructurar-la-deuda-publica-sin-derogar-la-loepsf-un-engano/

Íñigo Errejón no lee a su padre y PODEMOS perderá las elecciones. Plan de batalla ganador” (7/4/2015) con versión PDF —- https://kaosenlared.net/inigo-errejon-no-lee-a-su-padre-y-podemos-perdera-las-elecciones-plan-de-batalla-ganador/

Caída de Izquierda Unida y pinchazo de PODEMOS por no denunciar la austericida LOEPSF del PP$OE” (24/3/2015) ——— https://kaosenlared.net/caida-de-izquierda-unida-y-pinchazo-de-podemos-por-no-denunciar-la-austericidad-loepsf-del-ppoe/

2030. Crisis energética y capitalista. Lucha laboral, de clases y la izquierda. Orientaciones. Campaña Marco. PDF” (2/3/2015) —– con versión PDF — https://kaosenlared.net/2030-crisis-energetica-y-capitalista-lucha-laboral-de-clases-y-la-izquierda-orientaciones-campana-marco-pdf/

Podemos”. Un Programa de “clase media” indignada que no sirve a los trabajadores y contribuirá a derrotarnos” (6/3/2014) ——– http://2014.kaosenlared.net/secciones/s2/izquierdaadebate/item/82359-%E2%80%9Cpodemos%E2%80%9D-un-programa-de-%E2%80%9Cclase-media%E2%80%9D-indignada-que-no-sirve-a-los-trabajadores-y-contribuir%C3%A1-a-derrotarnos.html

Pablo Iglesias. Mover ficha en el trucado tablero electoral. ¿De la indignación, a la derrota por la ilusión? PDF” (21/1/2014) Archivo PDF ——- http://2014.kaosenlared.net/secciones/s2/laboraleconomia/item/78793-pablo-iglesias-mover-ficha-en-el-trucado-tablero-electoral-%C2%BFde-la-indignaci%C3%B3n-a-la-derrota-por-la-ilusi%C3%B3n?-pdf.html

Para un balance imprescindible de las Marchas de la Dignidad os remito a “El 22M y más allá. Por la unidad de los trabajadores y trabajadoras europeos contra la legislación austericida”. En el blog de Comunistas Internacionales (no es una organización, sino un grupo abierto de participación y debate) https://www.facebook.com/comunistasinternacionales podéis descargaros el documento (segunda edición actualizada) http://www.mediafire.com/download/ngk12arzp1qdkdm/2CI_-_El_22M_y_mas_alla_2a_ed_%282015%29.pdf

Para acceder a los artículos, informes y libros que vengo publicando en Kaosenlared. Kaos ya no tiene buscador y los de los viejos Kaos no funcionan. Tampoco ya funciona para esos “Mi página” donde venían un montón de direcciones y salía como el primer resultado en la búsqueda con Google poniendo “Aurora Despierta” site:kaosenlared.net; tampoco poniendo site:2014.kaosenlared.net. Aunque sí salen las direcciones de acceso a artículos concretos. Para los artículos de 2015, los podéis encontrar poniendo https://kaosenlared.net/author/aurora-despierta/ o escribiendo en Google: Aurora Despierta. Kaos en la red, y cogiendo la primera que viene, o lo mismo poniendo “Aurora Despierta” site:kaosenlared.net

PARA NO TENER NINGUNA DUDA, disponer de la relación completa de mis documentos en Kaos en la red, hasta el 10/2/2015 con TODOS los ENLACES CORRECTOS, lo mejor, DESCÁRGATE la versión PDF del artículo “PODEMOS se pronuncia por cumplir con la austericida LOEPSF. De la indefinición a la traición. Y archivo PDF” (23/2/2015) ——- https://kaosenlared.net/podemos-se-pronuncia-por-cumplir-con-la-austericida-loepsf-de-la-indefinicion-a-la-traicion-y-archivo-pdf/

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS