Aguas canarias! Ni de Marruecos ni de España

Publicidad

Llamamos una vez más a nuestro pueblo a movilizarse, a pisar las calles nuevamente, en defensa de nuestras aguas jurisdiccionales, en defensa de nuestra patria, Canarias, aguas que no son ni de España ni de Marruecos sino nuestras, haciendo igualmente un llamamiento a la Comunidad Internacional para que reconozca los justos y legítimos derechos del pueblo canario reconociendo nuestra República Democrática Federal Canaria.

Movimiento por la Unidad del Pueblo Canario. El reino de Marruecos ha aprobado, ante la desesperación debido tanto a la presión del hermano pueblo marroquí como de los organismos internacionales, la extensión de sus aguas jurisdiccionales hasta 350 millas náuticas en una flagrante demostración, una vez más, de que se trata de un Estado forajido, como hemos sostenido en otras ocasiones, al vulnerar y, en consecuencia, no respetar, la legislación internacional.

Los espacios de la República Democrática Federal Canaria. Las Islas Canarias están ubicadas cerca de la costa noroeste del continente africano y su territorio comprende Gran Canaria, Tenerife, El Hierro, La Palma, Lanzarote, Fuerteventura, Alegranza, Graciosa, Montaña Clara, Lobos, Roque del Este, Roque del Oeste, Islas Salvajes, La Gomera y el enclave de Canarias en el continente africano denominado Santa Cruz de la Mar Pequeña. Así mismo, incluye el mar territorial que nos rodea (incluyendo el Banco Pesquero Canario Sahariano, cuyos derechos históricos adquiridos por los canarios reconoce la legislación internacional), sus aguas jurisdiccionales hasta 350 millas náuticas (respetando las 12 millas náuticas que l jurisdicción internacional le reconoce a Madeira como archipiélago del Estado portugués y la medina con los países vecinos), sus fondos marinos, subsuelo y espacio aéreo, todo ello acorde con las normas internacionales que le son de aplicación a los Estados soberanos.

España, otro estado forajido. El ordenamiento jurídico internacional le reconoce a España, que ocupa ilegítimamente el Archipiélago Canario, 12 millas náuticas alrededor de cada isla, excepto La Gomera, la isla rebelde y de la que España ha sido incapaz de mostrar documento alguno sobre su sometimiento, rendimiento u ocupación en las Naciones Unidas, lo que, obviamente, daría la razón a Marruecos si Canarias es un archipiélago de otro Estado en vez de un Estado Archipelágico como ocurre desde la proclamación de la República Democrática Federal Canaria aunque, torticeramente, y con el apoyo de los esbirros al servicio del colonialismo en esta posesión colonial española en el Noroeste de África, haya intentado que la Comisión de Límites de la Plataforma Continental de las Naciones Unidas le reconozca jurisdicción sobre las aguas que sólo a Canarias corresponden, recurrido inmediatamente por el Movimiento por la Unidad del Pueblo Canario en defensa de los legítimos derechos de nuestro pueblo.

Lo novedoso de la pretensión marroquí. Hasta ahora ambas monarquía, alauita y borbónica, habían pactado a espaldas de nuestro pueblo el reparto del territorio y, sobre todo, los recursos disponibles, gas, petróleo, minerales y pescado fundamentalmente, cuyo ejemplo más reciente lo tenemos en las prospecciones petrolíferas que los citados reinos autorizaron a las petroleras Repsol y Kosmos, respectivamente, a las que, heroica y contundentemente, en una acción sin precedentes, se opuso el valiente pueblo canario. Haciéndose eco de ese clamor popular el Movimiento por la Unidad del Pueblo Canario se personó ante el Tribunal Internacional de Derecho del Mar de las Naciones Unidas viéndose obligadas sendas petroleras a retirarse de nuestras aguas, con el correspondiente dolor de muelas del presidente de Repsol según públicas declaraciones. Sin embargo, el gobierno marroquí en esta ocasión ha actuado, probablemente, sin el consentimiento del gobierno español en funciones.

En conclusión, llamamos una vez más a nuestro pueblo a movilizarse, a posar las calles nuevamente, en defensa de nuestras aguas jurisdiccionales, en defensa de nuestra patria, Canarias, aguas que no son ni de España ni de Marruecos sino nuestras, haciendo igualmente un llamamiento a la Comunidad Internacional para que reconozca los justos y legítimos derechos del pueblo canario reconociendo nuestra República Democrática Federal Canaria.

Foreign Office de la República Democrática Federal Canaria

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More