África: gratitud inconclusa (2 y final)

Abena Busia, Crítica cultural, revela la situación de la diáspora africana. Cuba, indica cuánto se puede hacer para honrar a ese originario/a —aunque…

Publicidad

Al calor de que el 25 de Mayo se vitorea el Día de África, signifiqué que son encomiables sus aportes a la humanidad ¡incluyendo “La igualdad de género” y la “Gobernabilidad”! en contraste con el escaso nivel de desarrollo del llamado Continente Negro a causa del Capitalismo agravado por la flaqueza de la ayuda al desarrollo que recibe esa zona geográfica (1). Así, justifiqué/justifico el tema y lo complemento con otras aristas que abordo a continuación.

Parto de lo que identifico como Diáspora forzosa y ¿voluntaria? de África. Me fundamento en la pesquisa que he realizado al respecto, de manera preferencial en la cognición de Abena Busia: ella es Crítica cultural, descendiente de una familia excelsa de Ghana y ex directora del Departamento de Estudios de la Mujer y el Género en la Universidad de Rutgers, Estados Unidos; además de fungir como conferencista en Brasil, donde es Embajadora de su país y concedió una entrevista que trascendió el 14 de Mayo de 2019 (2).

La Académica Busia en esa entrevista alerta: “[…] no hay una identidad monolítica de la diáspora africana. Somos todos diversos. Usamos el término ‘diáspora africana’ o ‘identidad africana’ como un gesto político, no psicológico. No es natural. Es una declaración deliberada de afiliación por razones políticas”; se pregunta: “¿Cómo podrían no afectarla 300 años de brutal maltrato y desposeimiento?; e inmediatamente acota:

Hoy hay múltiples diásporas. La más inmediata es la posterior a la Segunda Guerra Mundial, sus padres migraron voluntariamente. Sin embargo, hay una diáspora mucho más antigua que básicamente construyó el mundo moderno. Y esa se originó por los tres siglos de comercio trasatlántico de esclavos./ Porque Europa y el nuevo mundo no hubiesen sido lo que fueron de no haber sido por el trabajo de los africanos traídos a través del Atlántico, que hizo posible la riqueza transformadora […]”.

La también antigua lideresa de la Asociación del Estudio de la Diáspora Africana Mundial y la Asociación de Literatura Africana, considera sobre aquel proceso de esclavización:

[…] trajo ideologías que no eran evidentes. Hoy vivimos como si el concepto de raza, particularmente los conceptos jerárquicos de raza, fueran evidentes. Pero no lo son. Fueron creados por razones muy específicas y enseñados. Se aprobaron leyes para que los africanos no pudieran ser educados, para que no pudieran hablar su idioma. Hasta mediados del siglo XX, personas de distintas razas no podían casarse. Se hicieron leyes para despojarlos de su herencia. No fue accidental”.

Al mismo tiempo, la otrora Pedagoga universitaria en EEUU asume que la descendencia africana continúa soportando el avasallamiento de tres siglos atrás, y explica —entre otras ideas que invito a leer:

[…] porque las sociedades que la opresión creó no han desaparecido. La desigual distribución de la riqueza que fue creada por el comercio de esclavos todavía existe. La riqueza está en la tierra y solo ciertas personas pueden tenerla. El resto la trabaja. Y así se perpetúa el sistema. Eso no ha cambiado”. “[El asunto] nos vuelven más vigilantes porque no podemos dar por sentado que las cosas que nos importan continuarán existiendo [con tantas desgracias]”.

La cognición reflejada, me conduce a formular las preguntas que siguen:

¿Quién le hace una antítesis a la Catedrática Abena Busia y niega que ya no existe el mensaje que se transmitió hace año y medio enDiscriminados y vulnerables: el precio de ser negro en la Unión Europea/ Sufren de ‘acoso’ y ‘racismo violento’. En pleno siglo XXI, las personas de ascendencia africana en Europa siguen siendo excluidas y precarizadas. Así lo confirmó la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea” (3)?

¿Qué decir del trascendido en las últimas semanas según el cual “El coronavirus se ceba con negros y latinos en EEUU/ Aunque los datos aún son incompletos es ya evidente que la epidemia golpea desproporcionadamente a estas minorías/ ‘Cuando la América blanca pilla un catarro, la América negra coge neumonía’. El viejo aforismo de la comunidad afroamericana en Estados Unidos se repite estos días sin cesar” (4)?

¿Será que no debemos denunciar la infelicidad que cabalga sin cesar en afrodescendientes en Latinoamérica, al constatar que estudios científicamente argumentados en 2017 avalaron “la necesidad de descifrar el racismo estructural e ir más allá de los paradigmas de discriminación” (5) y que —cual muestra inequívoca— un desempleado objeto de discriminación racial esté convencido de que “revelar su identidad y de la empresa [que lo discriminó] solamente perjudicaría su carrera(6)?

En el particular de Cuba —al paso que saludo “En camino al Día de África, así hemos titulado los cubanos una jornada de celebraciones, en tiempos de la COVID-19, por el 25 de mayo, Día de este continente, del que los grandes emporios de la información solo hablan cuando tratan de exacerbar conflictos, y reportan sobre catástrofes, enfermedades y pobreza” (7)—, considero oportuna la efeméride de marras para un examen sucinto del tema en su devenir histórico.

Es conocido que el color cubano asimismo lleva intrínseco el sufrimiento, el sudor, la sangre, el corazón, la contribución africana a la Identidad Nacional Cubana o sea, al proceso que sintetiza y tipifica a nuestro pueblo (su cultura, lengua, idiosincrasia, autorreconocimiento, sentido de pertenencia…), de acuerdo con los valores que están en juego en un momento histórico dado (materiales y espirituales), lo que simultáneamente se distingue y asimila lo global, lo universal (la transculturación necesaria e inevitable) —y que hemos de amamantar (8).

Es menos conocido, sin embargo, que “En el principio fue [José Antonio] Aponte [el negro que entró en nuestra Historia en 1812]/ Había liderado una conspiración y, a consecuencia de una delación, hecho prisionero y, sin que mediara proceso judicial, condenado a muerte. Con propiedad su proyecto insurreccional constituyó un movimiento popular, el primero de nuestra historia, en proponerse simultánea y articuladamente la independencia de Cuba y la abolición de la esclavitud” (9) —sin restarle mérito a Carlos M. de Céspedes (10).

Es igualmente conocido que nuestro Héroe Nacional José Martí entendía que “El negro, por negro, no es inferior ni superior a ningún otro hombre” (11); y, a pesar de la veracidad martiana, el Compañero Fidel Castro a pocos meses del Triunfo de 1959 en Cuba reconoció que “hay gente que va a la iglesia y es racista, hay gente que se llama revolucionaria y es racista, hay gente que se llama buena y es racista, hay gente que se llama culta y es racista” (12).

No obstante, es palpable lo mucho que nuestra Revolución ha hecho por las personas de piel oscura en seis décadas. Por mi condición de negro, no necesito documentación alguna para certificarlo. Me bastaría con recordar que ante la siembra de nuestro Comandante en Jefe de mi alma brotó por agradecimiento el rótulo “Fidel: mi Madre me inculcó Lealtad a ti” (13). Ello no niega rezagos que me llevaron a escribir “Cuba: en ocasiones, decir ‘negro’ es racismo” (14) y “Cuba: ¿Será preciso reactivar más el pensamiento de José Antonio Aponte?” (15) —por solo mencionar estos ejemplos.

Afortunadamente, avanzamos y vamos por más.

En Noviembre pasado se dio a conocer el “Programa contra el racismo y la discriminación racial, que se ha concebido ‘para combatir y eliminar definitivamente los vestigios de racismo, prejuicios raciales y discriminación racial que subsisten en Cuba’ [para lo cual contamos con] un Programa de Gobierno y su seguimiento se integrará al sistema de trabajo del presidente Díaz-Canel. ‘Para coordinar las tareas se creará una Comisión Gubernamental, encabezada por el Presidente de la República’ [Miguel Díaz-Canel Bermúdez]” (16).

Por demás, evoco que Nelson Mandela, al lado de nuestro Eterno Fidel (17), expresó el 26 de julio de 1991 en Matanzas: “Nosotros en África estamos acostumbrados a ser víctimas de otros países que quieren desgajar nuestro territorio o subvertir nuestra soberanía. En la historia de África no existe otro caso de un pueblo que [como el cubano] se haya alzado en defensa de uno de nosotros” (18). También, que ayudamos cuando el Ébola (19) y que hoy auxiliamos ante la Covid-19 (20) en el marco de las “Las huellas imborrables de los que caminaron juntos” —incluye reciprocidad “de nuestros hermanos africanos” (21).

Acentúo, pues, que el proceso revolucionario cubano deviene tributo al negro/a en Cuba y en otras latitudes del mundo —aunque nos queda mucho por alcanzar.

Concluyo: es marcada la impronta de África al desarrollo de la humanidad, pero no se ha traducido en una prosperidad interna y su diáspora continúa discriminada. En tal escenario, Cuba indica cuánto se puede/se debe hacer/se hace para honrar al originario/a del Continente Negrosea cubano/a o no. Así, de cara a este Día de África no solo la reverenciamos a través de acciones concretas por acabar con cualquier tipo de segregación sino que además encomiamos sus aportes al género humano y seguimos abogando para que en la práctica la gratitud a África deje de ser inconclusa. ¡Amén!

Referencias:

1.- https://www.cubainformacion.tv/la-columna/20200521/86299/86299-africa-gratitud-inconclusa-1.

2.- https://www.utdt.edu/ver_nota_prensa.php?id_nota_prensa=16781&id_item_menu=6.

3.- https://www.france24.com/es/20181129-racismo-negro-union-europea-afrodescendientes.

4.- https://www.elperiodico.com/es/internacional/20200420/racismo-coronavirus-combinacion-letal-eeuu-7931833.

5.- https://www.redalyc.org/jatsRepo/396/39654308003/html/index.html.

6.- https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-39510701.

7.- http://www.cubadebate.cu/opinion/2020/05/15/en-camino-al-dia-de-africa/#.XsK0B_x7kb0.

8.- http://banderaroja.blogspot.com/2009/10/amamantar-la-identidad-nacional-cubana.html.

9.- http://www.granma.cu/cuba/2019-04-08/en-el-principio-fue-aponte-08-04-2019-21-04-06.

10.- http://kaosenlared.net/cuba-hitos-revolucionarios-en-150-anos-i/.

11.- http://www.josemarti.info/documentos/mi_raza.html.

12.- http://www.granma.cu/granmad/secciones/fidel_en_1959/art-048.html.

13.- http://cubainformacion.tv/index.php/la-columna/249-noel-manzanares-blanco/72228-fidel-mi-madre-me-inculco-lealtad-a-ti.

14.- http://www.cubainformacion.tv/index.php/la-columna/249-noel-manzanares-blanco/68201-cuba-en-ocasiones-decir-negro-es-racismo.

15.- http://cubainformacion.tv/index.php/la-columna/249-noel-manzanares-blanco/75528-cuba-isera-preciso-reactivar-mas-el-pensamiento-de-jose-antonio-aponte.

16.- http://misiones.minrex.gob.cu/es/articulo/no-vamos-renunciar-las-conquistas-y-los-suenos-por-realizar-afirma-presidente-cubano-en.

17.- http://cubainformacion.tv/index.php/la-columna/249-noel-manzanares-blanco/72004-ifidel-vivira-por-siempre.

18.- http://www.juventudrebelde.cu/internacionales/2010-07-17/discurso-de-nelson-mandela-el-26-de-julio-de-1991/.

19.- http://cubasi.cu/es/cubasi-noticias-cuba-mundo-ultima-hora/item/37713-africa-nunca-olvidara-la-ayuda-de-cuba-contra-el-ebola.

20.- http://www.granma.cu/cuba-covid-19/2020-04-27/otra-brigada-por-la-vida-viaja-a-sudafrica-27-04-2020-00-04-06.

21.- http://www.cubaminrex.cu/es/las-huellas-imborrables-de-los-que-caminaron-juntos.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More