Afiliados de la ONCE: «Sentimos náuseas al recibir la invitación a una misa junto a un criminal»

Publicidad

Suenan las campanas de la basílica de la Macarena. Faltan unos minutos para las 11.30 de la mañana. Una mujer vende cupones de la ONCE junto al arco. Un hombre le hace fotos a otra mujer, que posa con la iglesia al fondo. En la puerta de entrada, varios hombres charlan en torno a una mesa con décimos de lotería. Dentro, numerosas personas observan –algunas sentadas en los bancos, otras de pie– la imagen de la virgen. Algunas personas que siguen entrando se persignan antes de avanzar. Nadie mira en ese momento a la izquierda, donde descansan los restos de Queipo de Llano y su mujer, Genoveva Martí. Delante hay tres sillas vacías. Sobre la lápida de ella, dos escaleras tumbadas. «A partir de ahora comienza la misa. Por favor, ahora no está permitida la visita cultural ni hacer fotos», avisan desde el altar.

En esta iglesia, que ha dado la vuelta al mundo en los últimos meses más por los restos del general golpista que por la Virgen de la Macarena, se celebra tradicionalmente una misa organizada por la ONCE en Sevilla para festejar el día de su patrona, Santa Lucía, el 13 de diciembre. Después de la eucaristía, según la programación de este año, habrá dulces navideños en el patio de la delegación territorial y un coro de campanilleros en el salón de actos. La novedad en esta ocasión es la petición que ha realizado a la Dirección Territorial de la ONCE en Andalucía el afiliado Jose Verdón en un escrito acompañado de 73 firmas más.

«Aunque hoy día la libertad religiosa está avalada por la Constitución en nuestro Estado y en España hoy conviven muchos credos y religiones, incluso gran número de ateos, podemos entender que ciertas instituciones y empresas sigan ancladas en tradiciones cristianas ancestrales y no cuestionen el sectarismo o discriminación que tales actos puedan suponer a otros pensamientos y que en tales ritos se vean excluidos y poco representados por sus directivos que convocan a tales actos […] Pero celebrar una misa cristiana, en la basílica de la Macarena, raya el esperpento […] Creo que celebrar la festividad de Santa Lucía en La Macarena es un error monumental pues con qué ánimo fraternal y cristiano se puede sentir nadie en tal culto, junto a un demonio que ‘daba café’, es decir, condenaba a muerte a miles de personas, entre ellas García Lorca, Blas Infante, destacados sindicalistas, políticos y ciudadanos», dice la carta, que concluye así:

«En base a lo expuesto, los abajo firmantes, afiliados a la ONCE de Sevilla y sus clientes colaboradores proponemos al sr. delegado territorial de Andalucía anule tal celebración, elija otro templo más digno o bien organice un acto más laico en nuestra propia sede donde nos podamos sentir compañeros, amigos sin vergüenza ni náuseas como las que hoy sentimos al recibir la invitación a una misa junto a un criminal tan despiadado«.

Desde el gabinete de prensa de la ONCE en Andalucía, que aseguran que hasta el momento solo han recibido una llamada telefónica de este afiliado, explican que la misa se celebra a petición de las propias personas afiliadas y que se viene celebrando en esta basílica por la cercanía con la sede de la organización, que se encuentra en la acera de enfrente de la misma calle. Afirman, además, que no entran en otras cuestiones y respetan todas las opiniones.

«Yo fui hace dos años, la primera vez que iba a misa desde que hice la comunión hace 60 años, porque estaba preparando un trabajo para una asignatura de Antropología. Y me chupé la misa», explica Verdón en conversación telefónica. Cuenta también que su abuelo estuvo detenido en los Cines Jáuregui, uno de los lugares que se habilitaron como cárcel, y que a una prima de su padre le mataron al marido y tres hijos en Arahal.

Los últimos acontecimientos políticos en torno a la exhumación del general que desató la cruenta represión vivida en Andalucía se produjeron la semana pasada en la Cámara autonómica, también a escasos pasos de la Macarena. Vox, PP y Ciudadanos votaron en contra de una Proposición No de Ley (PNL) de Adelante Andalucía que reclamaba a la Junta de Andalucía dirigirse al titular de la basílica para que, en el plazo de un mes como máximo, procediese a la exhumación y retirada de los restos “por sus vínculos con la dictadura franquista y como dirigente militar del fracasado golpe de Estado que dio inicio a la Guerra Civil». En caso de incumplimiento, sería el Consejo de Gobierno el que incoara de oficio el procedimiento para la exhumación, que tendría que realizarse antes de junio de 2020, añadía la PNL.

Una semana antes, la consejera de Cultura, Patricia del Pozo (PP), dijo en el Parlamento: “Yo voy por la calle y a mí nadie me pregunta por Queipo de Llano».

Fuente: La Marea

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More