Ada Colau contrata a Telefónica para controlar el aforo de las playas de Barcelona

Publicidad

El gobierno de Barcelona de Ada Colau contrata para controlar el aforo de las playas de Barcelona a una empresa del IBEX-35, antigua empresa pública privatizada por los gobiernos del PSOE y PP, que utiliza personal precario de subcontratas para multiplicar sus beneficios.

 


 

Ada Colau contrata a Telefónica para controlar el aforo de las playas de Barcelona

Juan Cruz Peña

La operadora instalará videosensores que transmitirán datos para que los algoritmos y la inteligencia artificial eviten aglomeraciones y cumplir así con los protocolos de prevención del covid-19.

El Ayuntamiento de Barcelona ha contratado a Telefónica para controlar el aforo de sus playas, según fuentes al tanto de esta operación. El consistorio dirigido por Ada Colau ha recurrido a la solución ideada por la firma dirigida por José María Álvarez-Pallete y basada en inteligencia artificial para evitar aglomeraciones y mantener a raya cualquier potencial foco de contagio por covid-19 en las 10 playas de la Ciudad Condal.

Cuando el Gobierno dijo, hace ya casi dos meses, que se debería respetar la distancia de seguridad hasta en la playa, muchos pensaron que se trataría de una medida imposible de cumplir. Sin embargo, la operadora de telecomunicaciones con sede en las Tablas ha diseñado un sistema de videovigilancia mediante cámaras IP conectadas por tecnología 4G y con un potente ‘software’, que a través de algoritmos es capaz de detectar en tiempo real cuántas personas hay en la playa, respetando su privacidad, y evitar así acumulaciones excesivas que puedan derivar en un problema de salud por transmisión de coronavirus.

Este mismo lunes, Telefónica explicaba que «estas cámaras detectan qué zonas están siendo ocupadas y las que están libres y calcula el porcentaje de ocupación en tiempo real. Además, permite disponer de cámaras exclusivas para conteo de personas en los accesos a la playa mejorando la fiabilidad del sistema y combinando datos de porcentaje de ocupación del espacio con datos de aforo de personas en dicho espacio». «Lo que se logra con esto es que el ayuntamiento informará a la ciudadanía y turistas del grado de ocupación de las playas para que la propia gente evite ir a esa playa cuando haya mucha gente. Y cuando, por ejemplo, supere un 80%, decir que no se puede entrar en esa playa. El objetivo es prevención mediante información».

Este sistema se presenta justo cuando toda España ya ha entrado en la fase 2 de la desescalada. El fin del periodo de transición está cada vez más cerca, lo que permitirá los desplazamientos a las localidades de costa por vacaciones de miles de turistas. De esta forma, los ayuntamientos disponen de una herramienta para garantizar la distancia de seguridad que recomiendan mantener las autoridades sanitarias hasta que se encuentre una vacuna contra el SARS-Cov-2.

De hecho, este mismo martes, el Gobierno presentará un real decreto para regular la vida durante este nuevo periodo que ha denominado ‘nueva normalidad’ y que se iniciará entre finales de junio y el 1 de julio, día a partir del cual los turistas podrán llegar a España sin necesidad de realizar cuarentena.

Por su parte, el jefe de proyecto de despliegue de videosensores del Instituto Municipal de Informática de Barcelona, Marc Pérez, ha explicado que la Ciudad Condal realizará un despliegue de 18 videosensores por todas las playas, «para calcular una estimación del aforo».

 

Técnicos del Ayuntamiento de Barcelona han comenzado este lunes a instalar en la playa de la Barceloneta los primeros videosensores para controlar el aforo de las playas durante la temporada de baño. (EFE)
Técnicos del Ayuntamiento de Barcelona han comenzado este lunes a instalar en la playa de la Barceloneta los primeros videosensores para controlar el aforo de las playas durante la temporada de baño. (EFE)

 

«Los videosensores captan un fotograma cada cinco minutos, que se envía a un servidor central que está securizado y donde además la información viaja encriptada para proceder a calcular este aforo mediante algoritmos e inteligencia artificial». «La información de estimación del aforo se envía al centro de control donde, a través de Guardia Urbana y de los informadores que están en la playa, se calcula el aforo total de cada una de las playas», ha explicado el responsable municipal de este proyecto.

Por su parte, Telefónica subraya que «el ‘software’ instalado no graba imágenes y no almacena ningún dato personal, solo detectará las zonas del espacio que están ocupadas y cuáles están libres». «La imagen, según se graba, se encripta para que nadie pueda coger esa imagen, ni siquiera un ‘hacker’ que pudiese intentar entrar en las cámaras. Sería un ‘feed’ encriptado. Además, la conexión de los pequeños ordenadores que hay en las cámaras y el ordenador central va en VPN [‘virtual private network’]. Una vez llegan al ordenador central de IA, entra la imagen allí y el ordenador hace los cálculos de ocupación, al hacerlos borra la imagen y no se almacena».

«Este sistema de control de aforo y ocupación cuenta con más del 99% de fiabilidad gracias a las cámaras dotadas de un potente ‘software’ con inteligencia y visión artificial mediante red neuronal y es capaz de discriminar otros elementos y descartarlos de la métrica del conteo, ya que solo contabiliza personas», concluye la multinacional del Ibex 35.

Las aglomeraciones en las playas han sido un problema desde el inicio de la desescalada, con imágenes de grandes aglomeraciones incluso en momentos en que estaba prohibida la estancia. Sin ir más lejos, las fuerzas del orden han tenido que intervenir en repetidas ocasiones para disuadir a los ciudadanos que se acumulaban en la céntrica playa de la Barceloneta pese a los avisos de las autoridades sanitarias.

 

Fuente

 

 

 

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More