Actualmente, en Euskal Herria no existe mayor violencia que la dispersión

La gira contra la dispersión de Etxerat arrancó ayer por la tarde en Gasteiz.

Fue en la Casa de Cultura Ignacio Aldecoa del Parque de la Florida en la capital alavesa. Allí, Estanis Etxaburu y Josu Ormaetxea comparecieron para hablar en torno a los motivos políticos que impulsaron la dispersión.

La charla contó con una grata acogida popular, al igual que el homenaje que se le tributó a Natividad Junko, fallecida camino de una prisión española, minutos antes de comenzar el acto.

Etxaburu, ex preso y antiguo portavoz de Etxerat, realizó un repaso por los diferentes regímenes y situaciones especiales que han tenido que pasar los presos políticos vascos durante los últimos 35 años.

Desde el tratamiento militar de presos políticos en los años finales del Franquismo, el régimen militar de los años previos a la primera llegada del PSOE a La Moncloa, las prisiones de alta seguridad como Herrera, Alcalá o Yeserías, el tratamiento individualizado y, finalmente, la dispersión. Premisa de la que parte la dispersión.

Una medida represiva a la que tildó de «la mayor violencia que existe hoy día en Euskal Herria». Política de cuya implantación culpó directamente al PNV, recordando frases lanzadas por Ardanza o Arzalluz en su momento.

Asimismo, destacó el carácter político de los presos políticos y la profundización de la represión por parte del Estado como la implantación de la Cadena Perpetua o los sucesivos endurecimientos del Código Penal español.

Por su parte, Ormaetxea, denunció las durísimas condiciones de vida en las que se ven obligados a vivir los prisioneros políticos vascos. Situaciones de aislamiento, de soledad, enfermedades graves e incurables. En definitiva, experiencias que el vecino de Gasteiz ha vivido en primera persona.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS