Actualización del incremento de contenido calórico del océano

Esta semana se ha publicado un nuevo estudio en Nature (1) elaborado por un gran número de oceanógrafos sobre las tendencias recientes del contenido calórico en el océano, liderados por John Lyman de PMEL (Pacific Marine Environmental Laboratory) (2). Su objetivo es la incertidumbre alrededor de diversos intentos de crear un conjunto de datos homogéneos sobre el contenido de calor del océano que trate apropiadamente con diversos cambios en los instrumentos y las desviaciones en la cobertura que han plagado experimentos previos.

Hemos discutido el asunto varias veces a causa de su importancia en el diagnóstico del desequilibrio radiativo a largo plazo en la atmósfera. Básicamente, si ha habido más energía entrando que la que está saliendo, entonces, ésta ha tenido que ir a alguna parte – y es principalmente, el océano (3). (Otros reservorios de esta energía, como la superficie de la tierra o el derretimiento del hielo, son mucho más pequeños y pueden ser despreciables en su mayor parte).

El principal problema ha sido que durante mucho tiempo, la red de sondas XBT y CTD (4) han sido reemplazadas por la red flotante Argo que tiene una cobertura mucho mayor y una instrumentación más homogénea. Sin embargo, conectar la red vieja y la nueva, y tratar con los sesgos específicos en las sondas XBT es difícil. Un XBT (termógrafos fundibles Bathy) es una sonda que es arrojada desde los buques y cuyas lecturas de temperatura, como una función de tiempo, son transferidas a un perfil de la profundidad para saber lo rápido que la sonda cae. Desafortunadamente, esta función es complicada y que depende de la temperatura del agua, la profundidad, la fabricación de la sonda, etc. Varios grupos –trabajando con los mismos datos básicos – han mostrado que había sesgos en el XBT asociados con calibraciones incorrectas y han intentado hacer mejores correcciones (5).

El ultimo artículo es un esfuerzo de consenso de mucha gente involucrada en el trabajo previo y muestra como ha sido de robusto el calentamiento en décadas recientes del océano. Realmente, la “mejor estimación” de los cambios en los primeros 700 m parece ser un calentamiento mayor que el visto en los datos NODC (6) y más incluso que lo que sugieren los modelos.

Una cosa que es interesante hacer notar es que la variabilidad interanual –particularmente en el periodo de transición entre los dos sistemas de observación (1995-2005) es muy dependiente de exactamente como se hacen las correcciones, mientras que la tendencia a largo plazo es robusta. Esto se relaciona directamente con los comentarios de Kevin Trenberth en un reciente artículo (7) y un comentario añadido (8) al documento de Lyman que mientras los cambios en el presupuesto energético durante el largo plazo son explicables, los cambios durante cortos periodos de tiempo son todavía muy difíciles de cuantificar.

Cómo es usual, es improbable que esto sea la última palabra sobre el asunto, pero es más evidente que el planeta se está comportando básicamente como los científicos piensan. Y esto no es necesariamente una buena noticia.

Gavin A. Schmidt es Climatólogo del Instituto Goddard de la NASA.

Artículo original:

http://www.realclimate.org/index.php/archives/2010/05/ocean-heat-content-increases-update/

Traducido por Mario Cuellar para Globalízate

Referencias:

(1) http://www.nature.com/nature/journal/v465/n7296/abs/nature09043.html

(2) http://www.pmel.noaa.gov/

(3) http://www.realclimate.org/index.php/archives/2005/02/why-looking-for-global-warming-in-the-oceans-is-a-good-idea/

(4) http://www.bom.gov.au/marine/marine_obs.shtml
http://www.windows2universe.org/earth/Water/CTD.html

(5) http://www.realclimate.org/index.php/archives/2008/06/ocean-heat-content-revisions/

(6) http://www.nodc.noaa.gov/OC5/3M_HEAT_CONTENT/

(7) http://www.cgd.ucar.edu/cas/Trenberth/trenberth.papers/EnergyDiagnostics09final2.pdf

(8) http://www.nature.com/nature/journal/v465/n7296/full/465304a.html

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS