Activista hondureña pide cuentas al Banco Mundial sobre financiamiento a proyectos mineros

Publicidad

La agenda de Berta Cáceres, activista recién galardonada con el Premio Goldman 2015, uno de los más prestigiosos del mundo para ambientalistas, en Estados Unidos contempla llegar este lunes 27 de abril de 2015 a las oficinas del Banco Mundial en Washington DC para exigir informes sobre financiamiento a proyectos Hidroeléctricos y mineros. En Honduras estas informaciones han sido mantenidas en total secreto y sigue cobrando vidas de la población indígena lenca y de otras comunidades en diferentes lugares del país que son expulsados de sus tierras con la complicidad del Estado hondureño. Este ha sido denunciado por favorecer a las transnacionales mineras e hidroeléctricas que tienen su ejército privado, el ejército de Honduras y a la policía para proteger lo que no les pertenece.

Berta también irá ante la CIDH [Comisión Interamericana para los Derechos Humanos], de la Organización de los Estados Americanos (OEA), para que se implementen por el Estado de Honduras las medidas cautelares a favor de la comunidad de Río Blanco, que ha sufrido muerte, amenazas, hostigamientos y persecusión de todo tipo, por defender sus ríos.

Berta Cáceres recibió el premio Goldman por su campaña para que el gigante chino Sinohydro y el Banco Mundial abandonaran su respaldo a un polémico proyecto hidroeléctrico. Ella, su família y sus compañeros ambientalistas han sido amenazados de muerte, secuestros y demandas judiciales a causa de la lucha.

La activista organizó al pueblo lenca, la mayor etnia indígena de Honduras, en su lucha contra la represa de Agua Zarca. La construcción estaba prevista en el noroeste del país, en el río Gualcarque, sagrado para las comunidades indígenas y vital para su supervivencia.

El proyecto de la represa de Agua Zarca fue aprobado con una concesión a la empresa hondureña Desarrollos Energéticos SA, DESA, que inicialmente logró el respaldo de la compañía china Sinohydro.

Asesinatos

El informe titulado «¿Cuántos más?» señala que en 2014 Honduras fue el país que registró más asesinatos per capita de defensores del ambiente en todo el mundo. De las 116 muertes de ambientalistas que se documentaron el año pasado – el número real puede ser mayor – casi tres cuartas partas ocurrieron en América Latina, especialmente en Honduras, Brasil y Perú.

En el caso de Honduras, entre 2002 y 2014 se produjeron 111 asesinatos de activistas ambientales en territorio hondureño. Más de 80 tuvieron lugar sólo en los últimos tres años en una región, Bajo Aguán.

 

http://www.adital.com.br/?n=cu43

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More