Acción Directa del Grupo Tortuga en Alacant por la libertad de Oriol Junqueras

Publicidad

Una larga noche en la que se cortaron con barricadas de fuego las principales arterias de la ciudad.

Cigala News.

Esta noche la ciudad de Alacant ha quedado literalmente envuelta en llamas a causa de una Acción Directa del Grup Antimilitarista Tortuga, en reclamación de la libertad inmediata de Oriol Junqueras y el resto de presos revolucionarios catalanes.

Tras una llamada fulgurante y sorpresiva en las redes del «Queloni Democràtic», nutridas masas de manifestantes han acudido al centro de la capital de la Costa Blanca a solidarizarse con Oriol Junqueras y el resto de presos revolucionarios catalanes de la causa independentista.

El centro neurálgico de la protesta se ha ubicado en el encuentro entre las avenidas Maisonnave y Óscar Esplá, delante de la entrada de El Corte Ingleś, lugar en el que un nutrido grupo de manifestantes ha protagonizado una sentada pacífica ante la mirada impasible de la Policía Autonómica Valenciana. Los lemas coreados reclamaban la independencia de Catalunya y el País Valencià, la libertad de los presos y la Revolución Social. «Oriol es la nostra revolució», «vergüenza me daría ser policía» y «mejor un memo que un juez del Supremo», fueron las frases más escuchadas.

La acción, pacífica y noviolenta en un principio, se fue calentando cuando, como en Mary Poppins, varió el dominio de viento, dando paso a una masa tropical marítima, y la temperatura subió grado y medio. Así aparecieron los primeros policías radicales violentos que lanzaron un par de pelotas de goma y dos o tres insultos tipo «¡perroflautas!, ¡vergüenza sí, me daría, a mí, fumar tanta maría!» Ante eso, los manifestantes procedentes de Elche, evidenciando, por ser de pueblo, su incapacidad para la contienda de rimas, respondieron lanzando dos carretillas. Esta circunstancia puso en fuga a los cuerpos policiales, dando pie a una alborozada celebración revolucionaria de los manifestantes, quienes la emprendieron con el mobiliario urbano combustible y cualquier otro elemento inanimado susceptible de ser incinerado (la dignidad y la palabra de los políticos, por ejemplo), cortando las calles con barricadas de fuego que estuvieron ardiendo hasta que, horas después, hicieron su aparición los bomberos, dando paso a la tradicional bañà.

Momento en el que los manifestantes ilicitanos lanzan sus carretillas contra la policía autonómica.

En declaraciones a Tortuga, el miembro del grupo J. Ramírez, alias Capitán Waterloo, afirmó sentirse especialmente satisfecho por la espectacular respuesta de las turbas alicantinas ante tan noble lid y tan bella causa. Por su parte, los también integrantes del colectivo, José Cutrillas y Adrián Vainillo, desde su celda de aislamiento e incomunicación de alta seguridad en la prisión de Alcalá Meco, en Madrid, tras ser detenidos por los voluntarios parapoliciales de Vox, en declaraciones a Cigala News a través de la ventana, aplaudieron también la acción, reclamando la liberación de los presos catalanes y que se le haga caso a Greta Thunberg, al tiempo que aprovechaban para realizar la presentación oficial del próximo torneo Tortuga de sarangollo.

Desde la página de Tortuga y la agencia Cigala News hemos abierto una cuenta en Change.omd para pedir la liberación de todos ellos. Dedica un minuto a ayudar a Tortuga y a Cigala News.

Aunque no superó convocatorias precedentes del grupo, este acto de Tortuga contó con una participación ciudadana más que razonable (en la foto, los últimos restos de la manifestación espontánea de apoyo, a su paso por una céntrica calle alicantina)

enlace

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More