Abandono mi militancia en el FSOC

Compañeros y compañeras, el pasado día 17 de octubre de 2009 asistí como miembro del Consejo Nacional al “Congreso” del FSOC convocado por no se sabe quien, ya que yo, como miembro del CN, no tengo el ACTA en la que se tomó esa dedición. Fui al acto con&nbsp intención de leer un escrito e impugnar el acto, en caso de que continuasen adelante, por considerar dicha&nbsp convocatoria ilegal al no estar acorde con los principios de nuestros ESTATUTOS.

La propuesta que intenté presentar se encuentra publicada en varios medios de comunicación alternativos de Internet como:

El Guanche.net, azarug, canarias-alternativa, indymediacanarias, canariasinsurgente y kaosenlared.&nbsp

Mi intención con la IMPUGNACIÓN era&nbsp simplemente reconvertir dicha Asamblea-Congreso, del Sábado día 17 de octubre, en una “Conferencia Nacional” del FSOC, en la que se analizara con detenimiento las incidencias ocurridas hasta la fecha y se acordara REQUERIR a los actuales miembros del Consejo Nacional y a la Comisión Nacional de Garantías para que, en cumplimiento de lo previsto en el Artículo 22.23 de nuestros Estatutos, y a la vista del vacío de Dirección producido en el Sindicato, se decidiera la formación de una Comisión Gestora Nacional que estuviera compuesta por dos miembros de cada Consejo Insular (de Gran Canaria y de Tenerife), más los representantes elegidos en el I Congreso Nacional que no hubieran dimitido, con el mandato de&nbsp regular la situación de caos existente actualmente en el Sindicato. De manera que, en el más breve plazo de tiempo posible, se posibilitara una convocatoria de un auténtico Congreso Nacional, que contara con las garantías democráticas mínimas: un auténtico Reglamento congresual que esté conforme a nuestros Estatutos, un verdadero Informe de Gestión, una propuesta de Ponencia de Análisis y propuestas de Estrategia sindical (que no existe en la actual convocatoria), así como una distribución previa de la documentación entre la afiliación, con tiempo suficiente para que pudieran ser presentadas las correspondientes contrapropuestas o enmiendas.

La respuesta de los organizadores del acto fue cortarme el sonido del micrófono, mientras hablaba, y&nbsp amenazarme&nbsp alguno de los presentes de utilizar la violencia física para sacarme de la sala del “congreso”&nbsp (métodos violentos propios de fascistas cuando no tienen argumentos para defender sus postulados con la palabra).

Ante esta actuación poco democrática, por parte de los compañeros, mi decisión ha sido darme de baja rápidamente del FSOC al considerar que esta organización sindical ya no tiene nada que ver con el proyecto histórico del SINDICATO OBRERO CANARIO (SOC) al cual me incorporé a principio de 1980, tras la unificación de CCT-SOC, que defendíamos un sindicato de clase, solidario, internacionalista y nacional. Apostábamos por el socialismo para Canarias, la independencia y la conquista de la Republica Popular Canaria. Considerábamos que un sindicato obrero tenia que ser dirigido por trabajadores y no por burócratas, debería ser independiente de la patronal y de Partidos Políticos, unitario, asambleario y, ante todo, democrático a la hora de los debates y&nbsp la toma de decisiones y&nbsp elección de responsables, garantizando a todos løs afiliadøs&nbsp los mismos derechos y deberes, facilitando y garantizando que todas las opiniones, por muy minoritarias que fueran, pudieran&nbsp ser oídas por todøs; que las decisiones se tomaran por mayoría; que los responsables elegidos, también por mayoría, estaban obligados a recibir y responder a las criticas de los afiliadøs y pudieran ser revocados de sus cargos en cualquier momento por mayoría.

Uno de los motivos que me ha hecho tomar el camino de dejar el FSOC, quitando la actitud violenta y poco democrática de algunos de sus dirigentes, es, en particular la propia convocatoria, al no informar y no contar con todos los miembros del Consejo Nacional, del que yo era miembro, y con las propias Secciones Sindicales de Empresas a la hora de programar el número de Delegados que correspondían.

Desde el 1978 he militado en los sindicato Nacionalista y de clase, CCT, SOC, INTERSINDICAL CANARIA y por ultimo en el FSOC, en todos ellos he defendido claramente mis postulados democráticos de trabajador independentista de izquierdas, tengo que decir que en mi vida había visto tanta chapuza y manipulación por parte de algunos elementos que se definen de izquierdas como la experiencia que he vivido en este sindicato en mi última etapa de militante sindicalista.

Cuanto mas nos aprieta la crisis, cuanto mas sufre la clase trabajadora, cuanto mas paro hay, cuando los salarios de los trabajadores son mas bajos, cuando los patrones nos aprietan más para que trabajemos más, etc., los llamados dirigentes sindicales solo piensan en protagonismo, cubrir poltronas y pisar moqueta, esto hace que los trabajadores nos rebelemos, que intentemos combatir las burocracias sindicales y que muchos descontentos se desafilien al perder la confianza en los sindicatos.

Yo personalmente prefiero estar afiliado, pero donde realmente pueda luchar por los intereses de mi pueblo y de mi gente, siempre y cuando me dejen, en este caso para mí el FSOC ha dejado de serlo, me incorporaré nuevamente, lo mas seguro, a la CCT- INTERSINDICAL CANARIA, ya que, desde mi punto de vista, considero a este sindicato en la actualidad como el mas democrático de los existentes en Canarias y el mas cercano a mis principios ideológicos.

Saludos revolucionarios

POR UNA CANARIAS LIBRE Y SOCIALISTA

INDEPENDENCIA Y SOCIALISMO

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS