A un año de la golpiza del SPI, COFADESAVI, presente por las victimas del envenenamiento.

5

&nbsp

COMUNICADO DEL COMITE&nbsp

COMITE DE FAMILIARES DE VICTIMAS POR EL DERECHO A LA SALUD Y LA VIDA

COFADESAVI

A UN AÑO DE LA BRUTAL E INHUMANA GOLPIZA&nbsp

Hoy se cumple un aniversario de la más cruel y salvaje golpiza propinada por los agentes deL Servicio de Protección Isntitucional SPI, contra los miembros del Comité de Familiares, que solo buscaban la manera de entregar un pliego de peticiones por tercera vez al Presidente de la República&nbsp Sr.Martin Torrijos Espino, con la finalidad de buscar respuesta a sus necesidades de salud, producto de la ingesta de medicamentos envenenados con dietilenglycol.

Reposan en la memoria de las victimas y del pueblo panameño aquellos momentos de mucha tristeza y verguenza nacional, siendo una tarde negra a los mejores tiempos de la dictadura militar&nbsp en la cual no hubo consideración ni mucho menos contemplación con las victimas; uchos familiares mantienen a la fecha traumas físicos, psicológicas y sobre todo no podrán borrar de susu memorias ese trágico episodio, no solo bastó con el envenenamiento masivo sino también con proporcionar golpes, empujones y toletazos a las victimas.

En materia de justicia es vergonzosa, lamentable y sobre todo inmoral la decisión tomada por el juez suplente RAÚL VERGARA al dictar un sobreseimiento definitivo a favor de José Gómez, Eric R. Espino, Omar Berrios y Jorge Peralta Almanza, lo cual constituye un elemento reprochable, evidenciando el grado de corrupción que impera enel órgano judicial, que lejos de resolver justicia, profundiza y agudiza la poca credibilidad que se puede tener en este estamento del Estado.

&nbsp &nbsp

Noticia aparecida este domingo, sobre la protesta del Comité.&nbsp

Envenenados reclaman justicia, Ana Teresa Benjamín
abenjami@prensa.com

El piquete que realizaron los familiares y las víctimas del envenenamiento masivo con dieteline glycol transcurrió ayer con calma.

Con pancartas y fotografías de algunos de los fallecidos, medio centenar de personas se congregó en la Plaza de la Independencia del barrio de San Felipe y caminó hacia el portón de seguridad resguardado por agentes del Servicio de Protección Institucional (SPI), para recordar la agresión sufrida, hace un año, por parte de miembros de este ente policial.

Iris Rodríguez, una de las intoxicadas, gritó durante tres minutos su frustración ante los guardias que custodiaban los predios de la Presidencia, pero no pudo terminar su intervención porque un acceso de tos le impidió el habla.

“¡Lo que se cometió fue un genocidio!”, sentenció Lidia González, otra de las intoxicadas, quien invitó a las autoridades a ingerir, como ella, unas cucharadas del jarabe adulterado.

Por este caso, los cuatro agentes del SPI acusados de la golpiza fueron sobreseídos por el juez Octavo Penal suplente, Raúl Vergara, pero el Comité de Familiares de Pacientes con Derecho a la Salud y a la Vida apeló la decisión.

Gabriel Pascual, vocero del comité, reiteró que los muertos no serán olvidados y “que no vamos a descansar hasta que se haga justicia”.