A quién engaña este payaso pseudo-trotskista venezolano

Les presento el verdadero rostro de Chávez. Es un payaso universal, que pasará a la Historia como el represor de la clase media venezolana, aunque realmente es el asesino de miles de pobres de su país, que durante su gobierno se ha convertido en uno de los más violentos e inseguros del mundo, donde en menos de 48 horas, tan solo en la capital, Caracas, asesinan a 30 personas, aproximadamente.

¿A quién engaña este tipo? ¿Creerá que es suficiente con cambiarle el nombre a un país, para que este se vuelva socialista? Y esto ocurre en una sociedad traspasada de capitalismo por todos y cada uno de sus poros. Una sociedad que está convulsionada desde el día en que Chávez cerró un canal de televisión basura, cometiendo el pecado adicional de no tener nada que mostrar en el canal de televisión basura chavista que puso en su lugar.

¿Cree que engaña a los millones de pobres venezolanos, que presencian la corrupción eruptiva de su régimen? A la clase media, desde luego, no la engaña. Y en el fondo, todo el mundo sabe que el propósito de Chávez, cuando llegó al poder, era lograr el enamoramiento de la clase media con su estilo de gobierno. Quienes lo pusieron en el poder, que no han parado de enriquecerse en 10 años, también lo saben. Es la gran farsa chavista, zanahoria y garrote para el pueblo. La misma fórmula burguesa de siempre.

¿Cree que engaña a los miles de revolucionarios venezolanos, que saben que una revolución socialista solo puede nacer del parto sangriento de una guerra que derroque a la burguesía? Revolucionarios que tampoco se engañan con los cantos de sirenas de la izquierda divina mundial, que no ha hecho sino fracasar en sus intentos de ponerse a la vanguardia de la revolución mundial.

Esta es una reflexión sincera, con la intención de sentar el precedente de que no todo el mundo se traga el cuento de los columnistas de oficio que cubren las payasadas de este criminal de guerra envuelto en la bandera socialista.&nbsp

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS