A López y a los Macri, en la Ex-Unión Soviética, los hubieran fusilado juntos

Publicidad

Aquellos esforzados lectores que me leen,  saben que soy un consecuente anticapitalista. Y creo, que  los personajes que  se mueven cómodos y profitan,   dentro del  sistema,  no tienen misterios para mí,  Desde luego yo,  no tengo ninguna conmiseración hacia ellos.

Todos ellos,   aún con distinto grado de involucramiento,  están motivados por la misma impronta,  la codicia, la falta de escrúpulos, la insolidaridad  y un desprecio total,  por las víctimas de la explotación del Capital… los trabajadores.

El episodio López,  independiente del disparador que lo empujo  a servir de “chivo emisario”, es simplemente la exteriorización de algo más viejo que la rueda,  la corrupción en el sistema capitalista,  de todos los funcionarios que están cerca de la Caja del Estado.

Y si bien la expresión “chivo emisario” es muy antigua,  pocos conocen  el significado histórico que tiene, y que se ajusta como anillo al dedo,  en esta situación de don López-

Ocurría en el Día del Perdón de los hebreos.  El Sumo Sacerdote,  elegía un  macho cabrío,  sobre el que recitaba todos los pecados del pueblo judío y luego, lo abandonaba en el desierto  a su suerte.

Y así simbólicamente, esos pecados de todos,  eran trasladados al animal, y el pueblo hebreo,  quedaba libre de pecados  ante  su Dios.

El animal de Don López,  desde ayer carga con la culpa de las corrupciones,   por lo menos durante el tiempo  que necesite la  prensa mediática,  que  fluye por la cloaca periodística de la derecha argentina.

Y  el que necesite el gobierno de Mauricio Macri,  tan ligado a la patria contratista,  ya desde las actividades de  Franco Macri su padre,  sus parientes y amigos Calcaterra, Caputo  y su socio Lázaro Baez,  que fueron antes  y durante el mandato de Cristina y la Secretaria de López,  principales beneficiarios,  de los negocios  de la obra pública. En los que se enriquecieron obscenamente.

Independientemente de que la coima, la hayan  dado los diversos  contratistas de obra,  que pasaron por su despacho, es evidente que López hizo honor a su origen de clase media, uniendo el criterio de “acumulación como se pueda”,  natural de su clase social, con un  método más que primitivo,  guardar el dinero como se dice “en el colchón”.

Y no aprovecho las ventajas,  que ofrece el moderno mundo financiero,  para trasladar al exterior y paraísos fiscales, el producto de su corrupción,  tal cual lo hacen los mismos , que le pagaron “las comisiones “.

Una vez más queda a la vista,  que quienes ejercen el funcionariado en una Sociedad Capitalista,  bajo leyes de Constituciones Capitalistas,  estén cerca de la Caja del Estado,  como es el caso de los funcionarios del  Poder Ejecutivo, desde el Presidente hasta el más insignificante ministro.

O perciban altos  sueldos  y prebendas, como es el caso del Poder Judicial  o  del Poder Legislativo,  con la sola excepción en este último de quienes se manifiesten anti capitalistas,  y actúen como tales.

Todos esos funcionarios son sin duda alguna,  corruptos  potenciales o en ejercicio,  por el solo hecho,  de aceptar gestionar  una sociedad  criminal, de desigualdades económicas de explotación de seres humanos…los trabajadores.

No creo que haya  una estupidez e insensibilidad  más grande,   que creer en la ética o la responsabilidad social,  de un funcionario de un  Sistema  Capitalista , sistema que glorifica la individualidad y el éxito económico aislado e individual,   sobre las necesidad del colectivo social.

Esa predica   para naturalizar la corrupción,  se motoriza permanentemente,  desde las Academias hasta la fuerza mediática,  para  mantener en sordina,  los robos y las maniobras de evasión y fugas al  exterior,  de los dineros producidos por el trabajo,  de la inmensa mayoría del pueblo.

El episodio López,  puso con visos de comedia  de vodevil, sobre la mesa,  un hecho que se trató de ocultar por años,  el papel que los funcionarios de la clase media,  cumplen para el Poder económico real  y como se les paga ese rol de testaferros.

Este proceso de poder oculto,   detrás de los títulos formales,  se inició  desde 1916, cuando   con la primera presidencia de Hipólito Irigoyen,  comienza la clase media,  a  efectuar  el trabajo de  testaferros de la oligarquía  y de los poderes financieros e inversores extranjeros.

Esos gobiernos , que como los de Perón, Frondizi, Ilia,  Alfonsín , Menem, de la Rúa  y ambos Kirchner , cumplieron su función de biombo que oculto el Poder real, que la oligarquía ejerció sobre  economía argentina.

Y cuando no cumplieron su función específica, según las necesidades de esa  oligarquía,  esta mediante varios golpes militares tomo en sus manos  el poder directo.

El gobierno de Macri,  inaugura un nuevo estilo en el que la Oligarquía Agropecuaria, los Poderes Financieros, la Banca nacional y extranjera y las Multinacionales a través de sus ejecutivos,  gestionan el poder directamente.

Esto le ofrece múltiples ventajas,  entre ellas, que en la ejecución de las obras públicas,  ya no van a ser necesario coimear a un funcionario de segunda como López,  pudiendo directamente los propietarios de la compañía,   como el propio presidente Macri por ejemplo,  poner los precios a gusto  y entregar a si mismo la realización de la obra.

Para esto y ante la ocultación por la prensa del gobierno, como el grupo Clarín, La Nación, Perfil, TN etc., se están modificando leyes y anulando  controles  en el parlamento, por las madrugadas cuando el pueblo duerme,  apoyado el grupo minoritario del oficialismo,  por los legisladores  de la oposición, vendidos o comprados,  como se prefiera, por el gobierno, que van a facilitar los robos y evasiones así como  fugas de divisas por los funcionarios actuales.

O acaso alguien es tan tonto de creer,  que Paul Singer de los buitres, no acaba de pagar  “comisiones” a los funcionarios argentinos del gobierno Macri,  que le facilitaron  tan generosamente el cobro de su exacción en los bonos de la deuda fraudulenta.

Disculpen la pedantería,  pero ya lo advertí en mí artículo  del 12 de Febrero 2016 https://kaosenlared.net/de-que-se-quejan-macri-es-el-resultado-de-la-restauracion-capitalista-motorizada-por-el-gobierno-de-los-kirchner/

“El ingreso brutal  al Poder de Macri, produjo  un despertar violento,  para muchos kirchneristas de la clase media, que dormían todavía,   bajo la  influencia  y el encanto del “cuentito de las buenas noches” de Cristina.

En la desesperación aparente,  de los  dirigentes del Pero-kirchnerismo , dicen querer enfrentar al Macrismo, digo aparente,  pues no es creíble en ningún político,   que  milite, acepte y jure por   los términos de la Constitución  Argentina, sea al mismo tiempo  objetiva y honestamente,   un defensor a fondo de justicia alguna,  económica o política .

La  Constitución  Argentina vigente, incorpora y defiende,   al sistema económico político,  más injusto estúpido y criminal,  como lo  es el Capitalismo. Donde la Propiedad privada irrestricta y el dinero  manda.

Si además ese dirigente Pero-kirchnerista, pertenece a la clase media  de cuyo individualismo y sus afanes de alcanzar  el status y los goces de las clases  de elite, a través del consumismo  a toda costa, son las motivaciones más importantes que lo movilizan. Nos encontramos que la Ceocracia Macrista puede dormir tranquila  con semejantes opositores.

Y mientras el  kirchnerista  de barrio va patalear en el vacío,   sus principales   espadas parlamentarias, gobernadores,  intendentes,  ya estarán ocupados en  hacerle “pagar caro”  al Macrismo su triunfo en las urnas.

Y esto último no es de extrañar,  ya que “el soborno también esta inflacionado”

Ya veremos pronto en el Senado como funciona ese soborno…

Pero Macri no se preocupa, La Caja del Estado está en sus manos   y da para esos “gastos de representación”.

Por eso exprese en el titulo un  hecho histórico.

En la Ex Unión Soviética, durante el periodo en que se ejerció el Socialismo real  en la economía,  y donde toda la riqueza producida le `pertenecia  a todo el pueblo en conjunto, se consideraba que el robar al pueblo era el peor crimen y como tal  merecía la pena de muerte,   para que nadie lo volviera a intentar.

En ese Estado,  se fusilaba al que robaba y al que lo inducia a robar.

Claro, Ustedes me recordaran que   tanto en  Rusia como en Argentina,   los ladrones volvieron al Poder.

No obstante yo soy optimista,  les queda poco tiempo en todo el mundo.

Afectuosamente

Hersh  Zakheim

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More