¡A la huelga!

Desde que comenzó esta crisis financiera, que inmediatamente después se extendió a la economía real y productiva causando unas terribles consecuencias a millones de hombres y mujeres, especialmente entre las clases populares, Izquierda Unida, trabaja para desenmascarar a los que la han provocado, los especuladores, banqueros y rentistas, así como los responsables de instituciones y gobiernos que los apoyaron con las políticas neoliberales. Esta crisis del sistema financiero está provocando en la sociedad española una situación de emergencia social, con más de 4.500.000 de parados y paradas y miles de pequeñas y medianas empresas cerradas. Las medidas adoptadas hasta ahora por el Gobierno no sólo no han puesto coto al descontrol del poder financiero, sino que se han alineado con ellos, los causantes de la crisis económica. Los trabajadores y trabajadoras están explotados en el trabajo, expropiados por los Bancos y por el Gobierno.

En los últimos18 años, con Gobiernos del PSOE y del PP, se han llevado a cabo 8reformas del mercado de trabajo, incluyendo la actual. Una reforma cada 2 años y 3 meses no es un buen indicador de la estabilidad de algo tan fundamental, más bienparece que estamos metidos dentro de un proceso de improvisación continua.

De hecho, es a todas luces un periodo ridículo, en el que no parece que sea factible la puesta en marcha de las medidas propuestas y mucho menos la maduración de las mismas y la evaluación de su efectividad. Esa sensación de provisionalidad permanente es aplicable a la normativa básica, el Estatuto de los Trabajadores, que ha sufrido 4 reformas, lo que parece excesivo. Además, sólo 2 de esas 8 reformas han sidopactadas o consensuadas, otras 5 son decisiones unilaterales del gobierno de turno. Todas las reformas han consolidado la temporalidad, la precariedad y los recortes de los derechos de los trabajadores y trabajadoras, y han aumentado el poder de los empresarios.

El causante de la crisis económica no ha sido ni es el mercado de trabajo, no esla baja Productividad de los trabajadores ni los desmesuradossalarios que perciben. Todas estas medidas aprobadas por el Gobierno del PSOE son innecesarias, injustas yantisociales.

Estas medias están enmarcadas dentro de una política económica vinculada al Tratadode Lisboa, a las políticas neoliberales que nos ha traído esta crisis políticas que soncompartidas por el PP y practicadas en las Comunidades Autónomas donde gobiernan: más Mercado menos Estado y corrupción frente a transparencia y calidaddemocrática.El Partido Popular no es alternativa a las políticas aprobadas por elPSOE, es más de lomismo: seguir desmantelando el Estado del Bienestar.

Estas medidas que desmontan el Estado Social y Democrático y de Derecho y que sealinean claramente con la patronal, los banqueros, los especuladores y los rentistas, han obligado a los sindicatos de clase, CC.OO. y UGT a convocar una HuelgaGeneral para el 29 de septiembre de 2010 bajo el lema “ASI, NO”. Huelga General que se realiza en elmarco de una movilización europea contra las medidas de ajuste.

IZQUIERDA UNIDA comparte estos objetivos y considera necesaria la convocatoria de la HuelgaGeneral, es por ello que animamos a la ciudadanía a secundar la huelga y participaremos activamente en ella para que sea un éxito.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS