A cada ataque, una respuesta: un acto de desagravio por la Pasionaria

Publicidad

El pasado 16 de noviembre, un busto de Dolores Ibárruri  instalado en Rivas fue derribado, pero no es el único acto vandálico de los últimos meses.

Pocos días después de que el pasado 12 de noviembre se cumplieran 30 años de la muerte de Dolores Ibárruri, la Pasionaria, la escultura de bronce instalada en su honor en el municipio madrileño de Rivas Vaciamadrid apareció derribada. No es el primer ataque que ha sufrido la memoria de esta histórica dirigente del Partido Comunista de España y su legado. «En los últimos años sí se ha notado un incremento de agresiones a locales del PCE y de Izquierda Unida. Es una constante de pintadas y otro tipo de ataques a símbolos de la memoria», explica Mauricio Valiente,  portavoz de IU Madrid y exconcejal de Memoria Democrática del Ayuntamiento de Madrid con Manuela Carmena. Por el momento, el PCE de Rivas ha preparado su propia respuesta, este sábado ha organizado un acto homenaje al que acudirá el secretario general del PCE, Enrique Santiago, y después habrá un aperitivo antifascista.

El derribo de la estatua de la Pasionaria ha sido el último y más sonado caso de este tipo de vandalismo, pero no es el único al que se ha enfrentado el recuerdo de este dirigente del PCE. El pasado febrero, las tumbas de Ibárruri y del fundador del PSOE, Pablo Iglesias, situadas en el cementerio de La Almudena, aparecieron manchadas de pintura. «El ascenso de la extrema derecha en las elecciones ha encendido esos discursos que tienen que ver con un mensaje racista, xenófobo contra la inmigración, pero también contra un cuestionamiento de valores democráticos básicos«, explica Valiente.

Cementerios, monumentos y otros símbolos relacionados con la memoria histórica se han convertido en objetivos de los vándalos, como las pintadas que aparecieron en el monumento a las Brigadas Internacionales en Vicálvaro, Madrid, el pasado enero o como el que sufrió el cementerio de La Barranca, en La Rioja, el pasado abril. También se han mancillado homenajes a reconocidos antifranquistas como el poeta Marcos Ana. El pasado abril, una placa instalada en su honor en la zona de Retiro amaneció pintada de azul.

Las pintadas con mensajes fascistas también aparecen en las sedes de los partidos, desde Izquierda Unida al PSOE. De hecho, el pasado octubre el pleno del Ayuntamiento de Madrid aprobó una proposición, a petición de los socialistas, para condenar los ataques «intolerables» a las sedes de los partidos. Esta formación se había encontrado sus Casas del Pueblo con pintadas en las que le acusaban de «profanadores» coincidiendo con el proceso de la exhumación de Francisco Franco.

IU #Rivas 🔻@IURIVAS

La Pasionaria, la nuestra, el busto derribado ayer en , ha visto buena parte de nuestra lucha por construir con su ejemplo una ciudad envidiable. Y lo seguirá viendo pase lo que pase. Y seguiremos llevando mucho tiempo más. ❤️💛💜

Ver imagen en Twitter
También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More