A 200 años de la Independencia argentina. Macri: «Vamos por el camino correcto. Vamos rumbo a un increíble futuro»

Publicidad

En la puerta de la Casa de Tucumán, el presidente Mauricio Macri ofreció su discurso por el Bicentenario argentino y consideró que sus siete meses de gobierno «no son nada a los 200 años» de historia, pero aseguró estar «convencido» de que los argentinos han «aprendido a escuchar más, a dialogar más» y han «emprendido el camino del progreso».

El presidente, quien firmó una nueva proclama de independencia nacional denominada «Compromiso para el Tercer Siglo de los Argentinos» junto a los gobernadores, sostuvo que «la verdad es dura», pero pidió que sea «moneda corriente de todos todos los días» y llamó a los argentinos a alejarse de la llamada «viveza criolla». Poco antes, tras el Tedeum, Macri aseguró que «no existía» otro camino que el de las medidas de ajuste tomadas por el Ejecutivo, aunque a algunos argentinos «les esté costando».

Macri renovó en su breve discurso las críticas al gobierno kirchnerista y volvió a cargar las culpas del desmedido tarifazo en los servicios de luz y gas e insistió en que fueron medidas «duras difíciles y me siguen doliendo». El mandatario aseguró que se está «trabajando para volver a tener gas, electricidad y energía suficiente para poder crecer».

Macri bostezando. Atrás, García Linera, vice de Bolivia que fue uno de los pocos que viajó a Tucumán, junto con Raúl Sendic hijo.

Mientras tanto, el presidente acudió a la «responsabilidad» que implica «ser independientes» y la «solidaridad» que caracteriza a los argentinos para convocar a «consumir la menor cantidad de energía posible».

Acompañanado por funcionarios, legisladores y miembros de la Justicia, el mandatario aseguró que los jueces tienen «la importante labor» de «terminar con la impunidad» y los instó a hacerlo «con equilibrio, con mesura, cuidante el valor de la palabra de lo que se dice» y volvió a apuntar contra la gestión anterior: «recibimos un país que estaba muy castigado por la mentira y la corrupción que nos sigue irritando todas las semanas».

En referencia a los trabajadores, Macri consideró que los gremios se tienen que «alejar de lo que pasó en los últimos tiempos, donde creció ausentismo, las licencias, y las jornadas horarias reducidas» y aseguró que «cada vez que un gremio consiguió reducir la jornada laboral todos los argentinos lo estamos asumiendo como parte de un costo, y no está bien».

En consonancia con el discurso que ofreció anoche en Jujuy, Macri convocó a los argentinos a no tener «miedo» y les pidió «no escuchar a aquellos que se han enfermado con el poder» porque el país «ya empezó a caminar en una dirección mejor».

«Hoy, 200 años después (de declarar la Independencia) les quiero pedir a todos los argentinos que seamos protagonistas, que nos tengamos fe y creamos en nosotros mismos y en nuestra capacidad de crear, hacer y desarrollar, porque la tenemos», enfatizó.

Con misa y desfile militar como en tiempos que parecían ya olvidados.

———————————-
Cambiamos futuro por pasado: «Derechos humanos para humanos derechos»

Diario Registrado / Varios asistentes de los festejos oficiales por el Bicentenario en Tucumán llevaron carteles con una proclama que recuerda los peores años de la Patria: «Derechos humanos para humanos derechos» decía la pancarta que fue fotografiada por periodistas gráficos en el lugar y ya se viraliza en las redes.

9 de julio de 2016

 En 1979, en vísperas de la visita al país de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la OEA, el ministro del Interior, general Albano Harguindeguy, ordenó comprar 250.000 calcomanías autoadhesivas, en dos tamaños, con el lema «Los argentinos somos derechos y humanos». El slogan había sido ideado a pedido de la dictadura por la empresa Burson Marsteller, ya contratada en 1978 para mejorar la imagen de Videla. El objetivo era neutralizar o revertir las denuncias realizadas por sobrevivientes de los centros clandestinos de concentración, los exiliados y familiares de las víctimas en el exterior, que la dictadura llamó «campaña antiargentina». También para ocultar los delitos cometidos por el terrorismo de Estado e intentar perpetuar y profundizar la ilusoria sensación de legalidad y normalidad. Además de condicionar las denuncias que las Madres de Plaza de Mayo y los organismos de derechos humanos planeaban realizar ante la CIDH. Los gobiernos de los EE.UU., bajo la administración de James Carter, y europeos presionaban a la dictadura para que pusiera fin a la violación a los derechos humanos.
En 1979, en vísperas de la visita al país de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la OEA, el ministro del Interior, general Albano Harguindeguy, ordenó comprar 250.000 calcomanías autoadhesivas, en dos tamaños, con el lema «Los argentinos somos derechos y humanos». El slogan había sido ideado a pedido de la dictadura por la empresa Burson Marsteller, ya contratada en 1978 para mejorar la imagen de Videla. El objetivo era neutralizar o revertir las denuncias realizadas por sobrevivientes de los centros clandestinos de concentración, los exiliados y familiares de las víctimas en el exterior, que la dictadura llamó «campaña antiargentina». También para ocultar los delitos cometidos por el terrorismo de Estado e intentar perpetuar y profundizar la ilusoria sensación de legalidad y normalidad. Además de condicionar las denuncias que las Madres de Plaza de Mayo y los organismos de derechos humanos planeaban realizar ante la CIDH. Los gobiernos de los EE.UU., bajo la administración de James Carter, y europeos presionaban a la dictadura para que pusiera fin a la violación a los derechos humanos.
En vehículos que circularon por Tucumán se reivindicó a los genocidas militares que masacraron a cientos de jóvenes, en esa provincia, meses antes de la dictadura.
UNA FRASE DEL DISCURSO DE MACRI SURGIDA DESDE LA PROFUNDIDAD DE SU INTELIGENCIA

 

No podía ser de otra manera: Menem tiene «esperanzas en el Gobierno»

/fotos/20160709/notas/menem.jpg

«No es fácil gobernar Argentina, las cosas no se hicieron bien y ahora hay que empezar a caminar hacia adelante con la frente bien en alto como lo hacemos siempre los riojanos», afirmó el expresidente desde su provincia natal.

El senador peronista, quien festejaba en su provincia su cumpleaños número 86, manifestó a la prensa que tiene «esperanzas en el gobierno» de que «pueda sacar el país adelante». En tal sentido, convocó a la población a tener paciencia en cuanto a los resultados de la nueva administración: «Hay que esperarlo un poco más porque recién lleva seis meses» en la Presidencia, exhortó.

___________________________
AYER Y HOY DE UN REY DEL IMPERIO ESPAÑOL
___________________________________________________________
Contra festejo en la Avenida 9 de julio

«Esto no es independencia», la audaz protesta de un grupo de artistas

El Frente Artístico de Choque Comunicativo realizó una intervención sobre la Av. 9 de julio bajo la cosigna «Esto no es independencia».

https://youtu.be/BzOcjPj_QWA

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More