9 Tesis sobre política nacional

Publicidad

La paradoja Evo Morales

Esta historia no es nueva, es la dialéctica fatal que sigue a cualquier liderazgo de esta talla… la ausencia de Evo Morales fragmentaria a la oposición (y quizás también al oficialismo), pero sin dar la seguridad de que el oficialismo puede ganar el 2019, sin embargo, su presencia polariza el país a niveles que tampoco prometen una victoria del MAS, mas al contrario, prometen una antipatía general en la mitad contraria a Evo Morales, con resultados catastróficos para ambos bandos, incluyendo al mismo Evo Morales.

Los logros de Evo Morales, tanto en gestión como en marco histórico se verán cuando Morales deje el poder, empero, hay un antes y un después de Evo Morales.

Las sempiternas clases medias

Una clase entendida solo desde la negatividad, no es lo que es la burguesía, pero tampoco es lo que sería el proletariado… en un país profundamente colonial, donde ambos bandos del modo de producción capitalista tienen un color de piel, arrojan a esta ya per se eternamente infeliz clase media o media clase a la abstrusa idea de “A veces con el diablo a veces con Dios, sin embargo, nos quedamos en la tierra”.

La reducción del Pacto de Unidad a un pacto Burócrata-campesino

Lo que en otrora era el histórico Pacto de Unidad, o algo así como una alianza de clases subalternas contra el Estado colonial, se redujo a un pacto burócrata-campesino con intereses de reproducción del poder.

Estado Plurinacional, el atisbo de un nuevo Estado Nacional indomestizo

El fracaso del Estado nacional movimientista en su enclave mestizo, dio paso a un Estado Plurinacional con su enclave indígena, casi como la tesis y la antítesis de un momento histórico entre el MNR y el MAS, sintetizándose en lo que advendría como un Estado indomestizo.

¿El imperialismo chino?

Controlar económicamente a cualquier nación acarrea la indudable idea del control político, el control estadounidense no radicaba únicamente en términos financieros y económicos, sino en la capacidad de tener personeros trabajando para sí en aquel Estado, es decir, ministros, presidentes o diputados proclives a abdicar en el momento que sea necesario ante los mandatos del norte. China se maneja pragmáticamente, no le interesa colocar sus “fichas” (o por lo menos no por el momento) en la política interior de cualquier país, es decir, China no escoge asambleístas, senadores o ministros, solo hace negocios.

El imperialismo chino es aún una idea atiborrada de malas intenciones y poca rigurosidad. De todas maneras, gobierno que sustituya a Evo Morales, tendrá que incrementar las relaciones comerciales con China, para bien… o para mal.

 

2025 el único año en la agenda

Desde julio de 1961 cuando se impulsó el Plan de Desarrollo Económico Social (1962-1971) nunca existió otra agenda a largo plazo con intereses tan ambiciosos como la Agenda 2025, gobierno, partido o movimiento que controle el Estado no podrá escapar de la realización de la misma, al menos, claro, que tenga por interés volver a comenzar…

¿Hegemonía quebrada? Movimiento Al Socialismo

El gramsciano subalterno, Ranajit Guha, caracterizó al poder, sistematizando el enfoque de Gramsci, en la dicotomía dominación/subordinación, estando constituidas a su vez cada una de ellas por, dominación por coerción y dominación por persuasión, y subordinación por colaboración y resistencia.

En la “composición orgánica del poder”, la dominación y la subordinación se manifiestan en toda sociedad en el mundo, la hegemonía en sentido estricto se osifica cuando la persuasión sobrepasa a la coerción (dentro de la dominación), es decir, hace a la dominación más fuerte ante la resistencia y más proclive a la colaboración dentro de la subordinación.

En el país, quizás hasta antes del 21F, la persuasión era ampliamente superior a la coerción, lo que hacía de la dominación fuerte ante la subordinación e impulsaba la colaboración a la resistencia, efecto, que cambió y donde ahora se puede ver un aumento de la coerción en la dominación y por consecuencia lógica, también un aumento de la resistencia al gobierno del MAS.

En pocas palabras, lo que en el pasado era la cualidad masista: cuantidad de personas, es ahora una cualidad de ambos bandos.

¿A dónde va América Latina?

El panorama extranjero es una incógnita, las derrotas populares en Brasil, Argentina y quizás, próximamente, Ecuador, no han creado gobierno fuertes, sino, simplemente caprichos reaccionarios sin capacidad de persuadir a sus poblaciones, y a esto se adjunta, el hecho de siguientes elecciones presidenciales en México, Brasil y Venezuela el 2018, y elecciones legislativas en noviembre del 2017 en Argentina, donde los desenlaces parecen ser verdaderas apuestas…

El despliegue opositor

El paupérrimo accionar opositor no se debe solo a la incapacidad de sus líderes, ni solamente a la ausencia de programas políticos serios, sino, fundamentalmente, a “desprenderse” de la historia… la historia es una mochila pesada para estos sectores, por esta razón, es mejor llegar a la meta antes que otros, aún, a pesar, de no saber qué hacer después de finalizar la carrera.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More