Publicado en: 7 diciembre, 2018

8D: un grito en silencio por los derechos animales

Por Dani Cabezas / El Salto

Se ha convertido en una tradición que, coincidiendo con la llegada de las fiestas de Navidad, saca a la calle a miles de activistas por los derechos de los animales. Este 8 de diciembre, a partir de las 11 de la mañana, la Puerta del Sol de Madrid volverá a ser el escenario de una […]

Se ha convertido en una tradición que, coincidiendo con la llegada de las fiestas de Navidad, saca a la calle a miles de activistas por los derechos de los animales. Este 8 de diciembre, a partir de las 11 de la mañana, la Puerta del Sol de Madrid volverá a ser el escenario de una protesta pacífica con la que se pretende dar visibilidad a la explotación que sufren los animales.

La fecha elegida coincide con la conmemoración del Día Internacional de los Derechos Humanos, el 10 de diciembre. Y no es casual. “Es una declaración de intenciones, pues precisamente lo que se reivindica es que los mismos principios de justicia e igualdad se extiendan al resto de animales con los que compartimos el planeta”, explica Javier Moreno, uno de los fundadores de Igualdad Animal, entidad organizadora del acto en Madrid.

Pese a que los campos en los que los animales sufren explotación son muchos y muy variados, desde Igualdad Animal decidieron hace años que los esfuerzos se centraran en los animales destinados al consumo. Lo hicieron por varios motivos. “Son, con diferencia, los animales que más sufren y que más desprotegidos están, a los que menos recursos se dedican y donde consideramos que más impacto podemos tener con nuestro trabajo”, asegura Moreno. “Además, la violencia que se ejerce contra ellos diariamente es la más normalizada y menos cuestionada”. Esto tiene como consecuencia que “millones sean matados de las formas más terribles cada día, atrapados en una maquinaria cruel y despiadada que solo los ve como mercancía de la que obtener el máximo beneficio económico”, añade.

UNA SOCIEDAD MÁS CONCIENCIADA

Actos como el que el sábado 8 tomarán la céntrica plaza madrileña son vistos con una aceptación cada vez mayor por parte de la sociedad. Así lo certifican datos como el que arrojó el Eurobarómetro de 2016, que indicaba que el 94% de los ciudadanos y ciudadanas del Estado español señalaba que el bienestar y la protección de los animales en las granjas es importante o muy importante. “Diez años antes solo un 71% tenía esa opinión”, apunta Javier Moreno. “También es un indicador muy interesante el impacto de las noticias de temática animal en los medios de comunicación en estos años. Cada vez con más presencia y ganando espacio propio incluso en medios de masas. Esto es reflejo de una sociedad más concienciada”, asegura.

España ocupa el puesto 17 del ránking mundial de países por número de ciudadanos que prescinden de carne

En ese cambio en el sistema de valores, opciones como el vegetarianismo o el veganismo parecen ganar terreno. Según el reciente estudio internacional Nuevas tendencias alimentarias a nivel mundial, elaborado por Ipsos Global Advisor, uno de cada cinco españoles dice no comer carne, en una tendencia que se ha multiplicado en los últimos tiempos. El informe incluye, eso sí, a los llamados flexitarianos, que solo la consumen de manera ocasional.

España ocupa el puesto 17 del ránking mundial de países por número de ciudadanos que prescinden de ella, liderado por India, donde dos tercios de la población siguen dietas sin carne, a la que siguen Perú (46%), Turquía (41%) y Brasil (37%). A nivel europeo, España está por detrás de alemanes (29%), franceses (27%), suecos (26%), británicos (25%) y belgas (23%), pero por delante de polacos (18%) e italianos (18%). Otro informe, The Green Revolution , elaborado en 2017 por la consultora Lantern, cifró el número de vegetarianos en España en 3,5 millones.

“Es imparable”, asegura Moreno. “La industria cárnica está muy preocupada con la percepción que tienen las nuevas generaciones de su negocio. La ganadería industrial no solo es responsable de los abusos más escalofriantes contra los animales: además está destruyendo el planeta a toda velocidad, y esto es algo que está llegando a la gente”, explica. “Creo que muchas personas comparten estos valores, y que es nuestro trabajo facilitar esa conexión y que se traduzca en cambios positivos para avanzar hacia un mundo donde no tenga cabida toda esta violencia”.

LA IMPORTANCIA DEL ACTIVISMO

Lluvia Caron es argentina, aunque lleva cinco años viviendo en Barcelona, donde se dedica a la pastelería 100% vegetal. Ella es una de las activistas que formará parte de una protesta de este sábado. “Llevo años siguiendo el acto a través de las redes y esta será la primera vez que pueda asistir, por lo que tengo muchas ganas”, cuenta. En opinión de Caron, hacerlo “es importante para que todos juntos demos voz a los animales, mostremos el sufrimiento que ocasionan las industrias que los maltratan y hagamos visibles que en nuestras manos esta el cambio hacia un mundo mas respetuoso con ellos y el medio ambiente”.Como Javier Moreno, Lluvia está convencida de que cada vez existe mayor sensibilización en todo lo que respecta a la explotación animal. Un cambio al que contribuyen acciones como la del 8D. “Creo que las personas que ven este acto o nos ven en la calle haciendo diferentes acciones se plantean, por un momento, que existe otra realidad”, reflexiona. “Una realidad que la industria se ha encargado de ocultarnos y que podemos cambiar con pequeños actos, como elegir una alimentación en la que se prioricen los ingredientes de origen vegetal”.

“Visibilizar la violencia que padecen los animales en estos lugares es esencial, pero creo que es necesario trabajar a más niveles”

En la vida de Lluvia, el activismo juega un papel fundamental. “He decidido aplicarlo tanto en  mi profesión como en mi tiempo libre”, cuenta. “Desde la cocina tengo una gran herramienta y una gran responsabilidad: alimentar las personas. Con el tiempo me he dado cuenta de que con ella puedo conseguir que mucha gente que no lleva una alimentación vegetal elija cuando entran a la cafetería donde trabajo las opciones veganas que ofrecemos”. Una actividad con la que, asegura, está “ayudando directamente a los animales, a la salud de las personas y a nuestro planeta”. En su tiempo libre, Lluvia se involucra en campañas y acciones de Igualdad Animal. “Ayudo de diferentes maneras a los animales compartiendo y aprendiendo de otras personas. También hoy en día las redes sociales son un medio muy importante en mi vida para hacer activismo, ya que puedo compartir información y valores masivamente”, explica.

Que la gente dé ese paso no parece, sin embargo, tarea sencilla. Basta echar un vistazo a los comentarios de cualquier noticia relacionada con veganismo en esas mismas redes sociales para entender el nivel de reticencia de una parte importante de la sociedad a adoptar cualquier tipo de cambio en su manera de entender la relación con los animales. “Creo que lo primero es analizar y comprender la complejidad del problema al que nos enfrentamos”, reconoce Javier Moreno. “Durante muchos años, como activista, pensé que mostrar a la gente lo que ocurría en los mataderos y decir que se hicieran veganos era la varita mágica que acabaría con la explotación animal. Pero la realidad y las estructuras en torno a esta problemática son mucho más complejas”, apunta. “Por supuesto, visibilizar la violencia que padecen los animales en estos lugares es esencial, pero creo que es necesario trabajar a más niveles: no podemos centrar todo nuestro mensaje y toda la responsabilidad del problema en los cambios individuales de la ciudadanía”.

El proceso es largo. “Después de la fase de sensibilización, que cada vez está más madura, y de llevar el problema a la agenda pública, se abren escenarios nuevos donde podemos influir para conseguir cambios estructurales en las instituciones, en las empresas y en las políticas de los gobiernos que a la vez generen contextos positivos para que la preocupación por la protección de los animales siga avanzando y generando consensos sociales”, concluye Moreno.

https://www.elsaltodiario.com/maltrato-animal/activismo-derechos-animales-8d

COLABORA CON KAOS