80% hondureños en caravana de migrantes imparable en México hacia EE.UU.

Publicidad

(San Pedro Tapanatepec, México).- Fumando su cigarrillo, un agente de inmigración mexicano miró hacia una caravana de migrantes que crecía a cada paso que tomaban en la carretera de dos carriles.

Cuando la agente, que se había cubierto el uniforme con un chal naranja y blanco, se enteró de que los migrantes centroamericanos que se dirigían a su destino sumaban más de 1,000, se fue al restaurante al otro lado de la calle.

“Voy a tomar una Coca relajante”, le dijo a BuzzFeed News.

Durante cinco días, cientos de centroamericanos, niños, mujeres y hombres, la mayoría de ellos hondureños, cruzaron audazmente los puestos de control de inmigración, las bases militares y la policía en una marcha desesperada, a veces caótica, hacia los Estados Unidos. A pesar de estar en México sin autorización, nadie ha hecho ningún esfuerzo para detenerlos.

Organizado por un grupo de voluntarios llamado Pueblos Sin Fronteras, la caravana está destinada a ayudar a los inmigrantes a llegar a Estados Unidos de manera segura, pasando por alto no solo a las autoridades que intentan deportarlos, sino a pandillas y cárteles que son conocidos por atacar a personas vulnerables migrantes.

Organizadores como Rodrigo Abeja esperan que el tamaño de la multitud les de a las autoridades de inmigración y a los criminales una pausa antes de tratar de detenerlos.

“Si todos nos protegemos, lo solucionaremos juntos”, gritó Abeja a través de un altavoz la mañana en que salieron de Tapachula, en la frontera de México con Guatemala, durante casi un mes.

Cuando lleguen a los Estados Unidos, esperan que las autoridades estadounidenses les otorguen asilo o, para algunos, estén ausentes cuando intenten cruzar la frontera ilegalmente. Lo más probable es que planteará un enorme desafío a las políticas de inmigración de la administración Trump y su capacidad para tratar con un grupo organizado de migrantes que asciende a cientos.

El número de personas que se presentaron para viajar con la caravana sorprendió a los organizadores y ha abrumado a las distintas ciudades donde han pasado para pasar la noche. Pueblos Sin Fronteras contó alrededor de 1,200 personas el primer día.

Alrededor del 80% de ellos son de Honduras. Muchos dijeron que están huyendo de la pobreza, pero también de los disturbios políticos y la violencia que siguieron a la toma de posesión del presidente hondureño Juan Orlando Hernández después de unas elecciones muy disputadas el año pasado.

El grupo a menudo rompe en cantos de “afuera con JOH.” También cantan “no somos inmigrantes, somos trabajadores internacionales” y “la gente unida nunca será derrotada”.

Sudando kilómetros tras más de 90 grados de calor con sus dos hijos, Karen dijo que las condiciones en Honduras eran tan malas que decidió arriesgarse con la caravana. Ella rehusó dar su nombre completo.

“La tasa de criminalidad es horrible, no se puede vivir allí”, dijo Karen a BuzzFeed News en el costado de una carretera cerca de Huixtla, un pueblo de Chiapas, el estado más meridional de México. “Después de que el presidente [juramentó] empeoró”. Hubo muertes, mobs, hogares robados, adultos y niños fueron golpeados “.

Antes de emprender el viaje, los migrantes se organizaron en grupos de 10 a 15 personas, y se designó un líder para cada grupo. Cinco grupos fueron agrupados en lo que los organizadores llaman un sector. Si bien los organizadores de Pueblos Sin Fronteras lideran el camino, gran parte del esfuerzo para llegar a la frontera con los Estados Unidos está en manos de los propios migrantes.

Han sido organizados en comités de seguridad, alimentos y logística. Los organizadores dicen que está destinado a ayudar a los migrantes a empoderarse a sí mismos.

Sandra Pérez, de 40 años, quien también es de Honduras, es una de las dos mujeres que pertenecen al comité de seguridad. No es su primera caravana: ha viajado con una procesión de madres centroamericanas a través de México en busca de migrantes desaparecidos.

“Me gusta hacer esto, me hace feliz y me siento útil”, dijo a BuzzFeed News.

Mateo Juan, de 29 años, dijo que la caravana era su tercer intento de llegar a los Estados Unidos. Hace siete meses, oficiales de inmigración mexicanos lo sacaron del autobús. Lo mismo sucedió hace aproximadamente un mes.

Se enteró de la caravana en marzo cuando llegó a Tapachula, el punto de partida de la caravana.

“Ir solo es arriesgado. Estás arriesgando un accidente, siendo asaltado por ladrones, e incluso tu vida “, dijo a BuzzFeed News. “Todo eso, y luego no llegas a los Estados Unidos. La caravana es más lenta, pero sabes que vas a llegar a salvo “.

Aún así, no hay garantías en la ruta o garantías de que una vez que lleguen a la frontera de los EE. UU. Puedan cruzar sin ser detectados o se les permita permanecer bajo algún tipo de protección, como asilo.

Alex Mensing, otro organizador de Pueblos Sin Fronteras, dejó claro este punto a los migrantes antes de que el grupo comenzara. También hizo hincapié en que todos son responsables de su propia comida, agua y pago de furgonetas o autobuses. Aún así, es mucho más barato que ser agredido o caer en manos de contrabandistas sin escrúpulos.

“Estoy aquí para trabajar junto con las personas que tuvieron que abandonar sus países por la razón que sea”, dijo Mensing a través de un altavoz. “Estamos peleando juntos. No estamos aquí para darle a nadie papeles y no estamos aquí para darle comida a nadie “.

Mensing dijo que Pueblos Sin Fronteras no está pidiendo a la gente que haga la caminata, pero si van a intentar cruzar México en el camino hacia Estados Unidos, el grupo los ayudará.

La caravana se impulsa hacia adelante utilizando todo lo que pueda. A veces eso significa meterse en la parte trasera de un camión, negociar precios más bajos para las camionetas, o andar en el asiento trasero de plataformas grandes vacías de cualquier pueblo en el que se encuentren. El grupo duerme en las plazas de la ciudad. Los habitantes locales y las iglesias los alimentan.

Por la noche, cuando el grupo se instala para pasar la noche, los niños juegan en patios de recreo o se lanzan entre la multitud, persiguiéndose unos a otros. Adolescentes y adultos juegan fútbol usando rocas como postes de gol.

El martes, la caravana tenía planes para abordar el tren de carga conocido como “la Bestia” o, a veces, “el Tren de la Muerte” en Arriaga para acelerar el viaje hacia el norte.

Es una parte peligrosa del viaje, con la muerte y las lesiones posibles desde una posición precaria encima de un vagón de ferrocarril, y el grupo practicó el abordaje, una mujer con una camisa morada subió lentamente por la escalera de un tren estacionado mientras la multitud aplaudía ella en.

En otro vagón de tren, los hombres que llevaban mochilas se abrían paso a paso uno por uno.

Esto es para que las mujeres y los niños puedan perder el miedo, sepan cómo es subir al tren y regresar si lo desean”, dijo a la multitud Irineo Mujica, director de Pueblos Sin Fronteras.

Pero el tren que Mujica esperaba movería a todo el grupo a Puebla, una de sus paradas, nunca llegó, y al final el grupo subió a camiones y autobuses escolares para cubrir la distancia a San Pedro Tapanatepec, un pueblo en el estado mexicano de Oaxaca.

El traslado a los camiones fue frenético, ya que las personas se disputaban el espacio limitado, y los comités de seguridad crearon una cadena para contener a la gente. La mayoría de las mujeres y los niños que llevaban mochilas y llevaban jarras de agua subieron al primer camión.

Mover todo el grupo tomó horas, y algunos de los hombres, incapaces de ganar un espacio en los vehículos, caminaron toda la noche para unirse al resto del grupo. El viernes, Viernes Santo, los organizadores esperan abordar la Bestia en otro lugar.

Mujica dijo que se quedó con una sensación de incredulidad al ver a tantas personas pasar por tales dificultades en busca de una vida mejor.

“No me puedo imaginar a mi hijo caminando sobre estos trenes. No me puedo imaginar escondiendo a mis hijos solo para llegar a una ciudad que está a cuatro horas de distancia “, dijo Mujica. “Estas son buenas personas que están sufriendo como si fueran esclavos y ponen en riesgo la vida de sus hijos”. Pero es lo que es”.

Via: (Adolfo Flores/BuzzFeed) imágenes ilustrativas.

.

http://oncenoticias.hn/enorme-caravana-de-centroamericanos-se-dirige-hacia-eeuu-y-nadie-en-mexico-se-atreve-a-detenerlos/

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More