Los trabajadores de la química accidentada en Tarragona (IQOXE) hicieron huelga contra la precarización y los despidos

Publicidad

La empresa despidió a tres trabajadores en medio de la negociación de un acuerdo para la compañía y con propuestas que los operarios consideran que precarizan la ocupación y son salarialmente regresivas

Los trabajadores de la empresa que sufrió el martes el accidente mortal en Industrias Químicas del Óxido de Etileno (IQOXE) hicieron huelga hace menos de 30 días porque consideraban que la dirección, a pesar de que la sociedad tiene beneficios, había hecho despidos no justificados y pretendía aplicar medidas que precarizaban la plantilla, según publicó este diario.

La huelga convocada por los trabajadores de la sociedad Industrias Químicas del Óxido de Etileno (IQOXE) tuvo un seguimiento del 100% según fuentes del sindicato convocante, la federación de industria de Comisiones Obreras de Cataluña (FICCOO). El conflicto estalló después de que la dirección de la empresa despidiera a tres trabajadores, y todo en medio de la negociación de un acuerdo de empresa, según las fuentes consultadas. La dirección se negaba a aplicar los incrementos salariales que les corresponden por sector, precarizando las condiciones laborales de los trabajadores y trabajadoras.

La Federación de Industria de CCOO afirma que la empresa, que pertenece a un grupo que tiene beneficios, se niega a aplicar los incrementos salariales que por sector corresponden. Además, afirman, la sociedad se emperra en precarizar los puestos de trabajo. Si a todo ello se le suma el despido de tres trabajadores, el conflicto está servido, aseguran a CCOO.

IQOXE es el único productor de Óxido de Etileno en España, con una capacidad instalada de 140.000 toneladas anuales. El 50% de esta producción está destinada a la fabricación de Glicol, una de las principales materias primas para la producción de los polímeros PET. Estos polímeros sirven, entre otros para fabricar las botellas de agua mineral de gran demanda por todas partes.

El marzo de 2017 la empresa abrió una nueva planta en La Canonja, con una inversión de 10 millones de euros cosa que ha supuesto un incremento de la capacidad de la empresa en la hora de producir etoxilatos, poleos y toda una amplia gama de polietilenglicoles, materias primas para la producción de espumas, cosmética, detergentes y anticongelantes, entre otros productos.

 

Fuente

 

 

Publicidad

También podría gustarte

Publicidad

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More