7 Veces no!! Uribe Go Home


&nbsp

&nbsp

En sus libros de texto, cuando se len enseña la geografía de Suramérica, el mapa de nuestro continente les dicen que la Amazonía, es una colonia que les pertenece a ellos, por no se cual decisión del Congreso Norteamericano que les impuso la obligación de ser los guardianes del “pulmón del mundo” al que deben proteger de las poblaciones de indios salvajes, piratas, asesinos, narcotraficantes y toda clase de especies humanas incivilizadas e ignorantes que habitan como trogloditas esas tierras y que son una amenaza para esta región donde se encuentran las riquezas más grandes&nbsp y que garantizan&nbsp el futuro del desarrollo de la especie.

La mentira es un oficio practicado en las aulas de las “prepas” gringas para levantar a sus próximas generaciones ya con el veneno de la “superioridad” de la raza bendita cuya misión es “ser guardianes de la justicia”, es decir los Supermanes &nbsp del planeta entero.

Siete bases militares más ahora en Colombia, Obama, es el cambio que geopolíticamente diseña tu pentágono para suplantar a la base de &nbsp Manta que te cerrara Correa, ubicadas en toda la geografía colombiana, son bases que más allá de apuntar a la cabeza de Correa y de Chávez, apuntan hacia la gran selva donde se esconden los tesoros que te garantizarán un futuro de riquezas para tu imperio, siete bases en Colombia más las bases &nbsp Estigarribia y Juan Caballero en Paraguay son las primeras pisadas para ir sobre el botín.

El hijo e` míchiga narcocanciller del imperio: Uribe Vélez, cumple presuroso las órdenes que le dieron los halcones del norte, como payaso de la corte,&nbsp el bufón enano y sin gracia sale por los corredores del continente a congraciarse con aquellos que educadamente, todavía, le permiten sus diplomacias traidoras. ¡Que suerte la suya, su merced, don Álvaro Uribe, paraco mayor y traficante legalizado, gerente de campo de las industrias tóxicas del imperio de la droga, que suerte que le toca de salir por nuestras tierras a mendigar indulgencias nuevamente. Cierto que los caliches corren con la gran gracia de ser los mejores cuentacuentos, su merced, que no le faltan maestros de donde aprender a embolatar incautos, ¿a que viene usted hoy a Argentina? Ya suponemos que sus siquiatras le enseñaron a superar su miedo al ridículo y entonces insiste en despreciar la dignidad de todo un continente, ¿Quién se cree? ¿a quien engañará con sus carretas? Tenga la amabilidad, su merced, de regresarse, vaya a tomar tinto con sus gorilas y si quiere explíquele a nuestro hermano pueblo de Colombia, lo que les espera ahora que usted a entregado el piso de su propia patria, vaya y les cuenta a ellos los muertos que sembrará este ejército, cuantos más engrosarán la multitud de desplazados, cuénteles del necesario trato que tuvo que aceptar con el Congreso gringo para que le firmen su TLC, cuéntele que son sólo medidas de protección para la mega empresa de la cocaína, váyase de nuevo a Colombia, que los colombianos muy pronto le pedirán cuentas, pero no ensucie más la moral de un continente a quien usted asquea con su alma mercenaria y la poca altura de su verborrea.

Siete veces no, siete veces nunca, siete veces sepa que le declaramos persona no grata, enemiga no sólo de Colombia sino de todas nuestras tierras. Vaya, si se atreve a Unasur y de allá la cara, cuente sus cuentos y trate de ver si marruya a alguien con sus cuentos, escúlquese los bolsillos a ver si le queda algo de conciencia y regrésese a su patria, o a sus bases, porque usted ya no tiene patria, disculpe, vaya&nbsp a decir helow a sus soldaditos gringos y a invitarlos a un tinto mientras saca cuentas de cómo seguirá invadiendo países vecinos y a seguir asesinando a cuanto líder del pueblo colombiano que le pueda suplantar. Apertréchese en la Casa de Nariño que de allí corresponderá al bravío y valiente pueblo de Colombia irlo a buscar para arreglar las cuentas.

La Plaza de Mayo le dirá hoy un tanto más claro lo que yo le grito desde Venezuela, vaya con su teatro y sus lanzamisiles a embolatar a Obama, asuma por lo menos su condición natural y actúe como lo que es, un enemigo, pero ya deje ese papel de bufoncito agringado, porque toda Latinoamérica se lo dirá cada vez más claro: ¡Go Home! Uribe.

&nbsp

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS