37 años de la Comunidad Ecuménica de Fundalatin

Hace 37 años, nace en Caracas la Comunidad Ecuménica de la FUNDACIÓN LATINOAMERICANA POR LOS DERECHOS HUMANOS Y EL DESARROLLO SOCIAL. FUNDALATIN. En la década de 1970, en plena “guerra fría” con la polaridad Este-Oeste que provocaron las potencias después de la II Guerra Mundial, América Latina estaba bajo dictaduras militares, inspiradas en la doctrina totalitaria de la Seguridad Nacional.

Venezuela era uno de los pocos países en democracia. Recibía migrantes y refugiados. El Concilio ecuménico Vaticano II, de los años 1960, con los papas Juan XXIII y Paulo VI, renueva el catolicismo. En 1968, la II Conferencia General del Episcopado Latinoamericano en Medellín, trae esa dinámica a Nuestra América y junto con la Conferencia de Oaxtepec, México, donde nace el Consejo Latinoamericano de Iglesias, CLAI, incrementa el avance del ecumenismo cristiano. El juicio, a la luz del evangelio, emanado de Medellín, América latina está inmersa en una violencia institucionalizada se hace sentir en las comunidades cristianas.

Con el libro del teólogo peruano Gustavo Gutiérrez 1971, se sistematiza la teología de la liberación, nacida en el continente mestizo. Con la inspiración del recordado Padre Jesús Olaso S.J, la presidencia del P. Juan Vives Suriá y la confluencia de cristianos latinoamericanos y venezolanos, inspirados en esa teología se crea -09.06.1978- la Fundación Latinoamericana por los Derechos Humanos y el Desarrollo Social-Fundalatin.

El ingeniero chileno Joaquín Undurraga, primer vicepresidente de FUNDALATIN, formula un plan estratégico. Nace así, Fedefam, la Federación Latinoamericana de Asociaciones de Familiares de Detenidos-Desaparecidos. Se impulsa un Encuentro Continental por la Paz en Centroamérica, en la Universidad de Georgetown (EEUU), 1985, con grupos ecuménicos del Norte y Sudamérica, y empezó el trabajo del Año Internacional de la Paz (1986). Luego en 1989, Fundalatin apoya la naciente constitución de la República Bolivariana de Venezuela.  A raíz del golpe del 11/Abril/2002, se apoya a la Fiscalía General de la República, con el P. Vives como Delegado Especial del Fiscal. Hoy con su participación en la Comisión Nacional de Derechos Humanos en Venezuela; con iniciativas como el Premio a los Constructores de la Paz Juan Vives Suriá; impulsando una espiritualidad liberadora mediante publicaciones y los  diplomados en DDHH Y Teología de la Liberación, en la Escuela de Derechos Humanos Juan Vives Suriá, adscrita a la Defensoría; con el programa de radio Llegó La Hora, hacia una cultura de la solidaridad, intenta seguir haciendo camino al andar siguiendo el Espíritu de Jesús Liberador, con Vives y San Romero América. Espíritu que impulsa a la comunidad para continuar la misión de la construcción del Reino de Dios trascendente , presente en la tierra.

Edit_713.Fundalatin37años.06.06.2015v2

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS