25N: Su violencia… NUESTRA LUCHA! Día Internacional contra la violencia de género

 

La violencia contra las mujeres es la violencia de un sistema de explotación y opresión que ante su crisis histórica se hace asfixiante para las mujeres. Los retrocesos en nuestros derechos son enormes. Nuestra lucha hoy es volver a hacerlo con las mismas reivindicaciones de las mujeres de hace cuarenta años: «igual trabajo, igual salario! Por nuestro derecho al aborto! ¡Basta de feminicidios! Nuestra lucha es la de las jóvenes precarizadas, que buscan luchar y organizarse. La de las mujeres inmigrantes por sus derechos. La de las mujeres trabajadoras de Caprabo de Barcelona, de HP, de Mecaplast de Barcelona, de Telepizza de Zaragoza, las trabajadoras de la limpieza y jardinería de Madrid, de la sanidad, de la lavandería de Mejorada, las de limpieza de la complutense. Como esas bravas mineras asturianas, como las obreras de la huelga de la limpieza de Aragón, las mujeres de la primavera árabe, y todas las mujeres que en su lugar de trabajo y estudio luchan día a día contra los recortes y las consecuencias de la crisis. Y como hoy en su séptima semana de huelga las obreras de Panrico! Nuestra lucha implica también la disputa contra los valores y costumbres impuestos por la clase dominante y su cultura de violencia. Una violencia que podrá ser totalmente desterrada cuando rompamos las cadenas que ciñen a la humanidad, bajo este régimen capitalista. En este 25N decimos BASTA! Sus violencias…, nuestra lucha!:

 

Violencia y feminicidio:  en octubre de 2013 ha habido un 27,6% más de víctimas que en el mismo mes de 2012. 45 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas en lo que va de año. Un total de 16.418 mujeres maltratadas se encuentran en una situación de riesgo. Los crímenes violentos no son anomalías en los lazos amorosos y de protección, son la consecuencia última de una larga cadena de violencias que incluye la subestimación, ridiculización, la desconfianza y el control, la intimidación, la condena de la sexualidad y de los comportamientos que no se ajustan a las “normas heterosexuales”, la desvalorización de los cuerpos que no se corresponden a los “modelos de belleza” socialmente impuestos, de las capacidades intelectuales y las destrezas físicas, la desvalorización cotidiana de la mujer y como personas, etc. Ante este grave problema, exigimos: hogares transitorios para las mujeres y sus hijos e hijas víctimas de violencia, que sean garantizados por el Estado y bajo control de las propias víctimas, las organizaciones de mujeres y las trabajadoras, con asistencia profesional y sin presencia policial ni judicial. En los centros de trabajo y en los sindicatos, pongamos en pie comisiones de mujeres, independientes de las patronales, que se ocupen de los casos de acoso sexual o laboral y discriminación hacia las trabajadoras, exigiendo licencias pagas para las trabajadoras que atraviesan una situación de violencia.

Violencia de los recortes: con las reformas laborales los empresarios cambian las condiciones laborales según su conveniencia, llevándonos al desempleo, eliminando los incentivos para contratar mujeres después de la baja maternal y dificultando aún mas las conciliación de la vida personal, familiar y laboral. El llamado absentismo no es más que la criminalización de la enfermedad. Los recortes de los servicios sociales, el transporte, la sanidad y la educación públicas, y en los presupuestos de ayuda a las familias nos afectan especialmente. Todo esto, unido al aumento de la carestía de vida que afecta la economía de los hogares administrada mayoritariamente por las mujeres.

Violencia eclesiástica y estatal!No a las medidas educativas como la ley Wert, que impulsa la religión dentro de la escuela. Por la separación efectiva de la Iglesia y el Estado, el fin del Concordato y de la subvención a la educación religiosa. Fuera los rosarios de nuestros ovarios! Por una educación sexual sin tabúes gratuita y por el acceso libre y gratuito a los diversos métodos anticonceptivos.

                          

Violencia es prohibirnos abortar: en el mundo mueren cada año 70.000 mujeres en abortos clandestinos.¡Ni una muerta más por abortos clandestinos! ¡Aquí y en todo el mundo! ¡No a la reforma de Gallardón! Por el derecho al aborto libre, gratuito y público sin ningún tipo de restricción con todas las garantías de seguridad y calidad independientemente del origen, edad, orientación sexual o situación administrativa. Que la interrupción voluntaria del embarazo deje de estar tipificada como delito en el Código Penal. Por la despenalización del aborto en todo el mundo!

Violencia laboral: El promedio de retribución de las mujeres es un 22% menor que la de los hombres. Sigue habiendo más mujeres en los puestos de más baja escala y los complementos salariales y el modo de contrato incrementan las diferencias entre sexos; además de que a menor retribución, menor prestación por desempleo y menor pensión. El acoso sexual sigue siendo una práctica habitual hacia las mujeres, así como los «nuevos requisitos estéticos» que entran en los currículum de edad y medidas físicas. ¡Basta de discriminación y acoso laboral! Basta de precariedad laboral, contratos de obra y servicios, las subcontratas y contratas, la mayoría de trabajo femenino. Todas a la plantilla fija y con los mismos derechos. Por la prohibición de los contratos temporales y las ETTs. No a la pérdida de los convenios colectivos. Exigencia de pago de todos los derechos por maternidad, beneficios y pluses.

Violencia imperialista, racial y xenófoba: de los más de 45 millones de personas refugiadas y desplazadas en el mundo, el 80% son mujeres y niños. Si las mujeres somos doblemente oprimidas, como mujeres y como trabajadoras, las mujeres inmigrantes lo somos el triple. Ellas están expuestas a las redes de trata y empujadas a la prostitución. La represión y negación de derechos a los inmigrantes se acrecienta, mientras las inmigrantes son «acogidas» en los CIEs, verdaderos “campos de concentración”. Las políticas discriminatorias y racistas de este Estado imperialista opresor sobre los inmigrantes y las mujeres inmigrantes, en un contexto de crisis sin precedentes, acrecientan las ideas xenófobas. Papeles para todos y todas!. ¡Derechos laborales y prestaciones sociales para todas! Abajo la Ley de Extranjería y los CIES!. Nativa o extranjera: la misma clase obrera! Por el acceso universal e igualitario a la sanidad pública. Basta de discriminación racial, xenofobia!

                       

Violencia homo-lesbo-bi-trans- fóbica: este día queremos dedicarlo a nuestra compañera Khatalina Friedman (22 años), transgénero activista por los derechos de los no heterosexuales, militante de la agrupación feminista y de la diversidad sexual Pan y Rosas Teresa Flores de Chile, trabajadora del casino Supermercado Lider de Antofagasta. El 15 de noviembre fue agredida brutalmente por un grupo organizado de sujetos entre hombres y mujeres a la entrada de su casa, dejándola con una fractura nasal, TEC cerrado leve, trauma facial, edema facial y labios. Esto devela la naturaleza de esta sociedad capitalista generadora de miserias, una sociedad patriarcal, llena de prejuicios y discriminación. Para lxs transgénerxs es una lucha permanente conseguir trabajo debido a que son discriminadxs por su expresión e identidad de género, puesto que desafían el mandato hegemónico y binarista de estereotipos convencionales, leídos como lo “femenino y masculino”, siendo violentandxs constantemente, privándoles sistemáticamente de sus legítimos derechos. Esto conlleva una serie de vulneraciones; cientos de ellxs son arrojadas a la prostitución para poder sobrevivir en este sistema, que no respeta ni reconoce las diversas identidades de género, convirtiéndose así en uno de los sectores más golpeados por la opresión y el conservadurismo. Buscamos la solidaridad internacional con Kathalina. Exigimos la investigación y la condena firme de los actos ocurridos el pasado 15 de noviembre, y por ello, os invitamos a participar del acto que se realizará el 25 de noviembre a las 17.30hs frente al Consulado de Chile en Barcelona (Carrer Casp, junto a metro Urquinaona) para luego participar en la manifestación del 25N.

Mientras vamos marchando, marchando, innumerables mujeres muertas
Van gritando a través de nuestro canto su antiguo reclamo de pan
Sus espíritus fatigados conocieron el pequeño arte y el amor y la belleza
¡Sí, es por el pan que peleamos, pero también peleamos por rosas!

A medida que vamos marchando, marchando, traemos con nosotras días mejores
El levantamiento de las mujeres significa el levantamiento de la humanidad
Ya basta del agobio del trabajo y del holgazán: diez que trabajan para que uno repose
¡Queremos compartir las glorias de la vida: pan y rosas, pan y rosas!

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS