25 de Noviembre: el origen

Publicidad

El 25 de noviembre es el tricentésimo vigesimonoveno (329º) día del año, y es un día clave, señalado en muchos calendarios por su relevancia histórica…

Fue un 25 de noviembre, de 1491 el día  elegido por los Reyes Católicos y Boabdil el Chico para firmar en Santa Fé (Granada) las Capitulaciones de Granada, tratado por el cual el sultán musulmán de Granada renunciaría a la soberanía nazarí del Reino de Granada a favor de los reyes cristianos, o lo que es lo mismo: el fin de la Reconquista.

Casi cien años después un 25 de noviembre de 1578 Felipe II, el prudente, ordenaría a los obispos americanos que castigaran a los clérigos que maltrataban a los indios.

También un 25 de noviembre de 1915, sería el día elegido por el azar para que Albert Einstein presentara ante la Academia Prusiana de las Ciencias su Teoría de la Relatividad General, que permitiría reformular el campo de la cosmología y todo lo que ello conlleva.

Estoy convencida de que hasta aquí, todo el mundo había oído hablar de las personas que he nombrado, pero ¿y de las hermanas Mirabal?, ¿han oído hablar de ellas?.

Patria, Minerva y María Teresa Mirabal eran tres hermanas dominicanas, que fueron activistas y defensoras de la libertad política de su país oponiéndose firmemente contra la tiranía y la opresión ejercida por el dictador Rafael Leónidas Trujillo (visitó España y abrazó con fervor a Franco) conocido como “El Generalísimo” (será costumbre de los dictadores “cogerse” este título), “El Chivo” o “El Chapita” por esa afición desmedida que tienen los dictadores a colocarse medallitas y condecoraciones.

Su activismo y rebeldía las impulsó a formar parte de la Agrupación política 14 de junio un movimiento clandestino de la izquierda dominicana, donde se las conocía como Las Mariposas. Esta “agrupaciónluchaba contra la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo, que si bien no logró terminar con él, si que fue la impulsora de la rebelión de todo un país.

Por esta afiliación política y su lucha por las libertades Minerva y Maria Teresa fueron encarceladas, violadas y torturadas en más de una ocasión, y a pesar de ello, no cesaron en su incansable lucha por conseguir la libertad del pueblo dominicano de la opresión de la dictadura.

Trujillo, viendo que ni el encarcelamiento, tortura y violación habían servido de escarmiento a estas mujeres que continuaban en la clandestinidad intentando derrocarle y temiendo que la inquietud social que recorría América Latina con la caída de varios dictadores y el triunfo de Fidel Castro le tocara a él también: decidió terminar con las hermanas.

Aunque ellas estaban “libres” sus maridos estaban presos y en una visita a la cárcel les comentaron a ellos los rumores que circulaban en las calles sobre la posibilidad de que sufrieran “un accidente(equivalente a nuestro “dar el paseo”).

Por dos veces quisieron acabar con las vidas de Minerva y María Teresa, pero los sicarios tuvieron escrúpulos al viajar estas con sus hijos y las dejaron marchar; pero a la tercera va la vencida, y en la tercera ocasión las dos hermanas viajaban con su hermana mayor Patria con la que no tuvieron miramientos: las mataron a golpes a las tres y al chofer que las llevaba y luego simularon un accidente de tráfico.

El dictador Trujillo pensó que el asesinato de las hermanas Mirabal,  le libraría por fin del problema,  pero fue el comienzo del fin para él ya que todo el país se conmocionó con estas muertes, dejaron de apoyar sus políticas y decisiones, tomando así conciencia el pueblo de la realidad que estaban viviendo: seis meses después el dictador sería asesinado.

En el Primer Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe, celebrado el año 1981 en Bogotá (Colombia), se decidió, en recuerdo del asesinato de las hermanas Mirabal, marcar el día de su muerte el 25 de noviembre, como el Día Internacional de NO Violencia contra las mujeres.

En el año 1999, la República Dominicana con el apoyo de otros ochenta países, propuso en la Asamblea General de las Naciones Unidas que el 25 de noviembre fuera declarado como  Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer, propuesta que se aprobaría mediante la resolución 54/134 del diecisiete de diciembre, con la Declaración sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, en la que se definiría la “violencia contra la mujer” como: Todo acto de violencia basado en el género que tiene como resultado posible o real un daño físico, sexual o psicológico, incluidas las amenazas, la coerción o la prohibición arbitraria de la libertad, ya sea que ocurra en la vida pública o en la vida privada.

En esta asamblea se reconoció que era necesaria una declaración de derechos y su aplicación para asegurar la eliminación de la violencia contra las mujeres en todas sus formas, y la necesidad del compromiso por parte de los Estados y la comunidad internacional en general, para lograr tal fin.

El hecho de designar el veinticinco de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer hizo que la ONU recomendara entonces a gobiernos, organizaciones internacionales y ONG`s la organización de actividades dirigidas a sensibilizar al público respecto del problema de la violencia contra las mujeres en este día como una celebración internacional.

La pena es que todo se ha quedado en eso: en un acto de un día, en una foto… que no soluciona nada…

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More