22M. El “No al pago de la deuda” y su oportunidad cuando los franceses luchan contra el austericida TSCG de la U.E.

19

[COPIA este artículo para leerlo con la calma que se merece e ir accediendo a los textos y enlaces recomendados] [Para leer bien el cartel de la imagen, clic sobre ella, ratón derecho, mejor opción] [Para leer con líneas anchas, prueba: símbolo impresora, tamaño fuente +, y más zoom]

En los próximos días vamos a tener ante nosotros una oportunidad excepcional, que puede hacer historia.

A partir del 18 de marzo (huelga en Francia) y del 22 de marzo (marchas en Madrid), puede empezar a cambiar mucho en España, Francia y Europa si asumimos la propuesta que aquí hago.

No podemos perder este tren, porque de hacerlo, no pasarán muchos más.

¡No a los recortes sociales. Derogación de la Ley de Estabilidad Presupuestaria (LOEPSF) y de su hermana menor la catalana LEP, motor de todos los recortes, del desmantelamiento de “lo público”, y de la prioridad al pago de la deuda. Ruptura con su “padre” el Tratado de Estabilidad de la U.E. (TSCG), el Tratado de la Austeridad a Perpetuidad! —— ¡No al pago de la deuda pública, no a su cobrador-matón, la LOEPSF-TSCG, enviado sobre todo por el gran capital español y europeo! ——- ¡No al austericidio europeo. Unidad con los trabajadores franceses en su lucha contra el recorte en las cotizaciones sociales de las empresas y los objetivos de déficit del TSCG! ——- ¡18 de marzo huelga en Francia, 22M marchas en Madrid. Unidos trabajadores europeos contra el austericidio. De Lisboa a Berlín, al TSCG demos fin!

Si somos lo suficientemente conscientes para comprenderlo y ágiles para actuar en consecuencia, podemos provocar un punto de inflexión, un antes y después, en la lucha de clases, contra el austericidio en Europa, contra un pilar fundamental de la “construcción europea”, no sólo el estado español, sino en Francia y de ahí posteriormente a otros países.

Esto no es una fantasía, es reconocer el gigantesco potencial de lo que está ocurriendo ante nuestras narices aunque nadie quiere que lo veamos, precisamente para que no podamos sacarle el mayor partido posible. La huelga del 14N (noviembre 2012) el mismo día en el estado español y en Portugal, fue posible, a pesar de sus enormes deficiencias y de no aprovechar para denunciar y atacar el motor del austericidio europeo, el TSCG. Este salto que propongo también es posible a nada que seamos flexibles, y modifiquemos parcialmente la orientación de la marcha.

Que nadie diga que no se puede, pues yo, con mis ridículas fuerzas, gracias a Kaos en la red, y dirigiéndome personalmente a las columnas de las marchas, estoy demostrando que SI QUEREMOS, PODEMOS. Si yo puedo, las organizaciones políticas pueden, y si no lo hacen es porque no quieren.

Contribuye al gran cambio, lee hasta el final este artículo y pásalo.

I.- LO QUE HAGAMOS AHORA MARCARÁ la DIFERENCIA de lo que OCURRA en el FUTURO. NO SABER ESTABLECER las PRIORIDADES CORRECTAS es el BILLETE SEGURO a la DERROTA FINAL.

Vaya por delante que me parece totalmente legítima la consigna de “No al pago de la deuda” y que todo déficit y toda deuda públicos son ilegítimos por provenir del fraude, elusión y privilegios fiscales de la burguesía y del capital, transferencias al capital a través de obras públicas innecesarias y faraónicas, el rescate a la banca, etc.

Dejado esto bien claro para que el debate quede situado donde debe, creo que es imprescindible 1º) aclarar algunas ideas que compruebo están flotando en el ambiente y que son imprecisas sobre el pago de la deuda ahora, y 2º) más importante todavía, sobre la oportunidad o no, en este momento, de dar preferencia al “No al pago de la deuda” sobre otras reivindicaciones que creo en este momento más importantes para empoderarnos y golpearles donde más les dolerá, y en particular en el contexto de las Marchas por la Dignidad a Madrid, 22 de marzo, y coincidiendo con la huelga en Francia del 18 de marzo contra los recortes y su motor en toda Europa, el tratado TSCG.

Existe un periodo de tiempo para que cada reivindicación se presente en el momento más oportuno, en el que por tanto, será mucho más efectiva, pues si no conviene retrasarse en dar una batalla, tampoco adelantarse; tanto en uno como en otro caso, el precio a pagar puede ser carísimo.

Empezaré por el segundo punto, el criterio político ya que es el más importante. Después os presentaré la explicación económica para que se entienda mejor cuál es ahora la situación del pago de la deuda

II.- En ESTE MOMENTO, la POSIBILIDAD de un MAYOR AVANCE PASA POR la UNIDAD con la CLASE TRABAJADORA FRANCESA, en HUELGA el 18 de marzo. Una REIVINDICACIÓN DEBE CONTEMPLAR NO SOLO el ATAQUE a un OBJETIVO IMPORTANTE, SINO lo que MEJOR PERMITA NUESTRO FORTALECIMIENTO, que PASA por la UNIDAD PARA AVANZAR

No me detendré en explicaciones ya dadas en numerosos artículos. Sólo lo imprescindible para que se entienda. En España, el motor de todos los recortes sociales, del desmantelamiento de “lo público”, y de la prioridad al pago de la deuda pública es la Ley de Estabilidad Presupuestaria cuyas siglas son LOEPSF (Ley Orgánica 2/2012, de 27 de abril, de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera) y, como subordinada, su “hermana menor”, la catalana LEP (Ley 6/2012, de 17 de mayo, de estabilidad presupuestaria)

La LOEPSF, es “hija” de su “madre” la reforma del art. 135 de la Constitución española, y de su “padre” es el Tratado de Estabilidad europeo o TSCG (Treaty on Stability, Coordination and Governance in the Economic and Monetary Union). Tanto la LOEPSF como el TSCG, son pilares fundamentales del Nuevo Régimen más antisocial de la U.E.

Y detrás de la LOEPSF y del TSCG están todos los partidos que se han comprometido con sus votaciones: PP, PSOE, UPyD, CiU, PNV, UPN, Foro Asturias.

El día 18 de marzo está prevista en Francia una HUELGA contra los recortes presupuestarios, en la que se señala claramente la peligrosidad del TSCG de la U.E., como se puede comprobar por las convocatorias en el departamento de París y de Moselle.[ver más adelante los enlaces a las fuentes] De este modo la clase trabajadora francesa sigue el camino iniciado el 30/9/2012 con la gran manifestación de 80.000 personas en París contra la ratificación del TSCG por la Asamblea Nacional. También nos están mostrando lo que a no tardar será una agresión en España acompañada del aumento del IVA, por lo que debemos aprender la lección que nos dan, y aprovechar la proximidad del 18M y 22M para lanzar un mensaje de unidad para ahora y futuras mayores agresiones.

Por todo ello, CINCO RAZONES para AHORA dar PREFERENCIA a la Reivindicación Común: ¡NO a los recortes. Derogación del motor de todos los recortes, la Ley de Estabilidad Presupuestaria (LOEPSF-LEP). Ruptura con su “padre” el Tratado de Estabilidad de la Unión Europea o TSCG de la U.E. Unidad con los trabajadores franceses en huelga el 18M contra los recortes y el TSCG de la U.E.! ¡No a la prioridad al pago de la deuda, derogación de la LOEPSF, ruptura con el TSCG!:

1).- Como los recortes sociales vienen motivados y justificados por ahora sobre todo por la reducción del déficit, las luchas de resistencia surgirán con motivo de ese recorte asociado a la disminución del déficit, por lo que el mejor medio de levantar una Reivindicación Común a todas ellas, capaz de unificar y extender las luchas en un autentico tsunami, es el rechazo a los objetivos de déficit y deuda de la LOEPSF, esto es, por la derogación de dicha ley.

Sin embargo, el “No al pago de la deuda”, no tiene una relación directa con esa agresión. Cuando no haya déficit, sino superávit provocado por los recortes y ese superávit se destine al pago de la deuda, entonces es cuando tendrá pleno sentido dar preferencia al “No a los recortes, no al pago de la deuda, derogación de la LOEPSF (por sus objetivos de déficit cero, superávit, prioridad al pago de la deuda, % PIB y plazo), ruptura con el TSCG de la U.E.”, porque nunca debemos olvidar esta relación con las leyes y tratado austericida.

Lo que ya debemos dejar de hacer es remitirnos ritualmente al art. 135 de la Constitución para denunciar la prioridad al pago de la deuda, y hacerlo sobre todo a su arma de destrucción masiva en la práctica, sin la cual el 135 sería poco más que papel mojado. Porque la LOEPSF tiene perfectamente establecido en su articulado el principio de la prioridad al pago de la deuda sobre cualquier otro gasto, y sobre todo los medios para llevarlo a cabo, como comprobaréis más adelante en la trascripción de los mismos, y en otros sobre controles, sanciones, etc., que podéis leer en la Ley.

2).- Como la lucha que ya están llevando los trabajadores/as franceses es también por los objetivos presupuestarios de reducción del déficit, de cumplimiento del TSCG de la U.E., tenemos en la lucha contra el TSCG “padre” de la LOEPSF, el medio para establecer una Reivindicación Común que permita la lucha conjunta por encima de las fronteras, y el mejor modo de estrechar relaciones para que los trabajadores/as franceses simpaticen primero con nuestro rechazo a la prioridad del pago de la deuda, y seguido, con nuestra negativa a pagarla, aunque los acreedores sean también franceses.

La huelga de los trabajadores/as francesas parte del rechazo a la reducción a las empresas de las cotizaciones sociales que se compensa con el recorte presupuestario para cumplir con los objetivos de déficit del TSCG. La Comisión Europea, el FMI y muchos en España, están exigiendo la reducción de las cotizaciones sociales en la empresa y subir el IVA; es decir, que lo que las empresas no cotizarían lo pagaríamos nosotros con el aumento del IVA para cuadrar las cuentas totales del estado, pero se perjudicarían las cuentas de la Seguridad Social, salvo que se compensase por los ingresos fiscales indirectos, lo que estaría por ver. Por ello los trabajadores/as franceses están dando ya una lucha muy similar a la que tendremos que dar pronto nosotros. La diferencia es que nosotros venimos ignorando el TSCG y su versión española, la LOEPSF, por lo que nuestra lucha será más débil al no apuntar al motor austericida. A eso podemos ponerle remedio ya, si nos unimos en el mismo combate aprovechando la proximidad del 18M y del 22M.

Como las burguesías y sus servidores de izquierda y sindicatos saben del riesgo potencial que supondría dar en España publicidad a la próxima huelga en Francia contra los recortes y el TSCG de la U.E., es por lo que se cuidan mucho de que no nos enteremos de nada, salvo cuando haya pasado y también poco.

Porque si los franceses tienen motivos de sobra para protestar contra los recortes y el TSCG de la U.E., al que denuncian como el Tratado de la Austeridad a Perpetuidad, nosotros muchísimos más, puesto que los recortes aquí son incomparablemente más duros y la aplicación en España del TSCG de la U.E., la LOEPSF, también, en sus objetivos de déficit, y plazos para la deuda.

Por eso, España es el punto débil de la cadena del TSCG, ahí por donde puede acabar por romperse y sacudir toda la cadena europea aprovechando como puente para los países del centro y norte europeo a los trabajadores/as franceses, ya muy sensibilizados y movilizados contra el TSCG, y en un país fundamental para que salga o no adelante el Nuevo Régimen más antisocial de la U.E..

Es totalmente ilusorio pensar que con nuestras solas fuerzas, en el estado español, sin una unidad en la lucha por objetivos comunes de la clase trabajadora europea, podremos resistir y vencer la ofensiva conjunta de los capitalistas europeos, empeñados en su “construcción europea” para el capital. La prueba está en lo sucedido hasta hoy, en lo que vienen sufriendo los trabajadores/as griegos, portugueses, nosotras/os mismos. El aislamiento es la derrota.

Aquí tenéis la base documental de la lucha de los trabajadores/as franceses que se expresa también explícitamente contra el TSCG de la U.E. De forma coloquial se le llama traité budgétaire européen (tratado presupuestario europeo). Los originales de las hojas de convocatoria concretas para los departamentos de París y el de Moselle respectivamente, los tenéis en estas direcciones:  http://parti-ouvrier-independant.fr/2014/02/22/document-%E2%99%A6-lappel-au-18-mars-des-unions-departementales-de-paris-cgt-fo-fsu-solidaires/ ———  http://ulstavold.reference-syndicale.fr/2014/02/23/appel-a-la-greve-mardi-18-mars-2014-stop-aux-massacres-sociales/ ; visiona este video de la manifestación de los 80.000 en París el 30/9/2012, TSCG: le bras de fer commence http://www.dailymotion.com/video/xu018x_tscg-le-bras-de-fer-commence_news?search_algo=2].

3).- En este momento, dar la preferencia al “No al pago de la deuda”, impide levantar la Reivindicación Común entre los trabajadores/as del estado español afectados por los recortes, más en especial entre los catalanes y los españoles (“NO al expolio fiscal de las burguesías a través de la LOEPSF y catalana LEP y el TSCG de la U.E., en lugar del “España nos roba” agitado por los capitalistas catalanes para separarnos y enfrentarnos”), y con los trabajadores/as franceses (ruptura con el TSCG), favoreciendo el aislamiento de todos.

Así mismo facilita que la burguesía francesa, acreedora de los bancos españoles tenedores de deuda pública, y también directamente acreedora, empuje contra nosotros a los trabajadores/as franceses ante el riesgo de que bancos franceses deban ser rescatados por no poder cobrar las deudas a los bancos españoles ya que estos no podrían recuperar su inversión en la deuda pública española, o porque esos mismos bancos franceses son tenedores de nuestra deuda soberana.

4).- En este momento preciso, en que tenemos una ocasión histórica impagable, de confluir la lucha de los trabajadores/as de ambos países en un frente común, no podemos fallar por una cuestión secundaria. Sin renunciar a la reivindicación de “No al pago de la deuda”, debe pasar a un primerísimo plano la de luchar por la derogación de la LOEPSF y la ruptura contra el TSCG.

5).- No podemos perder esta oportunidad de cuestionar por todo lo alto el TSCG. No podemos llegar a las fechas de las Elecciones Europeas sin plantearle batalla, y puede que esta sea la última gran oportunidad que tengamos por su importancia mediática, simbólica y proximidad a la lucha de los trabajadores/as franceses para lanzar un mensaje de unidad de toda la clase por encima de las fronteras contra el Nuevo Régimen que a todos nos machacará. Tras dos años de ignorancia y falta de lucha contra la LOEPSF-TSCG, no dejemos pasar también la ocasión en la que debiera ser obligado su rechazo con motivo de las elecciones al Parlamento europeo que pretende legitimar el Nuevo Régimen. Eso significaría una derrota para nosotros, y peor aun, el paso a la marcha ya inexorable y sin vuelta atrás a la derrota total como tarde para 2020 (fecha cumplimiento objetivos LOEPSF, al menos de déficit). Los trabajadores/as franceses, debido a su cuestionamiento del TSCG y a que con la huelga del 18M luchan también contra él, no van a caer por ahora en ese punto sin retorno, pero nosotros no podremos evitarlo si seguimos así. Desorientados y derrotados nosotros, los franceses quedarán aislados y será más fácil vencerles en los años inmediatos, antes de 2020.

Quienes antes no dieron y ahora no den la batalla contra la LOEPSF-TSCG, es harto improbable que lo hagan en adelante, por sus compromisos con quienes de ninguna forma quieren hacerlo, y porque les exigiría un grado de autocrítica y rectificación del que serán tanto más incapaces cuanto más se hundan en su error y deban ocultarlo y autojustificarse.

III.- El RECIBIMIENTO a las MARCHAS en MADRID, es la OCASIÓN para LEVANTAR BIEN ALTO la PANCARTA CONTRA el TSCG y de la UNIDAD CON los TRABAJADORES FRANCESES huelguistas

Las organizaciones políticas y sindicales y particulares todavía pueden incidir en las columnas de las marchas más de lo que yo he podido, y pueden trabajar para que el recibimiento en Madrid ponga en lugar destacado la lucha contra la LOEPSF, la LEP y el TSCG de la U.E. y el llamado a la unidad con la clase trabajadora europea, francesa en especial, recogiendo el testigo de la huelga del 18M.

Nadie puede alegar que esto sea incompatible con el “No al pago de la deuda” porque el pago de la deuda viene ordenado en su prioridad absoluta, en su dimensión (bajarla al 60% del PIB) y en su plazo (2020) por la LOEPSF, siguiendo, en una versión a peor, lo mandado por el TSCG (deja hasta 2032 el plazo para bajar la deuda al 60%). Es precisamente el mejor modo de concretar el objetivo al que debemos atacar para negarnos al pago de la deuda: el ariete de la deuda contra nosotros es la LOEPSF y el TSCG. Lo podéis comprobar por vosotros mismos/as con los artículos de la ley que luego cito. ¡No al pago de la deuda pública, no a su cobrador-matón, la LOEPSF-TSCG, enviado sobre todo por el gran capital español y europeo!

Esta es la ocasión que tienen para rectificar, aunque in extremis, las organizaciones que durante casi dos años apenas han hecho nada por la denuncia y la lucha contra la LOEPSF y el TSCG. Más vale muy tarde, que demasiado tarde o que nunca.

IV.- ¿DE VERDAD ESTAMOS AHORA PAGANDO la DEUDA?

El estado tiene anualmente gasto corriente (el necesario para su habitual mantenimiento, como es el aparato burocrático, ejércitos, policía, todo tipo de funcionarios y empleo público), gasto por transferencias (pensiones, prestaciones y subsidios desempleo, becas….) y de capital (sobre todo infraestructuras). Cuando este consumo y gasto supera a los ingresos fiscales (impuestos, tasas…), se produce el déficit primario; si es inferior a los ingresos fiscales, tenemos superávit primario.

Pero además, el estado tiene que pagar el llamado servicio de la deuda que es la suma de los intereses de toda la deuda, más la devolución del capital de la deuda vencida. La suma del déficit primario o del superávit primario más los intereses que no pueden pagarse con los ingresos fiscales, supone el déficit total, que es anual. El déficit total (o déficit a secas) se da con déficit primario, y también con superávit primario, porque el superávit no es suficiente para pagar los intereses de la deuda.

El déficit anual hay que pagarlo antes o después. En la contabilidad del Estado, pasa a la cuenta de la Deuda pública. La deuda es por tanto la acumulación de los déficits anuales, más préstamos especiales que se hayan pedido (para grandes inversiones en infraestructuras o por el rescate financiero). La deuda pública (también llamada soberana) se expresa básicamente en los títulos de deuda que en el Tesoro español, según su plazo de vencimiento, se dividen en Letras del Tesoro (plazos de 3 a 12 meses), Bonos del Estado (plazos de 2 a 5 años), Obligaciones del Estado (plazos de 10 a 30 años)

Todos los años hay que pagar los intereses de la deuda y devolver el capital de la deuda vencida. La diferencia con el pago de la hipoteca de nuestra vivienda, es que nosotros solemos pagar en las cuotas del préstamo hipotecario, una parte de intereses y a la vez una parte de amortización del capital que con los años va variando en su proporción (de más a menos, de menos a más, respectivamente). Sin embargo, el estado sólo devuelve el capital de la deuda a su vencimiento y totalmente.

Si el estado tiene déficit primario, no puede pagar ni los intereses ni devolver la deuda vencida de modo que se reduzca. Pero sabemos que de hecho, se pagan los intereses y el capital de la deuda. ¿Cómo se consigue?

Excepcionalmente el Estado puede pagar la deuda vencida y reducir deuda pendiente, con el dinero obtenido por las privatizaciones de empresas y propiedades públicas. Pero este no es el caso. De ordinario recurre al mismo método que cuando tiene déficit (pensemos que sin intereses): emitiendo deuda pública. Una parte de la nueva emisión de la deuda irá a adquirir los recursos para abonar los intereses de la deuda que engrosan el déficit, y otra parte para devolver el capital de la deuda vencida. O sea, que para pagar el servicio de la deuda, contrae nuevas deudas, por supuesto, con sus intereses correspondientes. Es la huida hacia adelante.

Como el estado no dispone fondos a partir de los ingresos fiscales, debe endeudarse con unos para pagar la deuda con otros, aunque a veces es con los mismos (un banco compra deuda pública con la que se va a pagar los intereses y la vencida que posee; procurara que la nueva tenga un interés superior porque el estado no resulta fiable en su capacidad de pago). Por tanto, lo que tendremos de hecho, es un reembolso de la deuda de unos, pero no una amortización efectiva en la deuda total, que se mantendrá. Esto es la refinanciación de la deuda.

Lo que cambiará con la refinanciación es que si por ejemplo se ha pagado una deuda de plazo medio, para hacerlo se ha emitido una deuda de plazo corto porque los acreedores ya no se fían a plazo largo. Lo que ocurrirá es que dentro de un año, si se sigue sin tener dinero para la deuda, habrá que refinanciarla. También variará el tipo de interés, que puede subir o bajar.

Lo más conveniente para un estado es, si el tipo de interés no es excesivo, vender títulos de deuda a largo plazo, porque eso le da más margen de tiempo para pagarlo mientras mejora la situación económica y sus ingresos fiscales, porque de todos modos tiene que ir pagando intereses, sea por la deuda a largo o por las refinanciaciones a corto.

Lo que viene ocurriendo hasta ahora es que efectivamente se pagan intereses y capital de la deuda, en el sentido de que hay acreedores que los cobran, pero NO es como terminar de pagarse esa deuda y sus intereses. Los intereses están en el déficit total y provocan la emisión de deuda para poder abonarse. La deuda (el capital de la deuda) no se amortiza realmente, sino que se refinancia, con nueva deuda para pagar vieja.

Así en los Presupuestos Generales del Estado para 2013 contemplaban la emisión bruta (así llaman a la total sin distinciones) de 207.173 millones. De estos, 121.780 millones, correspondían a la refinanciación de la deuda que vencía ese año, es decir, que había que pagar pero no había otro modo que endeudarse nuevamente. Otra parte correspondía a los 38.589 millones del pago de los intereses de la deuda; en contabilidad nacional, estos gastos se sitúan en 36.460 millones. Finalmente 48.020 millones corresponden a las necesidades de financiación neta, es decir, emisión totalmente nueva para poder cubrir déficit primario y porque se necesita para alguna inversión en infraestructura, etc. Si hacéis las sumas, veréis que si contabilizáis la cifra máxima de intereses, el total sobrepasa la emisión bruta, pero si se suma la mínima, el total es inferior a la de emisión bruta. No puedo explicarlo mejor, pero lo fundamental está claro.[Fuente: “Informe sobre la deuda diaria” David Ramírez – Comisión de comunicación del FCSM –Frente Cívico “Somos Mayoría”, encabezado por Julio Anguita-]

Por eso, en los presupuestos del Estado, en los gastos, hay que contemplar el pago de los intereses de la deuda, pero no figura el pago de la deuda vencida a cuenta de los ingresos fiscales, porque aunque se amortice la deuda, se hace mediante la refinanciación. Cuando el estado consiga ingresos suficientes, o haya recortado tanto los gastos sociales de toda la clase trabajadora y el pueblo, y los salariales de los funcionarios y empleados públicos, de modo que tenga superávit primario y superávit total, podrá pagar los intereses y el capital de la deuda vencida, y entonces estará en la contabilidad del estado como un gasto a pagar como los demás, y la deuda total efectivamente se reducirá.

En el documento “Por qué el pago de la deuda es una trampa mortal. El poder del pueblo es la única democracia real.” de 12/2/2014 de UPK ( http://unidadpopulark.blogspot.com.es/ o en versión pdf con ilustraciones en  http://redroja.net/index.php/noticias-red-roja/opinion/2268-por-que-el-pago-de-la-deuda-es-una-trampa-mortal ], se dice lo siguiente:

“En 2013 el Estado pagó [énfasis mío] 190.000 millones de euros por el capital que debía ser devuelto en ese año (151.482 millones de euros), más los intereses (38.590 millones de euros). Teniendo en cuenta que el PIB del Estado español (el valor de la riqueza producida en un año) es aproximadamente 1 billón de euros, pagamos cada año, por la Deuda, el 19% de lo que producimos y casi la mitad del gasto público total (40% del PIB en 2013).”

No puedo discutir sobre la exactitud de las cifras del capital que debía ser pagado ese año (los 151.482 millones de UPK frente a los 121.780 millones del FCMS). Pero lo que parece estar claro, es que esa deuda se pagó, pero mediante refinanciación, emitiendo deuda, de modo que en términos netos de la deuda total del estado, es como si no se hubiese pagado. Si no hay para abonar los intereses, menos hay para la deuda (el capital), aunque todos cobren gracias a contraer nosotros nuevas deudas. Por eso no me parece exacto decir que pagamos tanto por la deuda, porque si fuese así en términos netos, se habría reducido la deuda pública en esa parte y no ha ocurrido. Si por un lado se paga deuda por un importe de 15, pero se logra gracias a la emisión de deuda por 15, estamos en las mismas salvo por las consecuencias a peor en los intereses.

Si debes a alguien 100 de capital y debes pagarle un 2% de interés, y ahora toca devolverle los 102 y no los tienes, se lo pides prestado a otro, y así cancelas la deuda total con el primero. Pero sigues debiendo 102, esta vez al nuevo acreedor, al que a su vez tendrás que pagarle un interés, que puede ser del 2% o más o menos. Es decir, que el perjuicio está en tener que seguir pagando intereses como si no se hubiese cancelado la deuda, a la vez que se renueva la deuda pero incrementada; y si ni siquiera puedes pagar los intereses con los ingresos anuales, tendrás que endeudarte y a la vez pagar intereses. Es así como la deuda va aumentando, por la acumulación de déficit. A la vez que el déficit sigue muy alto por los intereses que toca pagar, presiona directamente a la reducción de los gastos sociales para obtener superávit primario con el que pagar los intereses.

Cuando se tenga superávit primario, es decir, más ingresos que gastos no financieros (corrientes, de capital, transferencias), se podrá destinar ese superávit primario al pago de los intereses, por lo que el déficit total disminuirá. Y cuando ya no haya déficit total, sino superávit total, se podrá destinar al pago de la deuda pública (capital) como ordena la LOEPSF.

En tanto, se puede decir que, en términos globales, no estamos pagado intereses y amortizando deuda, sino generando deuda e intereses crecientes, que generan nueva deuda en tanto no se termine con el déficit primario y el déficit total. Esto es que todavía, en términos totales, no hemos empezado realmente a pagar la deuda, sino que recurrimos al truco de la refinanciación y estamos en la tarea previa de eliminación del déficit. Por eso, acabar con el déficit, es la prioridad fundamental del gobierno.

BBVA Research, el Servicio de Estudios del Grupo BBVA, en su informe de febrero de 2014 titulado “Situación España. Primer Trimestre 2014. Análisis Económico” dice en su página 35: “Si se descuenta el importe del pago por intereses, se estaría registrando ya superávit primario desde finales de 2013”

Es decir, que estaríamos al cierre de 2013 en un 6,7% del PIB de déficit y todo él correspondería ya a que no se han podido pagar los intereses de la deuda, no a la imposibilidad de cubrir los gastos no financieros (los corrientes, etc., explicados antes). Esto quiere decir que el superávit primario se podrá destinar al pago de al menos parte de los intereses sin necesidad de recurrir a la emisión de deuda.

Sin embargo, el Ministro de Hacienda, Montoro, en una entrevista al The Wall Street Journal (11 diciembre 2013), decía que España conseguirá el superávit primario en 2015. Tal vez la diferencia esté en que su previsión es de un superávit primario no ocasional sino estable, sólido.

¿Qué establece al respecto de la deuda la LOEPSF?

Que hay que bajar al déficit estructural cero para 2020, conseguir el déficit total cero cuanto antes para dar prioridad al pago de la deuda que quieren reducir del 100% del PIB al 60% del PIB para la fecha totalmente imposible de 2020.

Con respecto a la deuda sus artículos dicen más en concreto.

Artículo 14. Prioridad absoluta de pago de la deuda pública. Los créditos presupuestarios para satisfacer los intereses y el capital de la deuda pública de las Administraciones se entenderán siempre incluidos en el estado de gastos de sus Presupuestos y no podrán ser objeto de enmienda o modificación mientras se ajusten a las condiciones de la Ley de emisión. El pago de los intereses y el capital de la deuda pública de las Administraciones Públicas gozará de prioridad absoluta frente a cualquier otro gasto.

Artículo 32. Destino del superávit presupuestario. En el supuesto de que la liquidación presupuestaria se sitúe en superávit, este se destinará, en el caso del Estado, Comunidades Autónomas, y Corporaciones Locales, a reducir el endeudamiento neto. En el caso de la Seguridad Social, el superávit se aplicará prioritariamente al Fondo de Reserva, con la finalidad de atender a las necesidades futuras del sistema. El endeudamiento neto es la diferencia entre la deuda emitida y la que toca pagar por su vencimiento, es decir, que habría que proceder a amortizaciones anticipadas, antes de plazo, entiendo.

Disposición transitoria primera. Periodo transitorio. 1. a) 2.º A partir del momento en que la economía nacional alcance una tasa de crecimiento real de, al menos el 2 por ciento anual o genere empleo neto con un crecimiento de al menos el 2 por ciento anual, la ratio de deuda pública se reducirá anualmente, como mínimo, en 2 puntos porcentuales del Producto Interior Bruto nacional. Es decir, que si tenemos una deuda de 100, que supone el 100% en un PIB de 100 que sube a 102, la deuda debe pasar a representar el 98% de ese PIB, por lo que no deberá reducirse (102 x 98%) de 100 a 99,96. Atiéndase que esa reducción deberá darse aunque haya déficit público, pues basta que haya ese crecimiento.

CONCLUSIONES: Se empezará a pagar de forma neta el servicio de la deuda cuando exista superávit primario, más cuando exista crecimiento del 2% del PIB, y más cuando exista superávit total. Mientras, el pago se hace ante todo refinanciando la deuda. Los recortes, ahora, no vienen causados tanto por el pago de la deuda y sus intereses, como por la necesidad previa de reducir y eliminar el déficit para empezar el servicio neto de la deuda.

En consecuencia, por criterios meramente económicos, ahora, tiene preferencia la lucha contra los recortes, contra la reducción del déficit público a costa de los recortes, y contra la prioridad al pago de la deuda. Esto es, contra la LOEPSF y el TSCG de la U.E.

Una forma práctica transitoria de poner la zancadilla ahora al pago de la deuda, es impedir que se baje el déficit, que se estabilice el superávit primario, porque rechazamos la vía de los recortes sociales de la mano de la LOEPSF. Es decir, el No al pago de la deuda pasa ahora por el No a la reducción del déficit a nuestra costa, por la preferencia al NO a los recortes, por la exigencia de derogación de la LOEPSF.

En cuanto a los criterios políticos, ya los he establecido en la sección II.

El arte de la estrategia política, consiste en saber dar en cada momento concreto el paso que permite de verdad avanzar (no en los sueños o las pretensiones voluntaristas), en lugar de retrasarse o, por querer adelantos fuera de tiempo y lugar, tropezarse.

PARA PROFUNDIZAR: algunos de mis artículos más relacionados con éste. CÓPIALO para ir accediendo con tiempo a los enlaces.

22M Madrid. Romper el motor del austericidio uniendo fuerzas con los franceses en huelga contra él el 18 de marzo” (10/3/2014) ——–  http://www.kaosenlared.net/secciones/s2/laboraleconomia/item/82658-22m-madrid-romper-el-motor-del-austericidio-uniendo-fuerzas-con-los-franceses-en-huelga-contra-%C3%A9l-el-18-de-marzo.html

18 marzo, huelga contra el TSCG de la U.E. El camino lo muestran los trabajadores franceses. Aquí el 22M en Madrid” (1/3/2014) Aquí está como archivo pdf adjunto el original de la hoja de París —–  http://www.kaosenlared.net/component/k2/item/81980-18-marzo-huelga-contra-el-tscg-de-la-ue-el-camino-lo-muestran-los-trabajadores-franceses-aqu%C3%AD-el-22m-en-madrid.html ——- “Francia, recorte público de 65.000 millones para 2014-2017 por el TSCG. España, peor con la LOEPSF. Caso Gamonal” (16/1/2014) ——-  http://www.kaosenlared.net/secciones/s2/laboraleconomia/item/78435-francia-recorte-p%C3%BAblico-de-65000-millones-para-2014-2017-por-el-tscg-espa%C3%B1a-peor-con-la-loepsf-caso-gamonal.html

22M en Madrid. Todos contra la LOEPSF, motor del austericidio y pilar del Nuevo Régimen antisocial de la U.E.” (6/2/2014) —–  http://www.kaosenlared.net/secciones/s2/laboraleconomia/item/80085-22m-en-madrid-todos-contra-la-loepsf-motor-del-austericidio-y-pilar-del-nuevo-r%C3%A9gimen-antisocial-de-la-ue.html

¡Ni un parado sin ingresos dignos! ¡Abajo la austericida LOEPSF! ¡No al Parlamento Europeo verdugo del TSCG!” (27/1/2014) ——-  http://www.kaosenlared.net/secciones/s2/laboraleconomia/item/79227-%C2%A1ni-un-parado-sin-ingresos-dignos-%C2%A1abajo-la-austericida-loepsf-%C2%A1no-al-parlamento-europeo-verdugo-del-tscg.html

Podemos”. Un Programa de “clase media” indignada que no sirve a los trabajadores y contribuirá a derrotarnos” (6/3/2014)  http://www.kaosenlared.net/component/k2/item/82359-%E2%80%9Cpodemos%E2%80%9D-un-programa-de-%E2%80%9Cclase-media%E2%80%9D-indignada-que-no-sirve-a-los-trabajadores-y-contribuir%C3%A1-a-derrotarnos.html

Dos IMPRESCINDIBLES ¿Qué son el Tratado y la Ley de Estabilidad? Abaratar, empobrecer y derrotar para 2020. Futura política fiscal” (31/08/2012) seleccionado como “Destacado” —–  http://www.kaosenlared.net/especiales/e/elcapitalismoenbancarrota/item/29222-%C2%BFqu%C3%A9-son-el-tratado-y-la-ley-de-estabilidad?-abaratar-empobrecer-y-derrotar-para-2020-futura-pol%C3%ADtica-fiscal.html —— “Austericidio, su verdadero alcance. Galgos y podencos del déficit 0 de la Ley de Estabilidad. Saber para vencer” (29/01/2013) —–  http://www.kaosenlared.net/especiales/e/elcapitalismoenbancarrota/item/45262-austericidio-su-verdadero-alcance-galgos-y-podencos-del-d%C3%A9ficit-0-de-la-ley-de-estabilidad-saber-para-vencer.html

Para acceder a los artículos y libros que vengo publicando en Kaosenlared: Para el último y los más recientes, en el buscador de Kaos (pones: Aurora Despierta marcas: Frase exacta y Artículos K2), aunque no es completo (falta el de “Ignacio Ramonet…” -9/2/2013-, y ya no entran muchos hasta el comienzo del nuevo Kaos, tampoco los de Kaos Antiguo). Más cómodo: para tener la relación de todos los artículos hasta el 16/1/2014 la encontrarás en la versión PDF de “Pablo Iglesias. Mover ficha en el trucado tablero electoral. ¿De la indignación, a la derrota por la ilusión? PDF”(21/1/2014). Con el buscador Google (en Yahoo no sale): “Aurora Despierta” site:kaosenlared.net Y hacer clic en la primera dirección que pone: Aurora Despierta. Kaos en la Red. Os da acceso a “Mi página” en Kaosenlared. Sale una relación más amplia que con el buscador de Kaos, con acceso directo, pero sin poder llegar hasta el más antiguo. En “Mi página”, aparecen algunos de mis artículos, con su imagen. Son los que tienen mi nombre en letra roja, lo que da acceso a “Mi página” y los coloca ahí de esa forma.