1ª condena a Deliveroo. Víctor Sánchez: «Esto no lo hago por dinero, sino porque tengo ideales»

Víctor Sánchez y Deliveroo fueron a juicio después de que la compañía prescindiera de los servicios del rider justo cuando se planteaba montar un colectivo que combatiese «la precariedad laboral» dentro de la plataforma digital, según el relato del trabajador. Segun la compañía, esta prescindia de sur servicios por motivos laborales.

El ‘rider’ de Deliveroo que fue despedido de manera «improcedente» por la empresa de reparto de comida a domicilio, Víctor Sánchez, ha indicado que rechazó el dinero que le ofrecieron desde la compañía para que retirara la demanda contra ellos porque era «más importante» seguir con el «camino de la lucha». «Esto no lo hago por dinero, sino porque tengo ideales y creo en ellos».

Así manifestó Sánchez este lunes en rueda de prensa tras conocer la sentencia del juzgado número 6 de València, que ha fallado que los trabajadores de la empresa de reparto de comida a domicilio Deliveroo no trabajan por cuenta propia a pesar de que pongan su vehículo y móvil propio para su cometido sino que mantienen una relación laboral con la compañía.

Según señala una resolución que considera «improcedente» el despido de uno de sus ‘riders’, repartidor, y obliga a readmitirlo en las mismas condiciones que antes del despido o abonarle una indemnización de 705,13 euros.

La jueza, Ana Belén Díez Farto, ha dictado su sentencia basándose en las conclusiones que la Inspección de Trabajo de Valencia plasmó en un expediente abierto a la compañía de comida a domicilio, según el letrado.

En él, el órgano dependiente del Ministerio de Empleo y Seguridad Social asegura que «la relación civil que [la empresa] pretende crear esconde una relación laboral». Por tanto, no era autónomo sino un asalariado.

La magistrada del juzgado considera de esta forma probada la existencia de una relación laboral entre el repartidor con la empresa ya que en la prestación de este servicio se cumplen las características exigibles de «ajeneidad y dependencia» que marcan los trabajos por cuenta ajena. «Rasgos que solo son concebibles en el trabajo dependiente y por cuenta ajena»

Sánchez, que ha estado acompañado del representante de Intersindical Valenciana, Marco Llerena, y del ‘rider’ que ha interpuesto una denuncia a Inspección de Trabajo, Carlos Iglesias, ha explicado que desde Deliveroo le ofrecieron «cinco cifras», una cantidad «sustanciosa» de dinero, para que retirara la demanda y se acogiera únicamente a la demanda colectiva, con juicio fijado para el 25 de febrero de 2019 por 100 trabajadores de la empresa en València.

«Esto no lo hago por dinero, sino porque tengo ideales y creo en ellos. Si lo cogiera les estaría dando la razón a ellos, que desde el principio dicen que lo hacemos por dinero»

Víctor Sánchez.

Llerena ha elogiado la «dignidad» del ‘rider’, que le ha llevado a «sostener la causa por encima del beneficio económico» y ha indicado que la sentencia les da la «razón», ya que explica que se trata de un «despido improcedente», aunque considera «lamentables» las cifras de indemnización.

«Queda absolutamente claro que los ‘riders’ son trabajadores por cuenta ajena, por lo tanto están sujetos al estatuto de los trabajadores, a un contrato de trabajo y a unas normas y una regulación», ha señalado el representante de Intersindical.

Sánchez también ha criticado que las personas que «levantan la voz» son «sentenciadas» por Deliveroo: «Al principio te despedían, luego te quitaban horas de trabajo y perdías dinero, y ahora te quitan pedidos. Lo que hacen es dirigir los pedidos a la gente que son fieles, que no se quejan, que trabajan todos los días sin vacaciones y agachando la cabeza».

El ‘rider’ ha explicado que este tipo de prácticas son «difíciles» de demostrar, pero ha manifestado que quienes están dentro de la empresa «saben que es así». «En una de las concentraciones que hicimos el año pasado, hubo gente de la empresa que se dedicó a pasar por allí para hacernos fotos y saber quiénes éramos», ha indicado.

Sánchez también ha señalado que están en «contacto» con trabajadores de otras empresas de reparto, como Glovo, Uber o Just Eat: «Parece que la mensajería está compuesta de falsos autónomos».

.

Fuentes: El Diario.es, El Mundo, Xalaka

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS