Publicado en: 11 febrero, 2019

13 de febrero: día contra la tortura

Por Amnistaren aldeko eta errepresioaren aurkako mugimendua

El 13 de febrero se cumplen 38 años desde que que Joxe Arregi muriera en la cárcel de Carabanchel como consecuencia de las heridas causadas por las torturas que la Policía Española le infligió durante el periodo de detención. Desde entonces, esta fecha a adquirido una referencialidad absoluta en Euskal Herria en la lucha contra […]

El 13 de febrero se cumplen 38 años desde que que Joxe Arregi muriera en la cárcel de Carabanchel como consecuencia de las heridas causadas por las torturas que la Policía Española le infligió durante el periodo de detención. Desde entonces, esta fecha a adquirido una referencialidad absoluta en Euskal Herria en la lucha contra la tortura.

La tortura en las comisarías no es una actividad casual llevada a cabo por algunos funcionarios que se encontraban fuera de sí, sino el resultado de toda una maquinaria creada por el Estado español para castigar a la disidencia. Son parte de esa maquinaria los policías, pero también lo son los jueces, los fiscales, los médicos forenses de los juzgados, los abogados de oficio que se amilanan ante los policías, los políticos que garantizan toda esta maquinaria y, cómo no, esos medios de comunicación de grandes empresarios que crean corrientes de opinión favorables a la tortura.

Es imprescindible entender el papel que desempeña la tortura para entender la propia lucha de liberación de Euskal Herria. En la medida en que la tortura es un método de opresión crudo, también la lucha contra los torturadores ha sido necesariamente cruda ya que, mientras el sistema les ha protegido, premiado y pagado, el pueblo ha puesto en marcha sus propios mecanismos de defensa. No olvidemos que aunque ETA mató en 1968 al conocido torturador Melitón Manzanas, hasta hoy han sido muchos los que han cumplido el papel de Manzanas o le han dado cobertura.

Son muchxs lxs militantes vascxs que todavía siguen cumpliendo condenas de cárcel basadas en las declaraciones robadas mediante la tortura. Denunciar este hecho nos debe servir para legitimar la militancia de estxs presxs políticxs y reforzar la lucha por la amnistía. Por eso, llamamos a participar en las concentraciones que llevaremos a cabo el miércoles 13 de febrero a las 19:30 en Gasteiz (Virgen Blanca) y Bilbo (frente al Gobierno Civil).

En Euskal Herria, a 9 de febrero de 2019.

Movimiento Pro Amnistía y Contra la Represión.

Gasteizko deialdiaren kartela

Bilboko deialdiaren kartela

COLABORA CON KAOS