Guatemala. “Más impuestos a un costo social alto”

Publicidad

El economista, politólogo y doctor en Tributación Édgar Alfredo Pape Yalibat, en entrevista con Prensa Libre, señaló como prioridad cambiar la estructura tributaria regresiva del país, al referirse al nuevo paquete de impuestos planteado por el Ejecutivo la semana anterior.

Pape Yalibat, quien tiene una maestría en Políticas Públicas por la universidad de Harvard, ha externado en redes sociales su visión sobre la interacción entre economía y política, así como   opciones  para aumentar la recaudación.

“Los diputados me apenan, dicen esperar iniciativas del Ejecutivo para ‘analizar’. ¿Ignoran acaso que están dotados de iniciativa propia de ley? Ellos deben proponer opciones técnicas tributarias”, escribió Pape  en su muro de Facebook.

“Como el conocimiento no debe ser monopolio, podemos decirles sin costo cómo formularlos y por qué”, destacó el economista.

¿Usted está de acuerdo o en contra del nuevo paquete de impuestos?

Existen muchas formas de poder mejorar la caja fiscal.

En este momento, lo más importante que observo de la propuesta es que si bien estoy de acuerdo con  la intención, porque el Gobierno necesita de recursos, ese objetivo lo está persiguiendo a un alto costo, porque toca de nuevo impuestos indirectos que afectan a la mayoría de la población.

¿A qué se refiere con impuestos indirectos?

Hasta ahora el principio de capacidad de compra no se cumple; por ejemplo: “el que tenga más, que pague más” no se aplica, tenemos una estructura de recaudación basada en impuestos indirectos que afectan el consumo popular, como en este caso el incremento a las tasas al impuesto a la distribución del petróleo.

 ¿Cuál es el  impacto para el contribuyente?

La propuesta la observo parcial, porque no la plantearon para combatir la estructura del sistema, sino es más de lo mismo. Buscan recursos, pero a un  costo social alto, del lado de los combustibles especialmente.

La idea del  impuesto sobre la renta, ahí están esperando bastante de los contribuyentes que están en relación de dependencia; se ha tocado la renta a capital. En este caso hubieran sido mejor los dividendos, al menos para equipararlos en un 10%.

¿Por qué considera que  se debe cambiar la estructura tributaria, que Ud. llama regresiva?

Una estructura tributaria regresiva está compuesta por inequidad, insuficiencia —no alcanzan los recursos, frente a las necesidades del país—  e ineficiencia. De manera  que si quisiéramos tener como objetivo eliminarlas y en ese orden prioritario, yo plantearía ingresos que vayan directamente a atenuar las inequidades que crea el mismo sistema tributario.

¿Cuáles propone?

Si estuvieran vigentes  los precios de transferencia estaríamos atacando la inmoralidad en el comercio exterior ¿Qué ocurrió con el caso de La Línea y la evasión aduanera?

La autoridad tributaria no tiene instrumentos para detectar las subfacturaciones y las sobrefacturaciones de exportaciones, y si se sobrefacturan es porque ahí hay un negocio con la devolución del crédito fiscal.

¿A qué se refiere el impuesto al patrimonio neto para seguridad y justicia?

Colombia es el mejor ejemplo de ello. En transparentar el patrimonio neto. Por eso, elevar del 25 al 29% al régimen de utilidades —que se aplica a grandes empresas— no es lo correcto, es en los individuos que está la riqueza. Un impuesto al patrimonio neto significa ingresos, menos pasivo y lo que queda neto se le cobra una tasa impositiva entre el 1 y 2.5%, no es sobre los ingresos brutos y son dirigidos a la seguridad democrática y a la justicia.

Usted plantea cobrar impuestos verdes…

Los impuestos verdes como el impuesto al valor agregado al medio ambiente, la tierra, bosque, agua, es un impuesto al cuido de la tierra. Es decir, el que contamina paga.

Si una empresa pasa por un  río, el Estado debe velar porque la empresa no contamine, y de llegar a suceder debe resarcir a las comunidades.

¿Por qué ve los impuestos a  las telecomunicaciones son opción?

Las ondas electromagnéticas son patrimonio del Estado y se debe cobrar el uso que se les está dando, es reactivar el impuesto a la telefonía, porque es uno de los sectores más dinámicos de la economía en Guatemala. Estamos defendiendo el patrimonio público.

¿Cuánto se podría recaudar con un impuesto a la telefonía?

Lo mínimo que se puede obtener anualmente son Q12 mil millones, sin afectar la ley de competencia, para que obtenga los resultados esperados.

Con esos impuestos estaríamos entre el 16 al 18% del producto interno bruto.

¿Por qué existe un debate cuando se habla de nuevos impuestos?

Lamentablemente siempre hay una opinión proempresarial y antifiscal, antitributaria. Tenemos una especie de resistencia al tributo a pesar de que todos los ciudadanos tenemos el deber de contribuir con el gasto público. Existe mucha hostilidad contra ese tipo de tributos y contra las autoridades; forma parte de la cultura. La inmoralidad que ha caracterizado a nuestro desarrollo tiene raíces profundas y es como un fantasma en todos los sectores de la economía.

Exmiembro del Directorio

La experiencia académica y  profesional de Édgar Alfredo Pape Yalibat le permitió colaborar en organismos nacionales e internacionales. Además ha publicado varias investigaciones.

Ha trabajado con el Banco Mundial, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso).

Fue miembro suplente del Directorio de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) y estudió una maestría en Políticas Públicas en Kennedy School of Government, de la Universidad de Harvard.

Posee un título de economista por la  Universidad de San Carlos de Guatemala y estudios en la Universidad Galileo de Guatemala.

Reintera postura

Edgar Alfredo Pape publicó en su perfil de Facebook el siguiente comentario, anoche: “ Si bien se requiere calidad de gasto, funcionarios más probos y eficientes, procesos más ágiles, estos males de la burocracia no deben ser falacias para negar la necesidad de más financiamiento para el Estado. Estoy en contra de la regresividad de esta reforma pero apoyo aquella imposición que toque las rentas y el patrimonio tanto publico como privado…”

 Más adelante hace una comparación: “Al igual que en los Juegos Olímpicos de Río, a nuestro enclenque Estado, casi cadavérico, no podemos exigirle que tenga una calidad del gasto de energías como las del jamaicano Usaín Bolt”.

 

 

“Más impuestos a un costo social alto”

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More