(Vídeos) 52 personas asesinadas y más de 2000 heridas deja la masacre sionista de ayer en Gaza

Por Kaos. Derechos humanos

“Uso desproporcionado de la fuerza” dice la ONU pero como siempre no va más allá de palabras vacías, papel mojado. Países retiran embajadores de Israel por agresión en Gaza. No son “enfrentamientos” son asesinatos. Crímenes cometidos por el Estado de Israel. Han muerto niños, niñas y bebés en esos ataques sionistas. Gaza vive este martes otra jornada de protestas, después de la masacre causada ayer lunes por Israel, el día más mortífero en cuatro años.

Al menos 52 palestinos y palestinas, -entre ellas niños, niñas y bebés- han sido asesinados y más de 2.400 han resultado heridos en las protestas en la frontera de Gaza contra el traslado de la Embajada de EEUU de Tel Aviv a Jerusalén, que tuvo lugar en el día de ayer, y con motivo de la Marcha del Retorno, que reclama el derecho de las personas refugiadas a regresar a sus hogares.

Hay convocada una huelga general en Cisjordania y en Jerusalén Este, en el Día de la Nakba (desastre en árabe), en el que los palestinos recuerdan siete décadas de exilio y de pérdida de territorios tras el nacimiento de Israel. En Jerusalén Este está siendo ampliamente secundada. Gaza vive este martes otra jornada de protestas, después de la masacre causada ayer lunes por Israel, el día más mortífero en cuatro años.

Los palestinos están enterrando hoy a las víctimas, tras la masacre emprendida ayer por el Ejército israelí.

No son “enfrentamientos” son asesinatos, crímenes cometidos por el estado de Israel

El ministerio de Salud de la Franja de Gaza informó ayer a  primera hora de la tarde que 52 palestinos y palestinas habían muerto y más de 2.000 habían resultado heridas, por disparos efectuados por  soldados israelíes en la frontera entre Israel y la Franja de Gaza donde 40.000 palestinos se concentraron ayer lunes para protestar contra la inauguración de la embajada de EEUU en Jerusalén y también para manifestarse por la llamada “Marcha del Retorno”.

Según confirmó el portavoz del Ministerio de Salud palestino en Gaza, Ashraf al Qedra, el primer muerto fue Anas Qudieh, de 21 años, por impacto de bala en el este de Jan Yunis, en el sur del enclave. Poco después moría otro joven, identificado como Musab Abu Leila, de 28 años, en las manifestaciones en el este de Yabalia, en el norte de la Franja, confirmó el mismo portavoz.

Más tarde se informó de la muerte de otros cinco palestinos, entre ellos un menor, Izaldin Musa Al Samak, de 14 años; Obaidan Salem Farhan, de 30 años; Mohamed Ashraf Abu Stah, de 26; Izaldin Nahid al Aweiti, de 23; y Bilal Ahmed Abu Daqa, de 26. Del resto, aún no hay identidades confirmadas.

El Ministerio cifró en un millar los heridos atendidos de diversa gravedad. El servicio de emergencias Media Luna Roja (equivalente local a la Cruz Roja) confirmó que la mayoría de ellos resultaron heridos de bala y el resto por metralla procedente de disparos, inhalación de gases, golpes y contusiones. Testigos en la zona señalaron a la Agencia Efe que los manifestantes lograron romper la valla divisoria en uno de sus puntos y que decenas o cientos de ellos estaban cruzando al territorio israelí, y el Ejército declaró a Efe no les costa “la infiltración”.

Un portavoz de Hamás indicó en un comunicado que “los palestinos no aceptarán vivir bajo el bloqueo que se ha impuesto en la Franja de Gaza y están determinados a escribir su documento de autodeterminación”.

Manipulación y mentiras: Fue una “Operación terrorista”, según la versión de Israel

El Ejército israelí acusó en un comunicado a los islamistas de “dirigir una operación terrorista bajo cubierta de masas de gente en diez localidades de Gaza”. “De acuerdo a las propias declaraciones de Hamás y a la información que poseemos, Hamás intenta realizar una serie de ataques terroristas, incluida la infiltración masiva en Israel desde varios puntos que pretende dañar a los ciudadanos de Israel y las fuerzas de seguridad”, señala. 
Las operaciones palestinas para intentar ataques “han tenido lugar en las últimas semanas y probablemente van a escalar hoy”, añadió la nota castrense. Ese texto aseguró que en estos momentos hay “unos 10.000 manifestantes violentos en varias localidades a lo largo de la frontera, y miles más se están congregando en tiendas situadas a un medio kilómetro de la valla de seguridad”.
Las fuerzas israelíes, agregó, están respondiendo con métodos de dispersión de masas y con fuego real y están “operando de acuerdo a los procedimientos de actuación estándar”.

El Ejército israelí ha reforzado su presencia en la zona con varios batallones y comandantes militares están en el terreno para conducir las operaciones. Se ha declarado la región adyacente área militar cerrada y también se ha prohibido sobrevolar el espacio aéreo de Gaza.

Justificar lo injustificable

Esta mañana, en un gesto que ya se empleó en el pasado, en operaciones militares de gran magnitud, Israel ha lanzado pasquines desde el cielo de Gaza, atacando a Hamás y justificando sus cargas, que equivale a decir las decenas de asesinatos y las miles de graves de heridas infligidas a 2 mil personas.

Hace unos minutos, aeronaves de las FDI volvieron a distribuir folletos advirtiendo sobre el acercamiento a la valla de seguridad, intentando sabotearla o llevar a cabo ataques terroristas.

Además, la aviación israelí ha bombardeado objetivos de Hamás en “respuesta” a disparos contra las tropas en la frontera. “Los aviones atacaron los puestos militares de Hamás cerca de la zona de Yabalia después de que las tropas recibieran disparos desde el norte de la Franja. Ningún soldado resultó herido”, (N. de R.: Obviamente, los muertos y muertas los pone Palestina) indicó en un comunicado el ejército. Además, la nota militar aseguró que se ha “frustrado un ataque terrorista” al disparar contra tres palestinos que “intentaron colocar un artefacto explosivo junto a la valla de seguridad en el área de Rafah”, y confirmó su muerte.

La agencia Reuters recuerda que hasta hoy ya iban 45 palestinos muertos por disparos israelíes desde que comenzaron las protestas, el 30 de marzo pasado. Israel sostiene que sus tropas han usado munición real para evitar que se dañe o se rompa la cerca fronteriza, parte del bloqueo por tierra, mar y aire que tiene impuesto en Gaza desde hace 11 años.

“Uso desproporcionado de la fuerza” dice la ONU pero como siempre no va más allá de palabras vacías, papel mojado.

El Comité de la ONU para la Prevención de la Discriminación Racial ha emitido justamente hoy una declaración urgente en la que pide al Gobierno de Israel que haga cesar “el uso desproporcionado de la fuerza” contra los palestinos que participan en la Gran Marcha de Retorno. Como parte de un mecanismo de “alerta y acción urgente” con el que cuenta para casos que requieren un pronunciamiento urgente por ser de vida o muerte, el Comité exhortó a Israel a abstenerse de “cualquier acto que provoque más víctimas” y que permita que los palestinos heridos reciban atención médica.

El Comité indicó que las informaciones que maneja indican que “varias de las personas que han muerto o resultado heridas no constituían una amenaza inminente cuando se les disparó”. Además, denunció que hay indicaciones de que las autoridades israelíes han obstaculizado que los heridos reciban un tratamiento adecuado.

Asimismo, el Comité reclamó a Israel que garantice el respeto de los derechos fundamentales a la vida y a la seguridad personal de los palestinos que están bajo su control efectivo, como es el caso de los que se encuentran en Gaza. Desde que el grupo islamista Hamás ganó en 2006 las elecciones en ese territorio, Israel le impuso un bloqueo sobre todo lo que entra y sale de la zona, incluidos bienes y personas.

El Comité de la ONU también reclamó que las autoridades tomen medidas contra el aumento de los mensajes y discursos racistas y que incitan a la violencia contra los palestinos.

Finalmente, lamentó que se niegue a los palestinos el acceso a mecanismos para que obtengan justicia ante los abusos sufridos, por lo que pide a Israel que se investigue de manera independiente tales hechos y que se juzgue a los responsables.

“Estados Unidos comparte la responsabilidad de esta matanza”

“La administración estadounidense es tan responsable como Israel de esta matanza”, ha escrito en Twitter el portavoz del gobierno turco, Bekir Bozdag.

“Con el traslado de su embajada a Jerusalén, la administración estadounidense socavó las opciones de una solución pacífica y provocó un incendio que causará aún más pérdidas humanas, destrucciones y catástrofes en la región”, ha agregado.

Recep Tayyip Erdogan, presidente turco, ha asegurado este lunes en una conferencia que, con la decisión de trasladar su embajada en Israel de Tel Aviv a Jerusalén, Estados Unidos ha perdido su poder para mediar en Oriente Medio.

“Con su último paso, Estados Unidos ha elegido ser parte del problema, no de la solución, y ha perdido su papel como mediador en el proceso de paz”, ha lamentado Erdogan en una conferencia en la organización de política internacional Chatham House.

Piden “contención” y “proporcionalidad” a Israel

La Alta Representante de Exteriores y Política de Seguridad de la UE, Federica Mogherini, ha pedido a Israel que respete el derecho a la protesta pacífica y “el principio de proporcionalidad en el uso de la fuerza”.

En un comunicado, se ha dirigido también al grupo islamista Hamás y a los líderes de las manifestaciones para recordarles que “deben asegurar que se mantienen en términos estrictamente no violentos y que no se deben utilizar para otros objetivos”.

“Estos días, palestinos e israelíes conmemoran momentos definitorios para sus naciones”, ha afirmado Mogherini, que ha añadido que “cada lado del conflicto tiene reclamaciones legítimas y aspiraciones que necesitan ser reconocidas mutuamente”. Por ello, ha hecho una llamada a “la sabiduría y el coraje” que permitan a devolver a las partes a la mesa de negociación para buscar una solución política.

El ministro de Exteriores de Francia, Jean-Yves Le Drian, ha instado por su parte a las autoridades israelíes a actuar con “contención” y a hacer un uso “estrictamente proporcionado” de la fuerza para reprimir a los manifestantes palestinos, después de que decenas de personas hayan sido abatidas en la frontera con la Franja de Gaza.

 

 

 

 

Países retiran embajadores de Israel por agresión en Gaza: Sudáfrica y Turquía tomaron la decisión tras las agresiones contra quienes protestaban por el traslado de la embajada de EE.UU. a Jerusalén.

El Gobierno de Sudáfrica anunció el retiro de su embajador en la ciudad israelí de Tel Aviv tras la represión de este lunes que dejó más de 50 palestinos fallecidos y más de dos mil heridos

“Dada la índole indiscriminada y grave del último ataque israelí, el Gobierno de Sudáfrica ha tomado una decisión de retirar al embajador Sisa Ngombane con efecto inmediato y hasta nuevo aviso”, declaró el portavoz de la Cancillería, Ndivhuwo Mabaya.

Cientos de palestinos protestaron por el traslado de la embajada estadounidense a Jerusalén, luego de que Israel la reconociera como capital de su territorio.

FUENTE: Reuters

 

Asimismo, solicitaron a las Fuerzas de Defensa israelí a detener las acciones “destructivas en territorios palestinos”.

Por su parte, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, llamó a consulta a los embajadores en Israel y Estados Unidos (EE.UU.) por la masacre perpetrada contra los manifestantes, entre ellos, dos niños de 12 y 14 años de edad.

“Turquía reaccionará con dureza ante esas acciones, ya llamamos a consultas a nuestros embajadores en Washington y Tel Aviv y además convocamos una cumbre extraordinaria de la Organización para la Cooperación Islámica”, aseguró el mandatario.

El Gobierno turco indicó que el martes declararán un duelo nacional por tres días en homenaje a las víctimas de la masacre en la Franja de Gaza.



Varias Fuentes: agencias, Aporrea, Telesur, Luigino Bracci Roa, Walter Martínez, diario Octubre

COLABORA CON KAOS